¿Volver a la normalidad tras el 21N?

Regresar a la cotidianidad significa, entre otras cosas, seguir viendo cómo la corrupción se lleva más de diecisiete billones de pesos en dos años

Por: ROBERTO NÚÑEZ PÉREZ
noviembre 29, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Volver a la normalidad tras el 21N?
Foto: Las2orillas

Frente al paro desatado a partir del 21 de noviembre nos invitan la ministra Nancy Patricia Gutiérrez, los gremios y los grandes medios de comunicación a volver a la “normalidad”. Incluso, el 26 del presente mes el noticiero CMI presentó en horas de la noche una encuesta, bastante dudosa por cierto, en la cual el 71% de los colombianos anhelaba lo mismo.

Se pregunta uno ante lo anterior, ¿a qué normalidad se quiere regresar? Porque volver a ella significa seguir contemplando cómo la corrupción se lleva más de 17 billones de pesos en dos años, siguiendo las cifras de Protransparencia, o ver crecer los problemas de desnutrición en todo el país, incluso en su capital, donde tal problemática alcanza cifras que superan el 20% en la mayoría de las localidades, como lo refleja un estudio de Bogotá cómo vamos y la Fundación Éxito, o acaba con la vida de los niños, por ejemplo en La Guajira, en donde hasta agosto habían muerto 17 por esta problemática.

Esa es nuestra “normalidad”: ver la tasa de desempleo subir mes tras mes hasta alcanzar una cifra de casi 11 puntos, sin mencionar las tasas de informalidad que supera el 47% a nivel nacional y en algunas ciudades como Cúcuta llega al 73%. Cualquier despistado sabe que la realidad es más dura que estas cifras oficiales.

O ver cada vez a nuestras escuelas recibir menos recursos para su funcionamiento.

O al país sufrir de inseguridad alimentaria, la que en la Costa Caribe alcanza el 65%.

O ver cómo las bandas de corruptos arman sus “empresas” y se tumban los ya de por sí insuficientes recursos destinados a la alimentación escolar.

O ver a esos mismos corruptos elegir diputados, concejales, senadores, alcaldes y gobernadores gracias a un sistema electoral corrupto que jamás van a cambiar quienes se benefician de él.

O ver cómo los medios nos mienten, nos manipulan y arman espectáculo tras espectáculo para distraernos de nuestra realidad.

O ver cómo la violencia contra la mujer y contra los niños se nos hace “natural”, al igual que los asesinatos de líderes sociales y todo aquél que nos parezca “diferente”.

Y la lista de injusticias sigue.

Esa es “su normalidad”, a la que no queremos volver. Los colombianos han salido masivamente a las calles desde el 21 de noviembre para construir otras cotidianidades, fundadas en la igualdad, la democracia, el respeto a la diversidad y la solidaridad.

Otras cotidianidades son posibles, para lograrlo hay que caminar mucho. La marcha ha comenzado.

-.
0
201
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El paro del 21N y su pliego: ¡que renuncie Duque!

El paro del 21N y su pliego: ¡que renuncie Duque!

Los indígenas vuelven a la vía Panamericana

Los indígenas vuelven a la vía Panamericana

En redes
Manifestante del paro nacional casi pierde un ojo por culpa del Esmad. Video

Manifestante del paro nacional casi pierde un ojo por culpa del Esmad. Video

Nota Ciudadana
¿Quiénes son los terroristas?

¿Quiénes son los terroristas?