Yopal, ¿82 años en la sin salida como destino turístico?

Yopal, 82 años entre la nostalgia de la bonanza petrolera y la sin salida como destino turístico

La capital del Casanare tiene todo el potencial para fortalecer su componente turístico: es extenso y tiene alternativas no exploradas de turismo ecológico

Por: Andrés Camilo Atehortúa Sequeda
julio 08, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Yopal, 82 años entre la nostalgia de la bonanza petrolera y la sin salida como destino turístico

Muchas personas podrían decir que es imprudente que alguien como yo: un bogotano de mediana edad que lleva poco tiempo radicado en Yopal, tenga la osadía de hablar de un lugar que lleva poco tiempo conociendo.

A las personas que lo vean así, no les pienso quitar el mérito de considerarme atrevido. Sin embargo, considero que no se necesita llevar mucho tiempo viviendo en algún sitio para saber qué le hace falta para ser mejor; más aún, cuando vengo de una ciudad (Bogotá) que, según estimaciones hechas por el DANE para el 2022 tiene 43 veces más población.

En esa medida, uno podría decir que a mayor población, mayor diversidad de gustos y, por ende, mayor oferta de entretenimiento. Esta conexión lógica pierde valor de verdad si tenemos en cuenta el contexto, es decir, lo que hace cada gobierno por formalizar y crear espacios para el esparcimiento de locales y visitantes.

Un ejemplo claro que muestra que no hay una relación inquebrantable entre población y oferta cultural es el municipio de Tauramena, también en el Casanare, pues basta con hacer una pequeña búsqueda en internet de destinos turísticos en el departamento para ver que la oferta de Tauramena es bastante amplia ¿Y Yopal?

Al respeto, debo decir que Yopal es un municipio que desde mi llegada me ha mostrado la calidez de sus habitantes, y aunque según me dicen quienes llevan toda la vida viviendo allí, la seguridad ha empeorado, todavía hay una ligera sensación de tranquilidad al andar, situación que tristemente en Bogotá y otras ciudades pasó a ser de antaño.

En general, puedo decir que hasta el momento Yopal se ha "portado muy bien conmigo". Ahora bien, el hecho que mi percepción del municipio sea favorable no excluye un punto que es una realidad y que, si la administración no toma cartas en el asunto, se puede volver una pérdida significativa a nivel económico, se trata de la pobre oferta turística que tiene la capital del Casanare.

Sé que es complicado pedir grandes eventos y lugares para el sano esparcimiento a un municipio que justamente este 8 de julio cumple ochenta y dos años de vida administrativa. Yopal es una de las capitales más jóvenes de Colombia y enhorabuena es una de las ciudades con mayor crecimiento y población de jóvenes en el territorio nacional, lo cual le puede augurar un bonito futuro.

 - Yopal, ¿82 años en la sin salida como destino turístico?

No obstante, al hablar con muchas de las personas que llevan al menos quince años en el lugar, la mayoría coincide en que la mejor época del municipio se dio con la llamada "bonanza petrolera", hecho que explicaría el gran número de hoteles y hospedajes, pero que en este tiempo no se justifica ante las pocas atracciones turísticas o actividades económicas importantes, al menos dentro del casco urbano del municipio.

Los hoteles eran los lugares de paso de los ingenieros y trabajadores de las compañías extractoras, y en su momento se convirtieron en el principal sostén de muchas familias. Lamentablemente, para estas empresas familiares, la dicha del oro negro terminó, las compañías se fueron y Yopal se quedó como capital departamental ¿Ahora qué? Terrible pregunta existencial para una ciudad que tenía en la actividad extractora uno de sus principales fuentes de ingreso.

Así que, surge en el horizonte económico la alternativa del turismo, del mismo modo que también lo quiere hacer el actual gobierno. Pero aquí tenemos un problema: si queremos reemplazar una cosa por la otra, y en particular pasar de una actividad de interés multinacional a una más regional como lo es el turismo, sin duda, se necesita de una verdadera voluntad política tanto de particulares como del Estado, y esto es lo que veo no ha llegado a buen término en Yopal.

A cualquier visitante de Yopal se le sugiere visitar los miradores como el de la Virgen de Manare o apreciar "la biblia más grande del mundo"; son experiencias bonitas, sin duda, pero ahí termina todo. Como resultado, Yopal se convierte en un lugar de paso sin relevancia. El interés del turista va en busca de otro destino, y municipios como Tauramena, Villanueva u Orocué o hasta otros departamentos, como el Meta, vienen a satisfacer esa demanda de experiencias del visitante.

La capital del Casanare tiene todo el potencial para fortalecer su componente turístico: es extenso, tiene alternativas de turismo ecológico, reitero, su gente es amable. No obstante, si no hay una apuesta real por invertir en logística en infraestructura, en diversidad cultural y por supuesto, en difusión, Yopal será solo un paso obligado, no destino del turista, y sus habitantes, dentro de los que me incluyo, seguiremos hablando de la "bonanza petrolera" como si se tratara del Jardín del Edén del cual fuimos expulsados.

Por último, Yopal tiene un aeropuerto (El Alcaraván) que está en proceso de convertirse en aeropuerto internacional si el proyecto es aprobado en el Congreso. Esto puede ser otro punto a favor del turismo solo si se hacen los movimientos correctos, porque sería otro golpe para la economía local que los visitantes internacionales lleguen al municipio, viéndolo como un paso obligatorio, ya que allí "no hay algo para hacer".

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
El autoritarismo en el mundo: un recordatorio a quienes violentan la vida

El autoritarismo en el mundo: un recordatorio a quienes violentan la vida

Nota Ciudadana

"Avísame cuando llegues": el mantra entre mujeres

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--