Opinión

Uribistas, dejen ya de joder a Félix de Bedout con Taganga

La columna que más le hace daño al gobierno son los trinos de Félix desde su trinchera inexpugnable, tanto que solo le pueden sacar el chisme de un corrupto

Por:
julio 01, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Uribistas, dejen ya de joder a Félix de Bedout con Taganga
Cuando ahora está tan de moda ser antiuribista y posar de progresista, Félix es de los pocos que puede ufanarse de su coherencia

No tienen más argumentos. Se lo vienen sacando desde el 2012. Obviamente para ellos la palabra de Juan Carlos Martínez, temible excongresista condenado por parapolítica, es ley. Al menos tiene más peso que la de un periodista. En una entrevista el Negro Martínez, acorralado por Félix, le respondió que él la única vez que lo había visto había sido en Taganga agarrado de la mano de un muchachito. Desde entonces, cada vez que Félix hace una denuncia en Twitter, Taganga es tendencia.

A mí no me importa la condición sexual de Félix. A mí lo que me preocupa es que estos uribistas, tan machos, crean que llamar a otro marica pueda ser un insulto. A veces, en sus limitaciones, también se convierte en un argumento. Félix trinó, con eficacia y puntería, este certero comentario hoy miércoles 1 de julio: “Un allanamiento con cita previa”,  refiriéndose al anuncio que hizo la Fiscalía avisando 24 horas antes la inspección a la sede del Centro Democrático por la Ñeñe Política. Inmediatamente los seguidores de este gobierno intentaron destrozarlo usando la palabra Taganga. No había otro argumento. Como lo que dan miedo de los idiotas es que sean tantos, pues inmediatamente la palabra se puso de tendencia.

A Félix esto le debe resbalar. Es raro encontrar alguien capaz de ganar en un pulso en la radio y también en Twitter. Félix se convirtió en el tuitero mayor no solo por su visión independiente, completamente alejada de los grupos de poder, sino por su cultura pop. En Colombia no hay periodistas universales, para la muestra miren las ramplonadas con las que suelen salir en sus trinos y columnas Vicky y Luis Carlos. Félix recomienda documentales como el de Alí, ¿Cuál es mi nombre?, estrenado por HBO el año pasado, o series tan densas y perfectas como Mad Men, además de libros esenciales para entender el hueco en el que se ha convertido el mundo como La trampa del optimismo de Ramón González Férriz. Por eso sus dos millones doscientos mil seguidores lo consultamos cada rato, como si fuera un oráculo.

________________________________________________________________________________

Cuando Noticias RCN era el programa más visto de Colombia, en “La cosa política”, dedicada  a subirle la imagen a Uribe, Félix era de los pocos que se atrevía a criticar al presidente

_______________________________________________________________________________

Esto se lo ha ganado Félix desde antes de que inventaran Twitter. Es que en plena Seguridad Democrática, cuando Noticias RCN era el programa más visto de Colombia y tenía una sección llamada “La cosa política”, dedicada únicamente a subirle la imagen a Uribe, Félix era de los pocos que se atrevía a criticar al presidente. Lo hacía porque el uribismo es una afrenta a la inteligencia y muchas veces también se convierte en una religión del odio, de la negación de los derechos humanos, una justificación de la guerra, el credo al que se abrazaba cada colombiano de bien en la primera década de este siglo. Muy valiente Julio Sánchez Cristo haberlo mantenido a su lado en los dos periodos presidenciales de Uribe. Entonces, cuando ahora está tan de moda ser antiuribista y posar de progresista echándole flores a un panfleto como Matarife, Félix es de los pocos que puede ufanarse de su coherencia.

Por eso su voz se levanta contra un fiscal convertido en opinador barato y al que se le notan las ganas de ayudar a su amigo, el presidente. No puede ser que Barbosa sea tan obvio en su odio a Claudia López. Abrirle investigación a la alcaldesa porque fue con su esposa a un Carulla en plena pandemia no tiene ninguna explicación, sobre todo cuando viajas en avión privado a San Andrés un puente de coronavirus. Hacer un comentario tan fuera de lugar, tan basto como el que hizo sobre la cuarentena obligatoria que propuso Claudia y luego decir que sus propuestas son “exóticas” uno puede creer que el fiscal se acerca peligrosamente a la homofobia. No se puede congeniar con un fiscal como Barbosa, al que le parece que es normal que millones salgan a la calle a morirse. “¿Cuarentena de qué?” decía ayer en una entrevista, despojado de su dignidad de fiscal y convertido, por obra y gracia de su lengua, en un imprudente e inoportuno opinador. No se puede estar de acuerdo con Barbosa no porque sea abiertamente uribista sino por pura humanidad.

La columna que más daño le hace al gobierno Duque no es la de Coronell sino los trinos de Félix. Su trinchera es inexpugnable, tanto que lo único que pueden sacar fue un chisme que tiró al aire uno de los políticos corruptos más abominables que ha tenido el país. Taganga. ¿De verdad no tienen otra piedra para tirarle a Félix?

 

.

-.
0
28302
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Si yo fuera Maradona, ¡viviría como él!

Si yo fuera Maradona, ¡viviría como él!

María Jimena Duzán, un error táctico de la W

María Jimena Duzán, un error táctico de la W

El arribismo de ser de Semana

El arribismo de ser de Semana

El holocausto del Palacio de Justicia: otra masacre del ejército colombiano

El holocausto del Palacio de Justicia: otra masacre del ejército colombiano

¿Tienen prohibido los actores colombianos hablar mal de Uribe?

¿Tienen prohibido los actores colombianos hablar mal de Uribe?

López Trujillo, el cardenal gay que odiaba a los homosexuales

López Trujillo, el cardenal gay que odiaba a los homosexuales

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

La asquerosa Colombia que adoraba al Tino Asprilla

Las viudas de Pékerman

Las viudas de Pékerman