Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Uribe, no hay peor ciego

Aquí hay políticos presos, no presos políticos, los asesinatos a líderes sociales no son crímenes de Estado, sino de para- Estado, no hay desabastecimiento generalizado… Colombia es distinta a Venezuela

Por:
Abril 21, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Uribe, no hay peor ciego

El espectáculo de dos expresidentes Colombianos haciéndose los encontradizos con Donald Trump, deja un mal sabor. Pero es fundamental reconocer que tienen todo el derecho a hacer ese oso. Es decir, a Uribe y a Pastrana no les pasará nada por haber ido a Mar-a-Lago a poner quejas frente al “imperio”. Ni a ellos, ni a sus seguidores, ni a los medios de comunicación que divulgan la noticia, ni a los empresarios que financian estos encuentros .

Colombia es una democracia, imperfecta, de eso no cabe duda. Nuestro país está plagado de corrupción, de narcotráfico, de inequidades sociales, pero el gobierno está obligado a obedecer las leyes, hay separación de poderes y las instituciones están por encima de sus gobernantes. Las condiciones de Colombia son muy distintas a las de Venezuela; quien no vea esto, es porque no quiere ver.

Hay un proceso de paz en marcha, con dificultades y tropiezos, pero la criminalidad asociada al conflicto, como son los secuestros, la extorsión, la toma de poblaciones, las emboscadas a la fuerza pública, han disminuido a niveles históricos, como nunca antes en 50 años. Quien no vea esto, es porque no quiere ver.

Aquí hay políticos presos, pero no presos políticos. Los militantes del Centro Democrático, por ejemplo, acusados o condenados por corrupción, han tenido todas las garantías, inclusive la de revisión de sus sentencias, no se les ha inculcado ningún derecho fundamental y en un exceso de generosidad pagan penas en instituciones no-penitenciarias. Quien no vea esto, es porque no quiere ver.

Los asesinatos a líderes sociales, que lamentamos como demócratas, no son crímenes de estado, sino de para-estado, es decir de organizaciones que pretender desde la clandestinidad torpedear lo que se ha avanzado en el tema de paz, restitución de tierras y reivindicación a las víctimas del conflicto. Esos asesinatos deben detenerse con toda la fuerza de la ley y sus culpables deben pagar un doble crimen: el de la muerte de los defensores de DDHH y la traición a la patria por sabotear la paz. Quien no vea esto, es porque no quiere ver.

En Colombia no hay desabastecimiento generalizado, no hay expropiaciones sin reparación administrativa, no hay un Poder Electoral cooptado por un solo partido de gobierno, no hay una rama Judicial al servicio de la presidencia, no hay una fuerza pública politizada y corrupta en su casi totalidad como la hay en Venezuela. Quien no vea esto, es porque no quiere ver.

Nuestro país viene de dos gobiernos muy distintos, el de Uribe que reinó por ocho años e intentó perpetuarse, lo que sí se parecería a Venezuela, y el de Santos que termina el año entrante y probablemente no logre dejar un sucesor. Vendrán gobiernos de 4 años, sin reelección y sin mayor continuidad partidista; eso no es lo que pasa en el vecino país donde, a partir de Chávez que gobernó hasta su muerte y dejó un sucesor gracias a la manipulación de recursos, medios y administración electoral no hay alternancia política. Quien no vea esto, es porque no quiere ver.

 

Ni Álvaro Uribe, ni Andrés Pastrana ven estas cosas de bulto.
Ciegos de resentimiento se fueron una reunión de pasillo con Donald Trump
para poner quejas y hablar mal del país

 

Ni Álvaro Uribe, ni Andrés Pastrana ven estas cosas de bulto. Ciegos de odio y resentimiento se fueron una reunión de pasillo con Donald Trump para poner quejas y hablar mal del país. A decir que los cultivos ilícitos habían aumentado y que la culpa de todo lo malo, se debe al proceso de paz con las Farc.

No hay más ciego que el que no quiere ver. Alvaro y Andrés perdieron esa capacidad y lo que es peor, no ven ni sus propios errores o los males que sus gobiernos le trajeron a Colombia, porque de corrupción, mafia, conflicto armado, violaciones a los derechos humanos y otras linduras estuvieron plagadas sus administraciones, que dejaron un reguero de muertes y un país incendiado por el conflicto armado. Ceguera adobada con neocolonialismo y lagartería, esa es la enfermedad que padecen y quieren que nos contagiemos todos de lo mismo.

 

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

 

 

 

 

 

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
12298
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Margarita Londoño

Violadores pillados, pero no castigados

Violadores pillados, pero no castigados

De Weinstein a Trump, Kevin Sapacey, Michel Jackson, la violencia contra la mujer se ha destapado gracias a sus denuncias y empiezan a pagar por ello los intocables del cine
Todos contra la JEP

Todos contra la JEP

En el Congreso: ausentistas, opositores de siempre y de ocasión (CR), oportunistas (mermelados), el gobierno por incapaz, la guerrilla por soberbia, y nosotros que pasamos de agache
Perdón no es igual a inocencia

Perdón no es igual a inocencia

Las culpas de sus delitos asúmalas usted señor Santrich, pero no quiera compartirlas, porque con generosidad se le está perdonando, pero eso no quiere decir que se le declare inocente
Represión policial: ¡bestial!

Represión policial: ¡bestial!

La brutal represión en regímenes de toda índole, pasó de castaño a oscuro en Colombia con la masacre de Tumaco. ¿En que paró la reforma de la Policía?
Vargas en su pantano

Vargas en su pantano

Entorpecer la implementación de la paz, es imperdonable para quien se fortaleció bajo alero del gobierno de la paz. Ahora que pretende salirse, seguramente caerá en el pantano
Ahí están los que son, ¡no molesten más!

Ahí están los que son, ¡no molesten más!

A la derecha no le gustaron algunos juristas relacionados con temas de derechos humanos y a la izquierda, los que estuvieron vinculados con la justicia penal militar
¡Que renuncie toda la Corte!

¡Que renuncie toda la Corte!

Que se estremezca todo como un gran sacudón para ver si nos libramos de tanta porquería que hay en el Estado. Llegó la hora del cambio real y no de los cambiazos
¡Moñona!

¡Moñona!

En orden de aparición: empate con Brasil, cese de hostilidades Gobierno-ELN, anuncio de entrega de Úsuga, visita de Francisco. ¡Semana para recordar!