¿Ya se acabó el debate sobre el periodismo?

¿Acaso la crisis económica y la falta de medios, además de las pocas y malas vacantes, no son razones de peso para preocuparse?

Por: Roberto Alejandro Ramírez Peña
Marzo 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Ya se acabó el debate sobre el periodismo?

Hace dos días el New York Times hizo público un vídeo donde aseguran que la quema de los camiones con ayuda humanitaria en la frontera no fue iniciada por la guardia venezolana, sino por un protestante que iba en contra del gobierno de Maduro. Acá, todos los medios de comunicación masivos atribuyeron el acto a los militares venezolanos.

La relación entre los medios colombianos y periodistas es desastrosa, ¿cómo es posible que ningún medio nacional masivo no tenga la rigurosidad para dar información profunda y en contexto? Dejando de lado los discursos paranoides sobre el cuarto poder, y los intereses ocultos de los medios con empresas y el gobierno, deberíamos preguntarnos sobre la calidad del periodismo.

Además, desde hace un tiempo los economistas, politólogos y abogados que se han vuelto periodistas, o los periodistas que le apuestan a una especialidad, diferente al periodismo, en efecto dan más y mejor información. Sin importar el formato, desde la Pulla, donde gran parte del equipo aparte de ser periodistas son politólogos, o la misma María Isabel Rueda o Juanita León que son abogadas, le apuestan a dar información más completa y atrayente.

Lo curioso es que cuando se abrió el debate debido al despido de más de 100 periodistas de la casa editorial El Tiempo y Claudia Palacios fue a Blu radio, las colegas periodistas que la entrevistaron, manteniendo la objetividad, lo hacían desde la impersonalidad, como si esa situación no les afectara a ellas. Incluso, al final de la entrevista le preguntaron a Claudia Palacios sobre la maestría en género que está cursando y le dijeron que si en algún momento necesitaban información de género la llamarían a ella, casi que quitándole las opciones de trabajo y la profesión periodística que se ha ganado durante tantos años.

En otras palabras, los periodistas que ya están acomodados en los medios, que pareciera tienen cierta preferencia por las clases medias y altas para trabajar, se blindan en una seguridad que no existe. Claro, las locutoras y locutores de radio o presentadoras y presentadores de televisión, ya teniendo las relaciones aseguradas puede que se sientan tranquilos, pero esta situación es más avasallante de lo que parece. Las crisis económicas en los medios, la falta de medios, las pocas y malas vacantes también son razones de peso que en algún momento van a afectarlos y afectarnos como periodistas.

Un ejemplo notorio de esto fue cuando Vicky Dávila se vio inmiscuida en intereses gubernamentales más grandes que ella por denunciar la comunidad del anillo, o el mismo Santiago Rivas quien fue censurado en un medio público. La fama y reconocimiento no aseguran mucho al fin de cuentas, y precisamente la transformación de los medios debe estar acompañada de nuevos medios, pues el buen periodismo requiere de riesgos que parece los periodistas no están dispuestos a asumir, y es lógico, si no hay medios, es mejor apalancarse en uno sin importar la calidad o independencia de la información.

Ahora bien, últimamente surge un contraargumento que dice que cada persona debe aprender cómo funciona el mercado, y que depende de forma individual darse a conocer y compartir un contenido de calidad para ser visible. La multitarea que ya está constituida en el trabajo periodístico, ahora está acompañada de un multiperfil. Un título en periodismo no es suficiente, sino que tiene que estar acompañado de un portafolio, escritos publicados, reel, manejo de SEO, SEM, Google Ads, Analytics, y un sinnúmero de programas y anglicismos que al final no están sirviendo para hacer buen periodismo en nuestro país.

Tal vez Claudia Palacios esté aprendiendo a utilizar estos programas, porque en efecto han cambiado las herramientas, programas, narrativas y periodistas; pero lo que no ha cambiado es el periodismo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
397

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Seminario para jóvenes y veteranos periodistas

Seminario para jóvenes y veteranos periodistas

Nota Ciudadana
Miseria del periodismo

Miseria del periodismo

La obscenidad de la corrupción

La obscenidad de la corrupción

Nota Ciudadana
El periodismo, entre el fango y la política

El periodismo, entre el fango y la política