Una vuelta por la radio de Colombia

“Aunque ha sido criticado por muchos, es una de las más elaboradas de América Latina”

Por: Uriel Rodríguez Silva
Mayo 10, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Una vuelta por la radio de Colombia
Foto: W Radio

Criticada, desprestigiada, amada, idolatrada o simplemente escuchada por escuchar, la radio colombiana es sin duda una de las más elaboradas de América Latina. Alejándonos por un momento de los intereses políticos y económicos, no podemos desconocer que el ejercicio radial del país tiene una relevancia de construcción de memoria histórica demasiado poderosa.

Más allá de esta opinión, que seguramente no va a gustar a muchos y que es sólo mía, pretendo hacer un recorrido por lo bueno, lo interesante y las cosas por mejorar de algunas emisoras de radio hablada del país, que son a su vez, la plataforma de opinión que tiene mayor interés por los colombianos.

Usted, mi querido oyente, se levanta en las mañanas y puede encender el televisor, el radio o sencillamente ninguna de las dos. Hablaré sobre la segunda opción, esa, que se convierte en nuestra compañía en la soledad.

Arranco mi recorrido resaltando el trabajo de nuestra insignia: Radio Nacional de Colombia. A las seis de la mañana, muchos nos levantamos y escogemos la 95.9 en Bogotá, con un resumen informativo de la actualidad nacional dirigido por Darío Fernando Patiño, en la batuta y el potente apoyo de Armando Neira y Leyla Ponce de León, quienes con criterio e inclusión, abanderan el espacio que dejó hace un par de años, el ahora editor general de La W, Juan Pablo Calvás, de quien no hay duda, dejó listo un edificio de producción radial que cada día se convierte en un rascacielos con la magia de la radio pública.

Cabe resaltar que es de los pocos, por no decir el único espacio de la mañana en la radio que hace un trabajo verdaderamente abierto en cientos de municipios del país, con corresponsales y noticias permanentes, es de las pocas emisoras que de forma juiciosa no rellenan sus espacios con “recalentados” y noticias repetidas.

Vamos a dar una vuelta por el dial y caminemos a la 93.9  Bogotá. Tranquilo mi querido lector. Sé que como dicen los conocedores del fútbol, es un “cambio de frente” que quizás pueda ser tomado como agresivo, pero no. Lo digo por la sencilla razón, que a pesar de ser un espacio tergiversado por el desprestigio que se ha generado a la marca RCN (En ocasiones con justa razón), allí se encuentra una de las “mamás” del periodismo, doña Yolanda Ruíz, y es por ella que el espacio se mantiene en la lucha y la pelea, sí, puede estar en RCN, pero si existen, en mi concepto, profesionales en el periodismo, ella es una de las grandes. Sin tanta calidad, las mañanas de RCN, las recomiendo por el trabajo de la directora y rescato con mayúscula, el profesionalismo de un periodista como Jorge Espinosa, un gran gusto escuchar sus opiniones y su calidad al aire.

¿Cómo llegar a la competencia?

Los estudios continuos de audiencia radial ubican a Julio Sánchez Cristo en el primer lugar de sintonía en las mañanas, y es que claro, la consolidación de este hombre amado u odiado ha sido un trabajo diario desde que en los 90´s conducía Viva F.M con su equipo de trabajo y la poderosa producción de contenidos del gran Norberto Vallejo, por mencionar uno de sus colaboradores de la época. Para muchos, W Radio en la mañana es un programa clasista, y sí, de alguna forma lo puede ser, al oyente del campo que quiere informarse (Que son miles), quizás no le interese una entrevista de Julio a un analista judicial o mucho menos una conversación con Alberto Casas sobre dónde almorzar en París.

Sin embargo, es un trabajo juicioso y gigantesco con un despliegue internacional como ningún otro en el país, una Camila Zuluaga agresiva, punzante, pero con un conocimiento profundo de la mayoría de los asuntos que allí se tratan. Es Camila una muestra de que la juventud no significa torpeza, por algo la competencia la busca y cree en ella. Un Alberto Casas que aunque a veces creo, se queda dormido en cabina, es un tipo concentrado y atento de la situación del país aún con la posibilidad de haberse jubilado hace años. No se puede dejar a un lado a Juan Pablo Calvás, el madrugador que de a poco se queda sin pelo, pero que es la muestra de una “juventud” lúcida y brillante.

Para dejar de hablar de La W, es bueno entender que a pesar de las fallas en ocasiones y la aparente mermelada al abordar algunos temas, es una muy buena alternativa para aprender a tener un sentido crítico y entender que las investigaciones, por largas que sean, allí se pueden aclarar tarde que temprano.

En frente, La W tiene a Darío Arizmendi en Caracol Radio, quien a pesar de las circunstancias, no hay día que no lance un puntazo a Gustavo Petro, pero que sin duda es una fuente de credibilidad para una gran parte de los colombianos y es un genio en el manejo de la radio ¡No cabe duda de eso!, a su lado, dos mujeres que con los años también encuentran el hilo del rollo para una dirección de una gran cadena, Darcy Quinn y Érika Fontalvo, que pueden resumirse en una palabra: Experiencia. Con un equipo de periodistas vasto, destaco el trabajo internacional que hace César Moreno, haciendo notas y reportajes cortos y muy fáciles de digerir para entender lo que pasa en el mundo. ¡OJO! Una gran reportera es Nattaly Rueda, quien metida en los trancones y el caos de Bogotá, se entera de acontecimientos importantes que pasan en la capital y los relata con dulce voz.

¿Qué decir de LA FM? No da pie con bola, a pesar de los fanáticos de la exdirectora Vicky Dávila, parece que va de capa caída. Quizás la razón sea la terquedad de su nuevo jefe, el señor Hassan Nassar, quien difícilmente baja la cabeza, quien tristemente tiene un talento gigantesco pero no presta atención ni entiende que la radio, como cualquier otro medio de comunicación, están hechos para la gente y no para lucirse y elevar el ego.

De Blú Radio rescato el trabajo de Felipe Zuleta Lleras, quizás el más imparcial de la mesa, un tipo que además de su columna dominical en El Espectador, hace un gran trabajo de mediador. Ricardo Ospina, a su vez, con su alma de periodista y reportero, es el más cuidadoso a la hora de abordar las noticias, encuentra uno que existe una buena edición en la redacción de las noticias, Vanessa de La Torre, la mujer que necesita esa mesa. Seguramente en un par de años, sea ella quien logre agarrar el toro por los cuernos de cualquier medio de comunicación. Blú Radio cada vez llama más oyentes, sólo una adenda: Con un director que no se llame Néstor Morales y un analista deportivo que no sea Bonnett, probablemente arrase con miles de oyentes de Caracol y La W (Su mayor reto).

Ese es el espacio del día en que más se escucha radio. ¡Pilas! No se olviden de la emisora de la Universidad Nacional. Grandes cosas se gestan allí, ni dejen de buscar emisoras de universidades públicas y privadas por internet. Allí está la nueva generación a la que debemos abrirle las puertas.

A las 10 de la mañana, el tono álgido de las noticias baja y hay varias opciones. Aquí quiero detenerme para rescatar la labor de un grupo de periodistas reconocidos y no tanto, que a mi modo de ver, son una excelente opción: “En la jugada” de RCN Radio. Sé que aquí más de uno de ustedes va a saltar a decirme pendejo y falto de gusto. Recomiendo este programa ¿por qué? Sencillo: Antonio Casale al mando, criticado y llamado “Pincha discos” por Iván Mejía, hace una labor agradable para escuchar mientras se trabaja, acompañado de un irreverente Nicolás Samper, con su memoria prodigiosa y un humor negro, logra hacer reír y entender la situación deportiva.

Ya hablé del talento de Jorge Espinosa, quien también con el brillo de su cabeza, tiene mucho para dar. Pero échenle una oidita a las crónicas cortas y satíricas que hace Christian Solano, un joven periodista que marca diferencia en los espacios radiales. ¡OJO Con ese muchacho! Y no se puede olvidar que a los chicos hay que darles oportunidad, y Guillermo Arango es el tipo más juicioso de la radio comercial en cuanto a fútbol se trata.

Me salgo un poquito de contexto y es para invitarlo, mi querido lector y oyente de radio, que si no quiere escuchar radio hablada, sintonice la Radio Nacional “La Onda Sonora” con Juan Carlos Garay y Jaime Andrés Monsalve. Dos grandes de la radio pública.

Es la hora del noticiero del mediodía a las 12, aquí me quedo con Fidel Franco y su poderosa voz en compañía de Darcy Quinn. Lástima la cantidad de cuñas. Pero ese noticiero es bueno. La intención en la voz de Fidel y su “frescura” atraen y concentran. También destaco el trabajo de Juan Manuel Ruíz y Luisa Pulido en RCN, es bueno el noticiero, cuando quiera escucharlo, se lo recomiendo. En La F.M no hay noticiero, pero está de nuevo Casale con Samper, Arango y De Francisco, pero no es tan bueno. Me gustaba cuando lo hacían de tres a cinco.

A la una de la tarde, como dice Ivan Mejía, El Pulso sigue arriba. Hace demasiada falta el Doctor Peláez, pero demasiada falta. (Por si lo quieren escuchar, a las 7:30 a.m. debate con Gardeazábal, busque en Google: PEGA, ahí le aparecen las posibilidades para escucharlos) o también a las 7:00 p.m. en Candela Stereo junto a Pacho Cardona. (El maestro se muere cuando deje de hacer radio; ese señor no se retira ni a palo). No hay mucha opción buena a esa hora. Ni se pase a Blú, ¡Qué jartera escuchar Agenda en tacones! Se pisan tanto que ni se les entiende.

A las 2:00 p.m. no encuentro gran cosa en radio hablada, de vez en cuando La Ventana de Caracol Radio es buena, de vez en cuando.

Pilas con lo que hace Radio Nacional a las 4 en “El atardecer”, Luisa Piñeros y Deysa Rayo tienen claro el concepto. Sin querer competir con los privados, hacen un trabajo muy bonito estas dos mujeres. (Recomendación: Kremer y Compañía de Blú, deberían aprender de ellas).

La Luciérnaga es sin duda el Top. Los estudios lo dicen. Gustavo Gómez, arrogante para unos y directo para otros, ha sacado la casta, eso sí, hay que aclarar que no se debe comparar, son estilos diferentes el de él y el de Peláez, pero en su espacio, logra llenar, y a pesar de lo que el común dice, la gente sigue escuchando, basta con que se suba a un taxi a esa hora (Si lo consigue) o llegar a un taller de muebles o a una remontadora de calzado, allí está.

Pero por encima de los apellidos Gómez o Peláez, La Luciérnaga es la mezcla del talento para informar con humor, con los libretos del maestro Jairo Chaparro, la forma directa de decir las cosas de Claudia Morales, el Pascual Gaviria medio hippie, medio loco, pero brillante, el humor de Pedro González y compañía, son la mejor opción que puedo recomendar para la hora de salir de trabajar y llegar a la casa.

Blú no me gusta para nada a esa hora, prefiero quedarme en Caracol. Si en RCN, la compañía de Guillermo Díaz Salamanca y Manolito Salazar (Maestro), no fuera Jota Mario, podría funcionar muchísimo más si no fuera a las 2:00 p.m. sino más tarde.

Hora 20 en Caracol, El gran debate deportivo en Todelar, AfroColombia en Radio Nacional, Voces RCN, para todos los gustos. Ahí está en lo que quiera usted escuchar, todos me gustan, aunque quisiera que Diana Calderón dejara de invitar tanto a Juan Carlos Flórez, con razón gana en las elecciones sin invertir dinero en publicidad. Ahí tiene la mejor vitrina.

Para finalizar: Les recomiendo Jazz con sabor latino en Radio Nacional, con la batuta de Miguel Camacho los martes a las 9:00 p.m., Sanamente de Caracol Radio a las 11:00 p.m. de lunes a viernes en Caracol con el Doctor Santiago Rojas y ahí mismo, El club de lectura los domingos a las 9:00 p.m. con Norberto Vallejo, a Diana Uribe con La historia del mundo a las 11:00 a.m y si vamos a trasnochar, rindamos homenaje al abuelo, al maestro y al señor, Don Gabriel Muñoz López en “Así canta Colombia” los lunes a las 12 de la noche.

Escuchemos radio, critiquemos, valoremos, pero sobre todo: trabajemos para hacer mejores producciones.

@UrielRodriguezS

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
7399

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La radio que oyen los colombianos para estar informados

La radio que oyen los colombianos para estar informados

Julito DJ o el placer oculto de Sánchez Cristo

Julito DJ o el placer oculto de Sánchez Cristo

Juan Mario Laserna toma el micrófono de La FM

Juan Mario Laserna toma el micrófono de La FM

Nota Ciudadana
Lo que los medios no dicen del caso Natalia Springer

Lo que los medios no dicen del caso Natalia Springer