Una reforma de cartón: los cambios de Petro en la política (I)

La reforma política ya pasó por su segundo debate. Se dijo que las listas cerradas eran la columna para erradicar la corrupción. ¿Qué tan cierto es?

Por: Erwin Lechuga
noviembre 02, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Una reforma de cartón: los cambios de Petro en la política (I)

Esta columna no corresponde a una opinión personal acerca de determinada situación; esta columna es la voz de protesta de un ciudadano en contra de una aparente reforma política, que cursa su trámite en el Congreso de la República y que ya pasó por su segundo debate.

Con la anterior, se ha querido vender que de aprobarse acabaría toda la corrupción existente en el ejercicio de la política colombiana. Si quien lo expresara fuese un congresista nuevo, podría uno siquiera creerlo; no obstante, uno de sus principales exponentes ha sido ¨el ilustre¨ Roy Barreras, quien ya le conocemos sus dotes de ramería política.

Es un ultraje al decoro, que se le escuche a este señor decir que uno de los objetivos de la misma está orientado a combatir el clientelismo corrupto a partir de la implementación de la lista cerrada paritaria con financiación estatal segura y equitativa, siendo que en el país es conocido que a este sujeto, le gusta pegarse como sanguijuela al gobernante de turno para disfrutar de las mieles del poder.

La reforma tiene varios puntos, pero me referiré puntualmente al tema de las listas cerradas, que ya se dijo en el último debate, era la columna vertebral de toda la propuesta con la que pretenden extirpar la corrupción política.

Actualmente, los partidos o movimientos políticos, así como los grupos significativos de ciudadanos, cuando postulan personas a los cargos de elección popular a las corporaciones públicas pueden escoger presentar sus listas entre abiertas o cerradas.

Las primeras, le permiten al elector optar dentro del listado por el candidato de su preferencia, así que si usted le gusta las propuestas de X persona y quiere que sea elegido usted simplemente vota por ella y su partido, mientras que la segunda, el votante no está escogiendo a una persona en particular sino que vota por toda una lista.

Y es aquí donde comienza el mamita mía con la reforma, dado que por lo general, quienes ocupan los primeros puestos en una lista cerrada son los que tienen más vocación de ocupar un escaño en la corporación pública, para la cual se quieren elegir los que están más allá de los 10 primeros lugares ven reducidas sus posibilidades de llegar.

En estas listas cerradas, quienes ocupan los primeros puestos son personas con un reconocimiento público; por ejemplo, el Pacto Histórico presentó una lista cerrada de 100 personas a Senado, colocaron a un hombre y a una mujer de manera intercalada para según ellos darle mayor participación al género femenino, los 20 primeros puestos lo ocuparon congresistas que estaban o habían sido elegidos anteriormente, como Gustavo Bolívar, María José Pizarro, Iván Cepeda, Aida Avella, Roy Barreras, Alexander López, Wilson Arias, César Pachón, Piedad Córdoba, Clara López, así como lideres sociales y políticos con reconocimiento.

De ahí hacia atrás a pesar de la fuerza con la que llegaba el Pacto Histórico a la contienda electoral disminuían las posibilidades para los otros candidatos de salir elegidos, por cierto, nunca en el Congreso de Colombia un partido político ha podido elegir 100 senadores en una sola elección, es algo imposible, dada la forma como se reparten las curules entre los partidos políticos producto de la cifra repartidora.

Los primeros lugares de las listas cerradas saben que quienes están detrás de ellos nunca llegarán a ser elegidos, por eso es que siempre hay conflictos cada vez se organizan este tipo de listas, y por supuesto, los que hoy son congresistas hacen valer su ¨derecho¨ para tener mejores posiciones

 

-.
0
1200
Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Micra, el minimarcapasos que no necesita cirugía para ser implantado

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

Cinecolombia, de los Santo Domingo, siguen mandando en el negocio de las salas de cine

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La dura caída del Flaco Solorzano, uno del grandes de la televisión colombiana

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

La condena de ser un genio en Colombia: el mal momento de Víctor Gaviria

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus