'Violencia' y 'Alias María', las películas que le apuestan a la paz

Dos largometrajes colombianos para entender que en la guerra todos son víctimas y victimarios

Por: Ricardo González
octubre 23, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
'Violencia' y 'Alias María', las películas que le apuestan a la paz
Foto: tomada de internet

En los próximos días se estrenarán dos películas colombianas que tienen como eje temático el conflicto armado interno. La primera Violencia, la última producción de Burning Blue (La tierra y la sombra, La playa D.C.) dirigida por uno de los productores y socios fundadores de la misma, Jorge Forero. La segunda, Alias María, una producción de Rhayuela Cine, de la que José Luis Rugeles (García, 2010), director de la película, también es socio fundador.

Lo interesante es el contexto en que estas películas se estrenan; en medio de “la recta final de los acuerdos de paz con las FARC”. Acuerdos que involucran a dos grandes actores de la guerra; el gobierno y la guerrilla procomunista, pero que deja por fuera a otros partícipes activos del conflicto. Tal vez no sea la primera vez que el conflicto interno se lleve a la pantalla grande, pero sí es la primera vez que se lleva de maneras tan arriesgadas y particulares. Ambas películas son producciones independientes (por lo menos ante los ojos de las grandes productoras mediáticas del país) en las que por su estilo se impone cierta mirada particular de los realizadores (por ejemplo la ausencia de los nombres en los protagonistas de Violencia, medio por el cual Forero intenta crear avatares de nuestra sociedad, así como los diálogos no textuales en Alias María) y prueba de ello son los festivales y secciones en las que han participado, que no solo exaltan estas particularidades, sino que también reconocen su rico valor artístico. Lo que nos anticipa nuevas miradas al conflicto colombiano, ya no desde el amarillismo o la representación bélica que pretende satanizar a los victimarios o al “enemigo”, sino desde la aproxima a la violencia como un mal del que todos somos víctimas y a la vez victimarios. Y es tal vez esta aproximación objetiva (dentro de lo posible) políticamente lo que toque una llaga que nosotros los colombianos tratamos de curar (de manera errada).

Violencia es un tríptico (tres historias, tres diferentes sentimientos, tres puntos de vista y un solo conflicto), sobre la experiencia vivencial de la violencia en los seres humanos. Así es como Burning Blue define el concepto temático del film. Las tres historias, la de un hombre encadenado, la de un joven que quiere sentirse parte de algo y la de un militante de un grupo armado, son contadas, según se dice, de maneras muy particulares, centrándose no en la acción como tal sino en las huellas que esta deja en los protagonistas, lo que nos permite entrever una marcada mirada artística. Violencia se estreno mundialmente en la sección Forum del Festival Internacional de cine de Berlín (Berlinale, Alemania). Espacio caracterizado por ser el encargada de mostrar un cine con una fuerte mirada vanguardista y radicales puntos de vista a la hora de hacer cine, también participó en el Festival de Internacional de cine de Curitiba (Olhar de Cinema, Brasil) que definió su curaduría para la competencia oficial como películas que “poseen un gran potencial de comunicación con el público, por medio de narrativas que abordan temas contemporáneos de manera arriesgada, comprometida y envolvente”, también inauguró el Festival Split (Croacia), que destaca por sus películas experimentales, vanguardistas y radicales, además de haber pasado por otras festivales en México, Estambul, Bélgica y Estados Unidos. Todo esto siendo la opera prima de Forero.

Por otro lado, Alias María es el segundo largometraje de José Luis Rugeles (García, 2010), historia que narra la historia de María, una joven militante en un movimiento insurgente que observa el nacimiento del hijo de su comandante en el mismo momento en el que se encuentra confundida sobre lo que hará con su propio embarazo. Esto la llevará a tomar decisiones, que si son difíciles para cualquier niña de trece años, lo será aún más en medio de una selva sumergida en la guerra. La película se estrenó mundialmente como cinta inaugural del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI, 2015) y de ahí comenzó un largo recorrido por distintos festivales del mundo que aún no concluye pero que ha pasado por el Festival de Biarritz (Francia), el Festival Internacional de Cine de Haifa (Israel), de la que salió premiada como mejor película de la competencia oficial, también fue seleccionada en la categoría ‘Una cierta mirada’ del importantísimo Festival Internacional de Cine de Cannes, sección caracterizada por exponer propuestas vanguardistas.

Y por ahora también espera pasar por festivales en países como Alemania, Croacia, Perú, Finlandia, Líbano y Polonia, además de ya tener confirmado estrenos comerciales en países como Argentina, Bélgica, Grecia, Turquía, antigua Yugoslavia y Centro América, y a nivel nacional en el Festival de Cine de Medellín. Y esto es importante de señalar ya que la película parece establecer conexiones muy intimas con países que de alguna forma han sufrido de conflictos armados profundos como es el caso de Israel, Turquía, Yugoslavia, Líbano y Polonia, lo que parece mostrarnos una película que habla no solo de un conflicto particular sino de una realidad que tristemente acompaña a la humanidad a lo largo de la historia, la violencia. También hay que rescatar que Alias María se plantea como un proyecto transmedia que involucra proyectos como talleres de actuación para encontrar el casting de la película, campañas audiovisuales en contra de la violencia y que denuncia la presencia de niños y jóvenes en este, además de otras actividades relacionadas estrechamente con la historia, como la filmación del documental ‘Nombre de Guerra: Alias Yineth’ que va muy estrecho con este proyecto.

Las dos obras prometen remover el nervio, ya que además del hecho de mostrar de manera tan cruda una realidad tan nuestra no pretenden señalar con el dedo al bueno y el malo del conflicto sino que más bien busca retratar un instinto que atormentará a la humanidad hasta su fin, la violencia. Como se dijo antes lo interesante de estas dos propuestas va más allá  de sus  particularidades, también resalta el contexto en el que se exhibirán. Llegarán a los sentidos de los colombianos en un momento ‘turbio’ en el que, como menciona Forero, pedimos venganza en vez de justicia, y esto tal vez porque las confundimos, o mas bien nos las hacen confundir y no hacemos nada para que no sea así, lo permitimos. La guerra, y más aun la violencia son lenguajes que tristemente en muchos otros lugares del mundo también entienden. Forero y Rugeles encuentran en el acto de la violencia una especie de poesía que no nos es precisamente cómoda, y no tiene que serlo, que rechazaremos y negaremos porque nos hace avergonzar de esta incomoda realidad que hemos alimentado activa, pasiva o negligentemente. ‘Violencia’ y ‘Alias María’ son dos armas que disparan 24 fotobalas por segundo contra los actos violentos y que buscan ayudar a sanar o por lo menos a ser parte de la cuota cultural de lo que sería el posconflicto. El ejercicio es exorcizar la violencia de un país que desgraciadamente sigue vigente después de más de 50 años,es esto por medio de dos dos crudos autorretratos.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1403

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Carta abierta a comunidad palestina en Colombia

Carta abierta a comunidad palestina en Colombia

Nota Ciudadana
Operación Piroberta: apología a la homofobia

Operación Piroberta: apología a la homofobia

En redes
[Video] La pelea más sangrienta en lo que va del 2019

[Video] La pelea más sangrienta en lo que va del 2019

Nota Ciudadana
La izquierda europea apoya el proceso de paz con el ELN

La izquierda europea apoya el proceso de paz con el ELN