"Yo estoy contigo EPM en la medida que hagamos las cosas bien"

"Como un simple ciudadano que paga sus impuestos y cuentas de servicio público, quiero saber si hubo o no incumplimiento de las exigencias"

Por: David Emilio Restrepo Correa
mayo 22, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Foto: EPM

No veo por qué pedir que se investigue la responsabilidad de EPM en la tragedia socioambiental de Hidroituango signifique estar en contra de esta institución de Medellín o de Antioquia. Desde pequeño he estado muy orgulloso de EPM por su crecimiento como empresa pública exitosa, social y ambientalmente responsable (en contra de los argumentos que justificaban la privatización de todo), pero también estoy de acuerdo con la transparencia en la gestión de los recursos públicos. Recuerdo cuando Alonso Salazar, de alcalde, decía: "Nos gusta que nos investiguen". Esa actitud generaba confianza y tranquilidad.

Así que sí quiero que se investigue y se aclare qué pasó. Quiero tener claridad si es cierto que quienes administraron nuestros recursos en los últimos años eran las personas idóneas, por formación y experiencia, para continuar con el enfoque de desarrollo sostenible que había hecho de EPM una gran empresa.

A nivel puntual, como un simple ciudadano que paga sus impuestos y cuentas de servicio público, quiero saber si hubo o no incumplimiento de las exigencias de las licencias ambientales, o incluso tergiversación de los estudios necesarios para el trámite de estas. Teniendo en cuenta la fragilidad de los pocos remanentes del bosque seco tropical en Colombia, creo que nunca fuimos conscientes de la importancia de estos ecosistemas. De hecho, en las pérdidas económicas del proyecto habría que incluir las valoraciones de los bienes y servicios ambientales que estos bosques ribereños del Cauca representaban y que se estaban sacrificando para poder tener la energía que supuestamente necesitamos.

Cuando terminaba mis estudios de Ingeniería Forestal, en proyectos como los de Porce II, fui testigo de las buenas políticas de investigación, protección y restauración de una buena parte de los bosques del sector. Así que no tenía motivos para dudar del proceder de EPM en este caso. Sin embargo, ante el anuncio de proyectos hidroeléctricos como los del río Samaná no quisiera que dejemos de aprender de los errores cometidos y revaloremos la decisión de desaparecer valiosos ecosistemas en función de producir más energía que la que el país demanda.

Sin embargo, lo que parece más grave de todo este asunto no son las pérdidas económicas, sino que los hechos turbios dejan en entredicho el papel de EPM como empresa que trabajase por un desarrollo regional equitativo, y no solo para crecer financieramente, o solo para brindar mejores condiciones dentro del valle de Aburrá a costa de las zonas más vulnerables. Yo sí quiero saber cuál es la responsabilidad de nuestra empresa con la presión a las comunidades insatisfechas, que tenían todo el derecho a defender sus intereses. Igualmente, si hubo o no complacencia con los grupos al margen de la ley que asesinaron a los líderes sociales; si existe un observatorio al mercado de las tierras que se valorizan, beneficiando a unos pocos, con una megaobra que se construye gracias a todos nosotros; o si se aplican desde la gobernación herramientas para la captación de estas plusvalías sin generar expulsión de los pobladores.

Yo estoy contigo EPM en la medida que hagamos las cosas bien. Seguiré pagando mis cuentas de servicios cumplidamente, pero lo haré con el gusto y el orgullo de hace unos años, y no solo por miedo a que me los corten si sé que con ellas se está contribuyendo en aspectos fundamentales como: la preservación de ecosistemas estratégicos; la internalización de los costos de producción del servicio que utilizo; la mitigación o remediación de impactos ambientales generados; una equidad social en las regiones más apartadas de un país tan desigual como el nuestro; clarificar la verdad del conflicto armado y romper las lógicas de violencia en el campo; y, especialmente, remediar dignamente a las personas afectadas por los errores que no se deben ocultar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1263

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
A EPM su tesoro se le está volviendo ceniza

A EPM su tesoro se le está volviendo ceniza