Wilson Morelo es un verdadero amigo

"El equipo capitalino ha anunciado en su cuenta oficial de Twitter que el goleador Wilson Morelo ha vuelto a su casa, a la casa del León”

Por: Fernán Avid Medrano Banquet
junio 30, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Wilson Morelo es un verdadero amigo

Wilson David Morelo López es hijo del señor Nicolás Morelo y de la señora Betzaida López y, por supuesto, fue mi vecino en el barrio Canta Claro de Montería, Córdoba. Estudiamos juntos en el histórico Colegio Nacional José María Córdoba; hoy en día se llama Institución Educativa José María Córdoba producto de la gran Reforma Educativa que hizo el Gobierno y que consistió en cambiarle el nombre a los colegios públicos de Colombia.

Recuerdo que nadie le podía quitar la pelota al Vegueta, como se le decía a Wilson, debido a su gran parecido con el dibujo animado de Dragon Ball Z y archi oponente de Gokú. Incluso, nos molestábamos con él, porque nadie podía sacarle el balón de sus pies. Tampoco lo entregaba, nos mangoneaba con sus habilidades futbolísticas y ese generaba frustración entre los compañeros. Se reía de nosotros, de que estuviéramos detrás de él. Cuando ya se fastidiaba devolvía la pelota y se iba a hacer otras cosas.

Ninguno de nosotros lo igualaba. Ninguno de nosotros estaba a su nivel. Wilson Morelo era ya un jugador de alto nivel a tan corta edad. Descollaba. Los profesores de educación física lo sabían y lo apreciaban. Los profesores “Pepillo” y Víctor Hugo fueron nuestros profesores de Educación Física en el Colegio Nacional.

El profesor Jáder Vargas es un hombre que se ha dedicado a arrancarles los niños a la violencia en los barrios monterianos de Canta Claro, Edmundo López, La Pradera, El Paraíso, entre otros. Ha hecho mucho con muy poco. Ha trabajado con las uñas y con unos pocos balones.

El profesor Vargas organizaba y organiza campeonatos en la cancha polvorienta del barrio La Pradera. Ahí nos medíamos los talentos con el fin de ir perfilando la competitividad de los muchachos.

En esa cancha muchos mordimos el polvo de manera literal. Y lo más grave era cuando llovía. Se convertía en un lodazal inmanejable. Pero eso era lo que había y con eso éramos felices. Disfrutábamos cada partido como si fuera un Mundial. Ahí jugó Wilson Morelo. Ahí jugó el gran goleador del Independiente Santa Fe.

Wilson y yo tomamos rumbos diferentes. Yo me fui detrás del sonido de las letras y él, detrás del balón. Pero hoy nos volvemos a encontrar en este relato. Y deseo expresarles a la hinchada de Santa Fe y de Colombia entera que lo más hermoso de Wilson no son sus goles. Es su modestia. Su humildad admirable. No desconoce a nadie cuando va por la calle. Es un gran ser humano a carta cabal. Sus abrazos son muy cálidos, pese a que en los más recientes años ha vivido demasiado tiempo en tierras de clima frío.

El profe Jáder pulió a ese diamante humano que ha sido goleador del Independiente Santa Fe, cuyo nombre es Wilson Morelo. Es un orgullo para el vilipendiado y azotado por la violencia barrio Canta Claro, cantera de boxeadores, futbolistas, escritores, poetas y de todo un poco, como en la Viña del Señor.

El equipo capitalino ha anunciado en su cuenta oficial de Twitter que el goleador Wilson Morelo ha vuelto a su casa, a la casa del “León”. Ha regresado luego de haber estado en México y en Chile, donde debutó con el Everton de Viña del Mar.

¡Bienvenido a tu casa, goleador!

-.
0
1714
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El cruel machismo de Santa Fe

El cruel machismo de Santa Fe

Nota Ciudadana
Santa Fe, esta temporada necesitamos más

Santa Fe, esta temporada necesitamos más

Nota Ciudadana
Habla el papá del Tigre Falcao

Habla el papá del Tigre Falcao

Unir fútbol y vacunas, la nueva estrategia de la Alcaldía de Bogotá

Unir fútbol y vacunas, la nueva estrategia de la Alcaldía de Bogotá