Envidia: la raíz de todos los males

Esta es una breve reflexión sobre el cáncer que consume a Colombia, y una fórmula eficaz para superar la más baja de las pasiones

Por: Juan Mario Sánchez Cuervo
agosto 11, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Envidia: la raíz de todos los males
Foto: Pixabay

La envidia es una pasión humana, demoniaca… y muy colombiana. Fíjense, por ejemplo, en las flores, los animales, las estrellas del cielo: no sufren complejos de inferioridad ni de superioridad… no se comparan con nada ni con nadie: son criaturas dignas y auténticas. No padecen ese cáncer tormentoso que consume a fuego lento a su víctima.

La misma definición dice mucho de la más ruin de todas las pasiones: “Experimentar tristeza por la fortuna, el bien o el éxito de los demás”. Por ser una vibración baja y oscura, detona sentimientos de amargura y frustración. Además, aleja todo lo bueno que el universo nos ofrece. El universo es excelso, perfecto y abundante.

Libérate de la envidia. No te sientas triste porque alguien tiene apariencia hermosa: esa persona te ofrece el don del goce estético. Alégrate por la persona que tiene el don del canto: esa voz es música para tus oídos.

No sufras por la buena fama, el éxito y los reconocimientos de tus semejantes. Por el contrario, alégrate, haces parte de su misma gloria por el sencillo y grandioso regalo de estar vivo aquí y ahora. Quizás al compartir esa misma explosión de júbilo atraigas a tu vida todo el bien y todo el amor y el triunfo que te mereces.

Si una persona es amada o amado y tiene un hogar dichoso, es como el rey Midas, que todo lo que toca se convierte en el oro de la abundancia y la prosperidad y la bendición… gózate con su riqueza, en cierta o en muchas maneras tú también te beneficias de su bonanza. Todos somos uno, juntos somos un todo.

Lo que le haces a otro te lo haces a ti mismo. Lo que le deseas a los demás a ti vuelve. No hay cabos sueltos en la vasta infinitud de la existencia; tus propios pensamientos forjan tu destino. No culpes de tus fracasos a otros porque la vida es justa y le da a cada cual lo que le corresponde. Irradia bondad y misericordia y lo bueno vendrá a ti.

Observa a los animales: no tienen ego, viven en el eterno presente. Nunca someten ni humillan a sus cohermanos ni segregan ni planean acciones viles en contra de los otros. Ellos están aquí para ser nuestros maestros. Observa las flores: una margarita se siente tan feliz como una rosa, un lirio blanco experimenta su luz y su belleza tanto como un girasol, y la más ignorada y pequeña y silvestre flor se siente tan radiante y luminosa como la flor de loto, cuyo esplendor surgió del fango. Ellas también son nuestras maestras.

Una hormiga no se compara con un elefante, y un gusano que repta no sufre la tortura de la envidia si levanta sus diminutos ojos para observar el vuelo majestuoso de los pájaros que cruzan el cielo.

Aleja la envidia de tu corazón para que el sol y el goce de existir brote en tu pecho como una fuente eterna de plenitud.

-.
0
700
Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Isabel Cristina Zuleta hizo de Hidroituango su causa y ahora está con los mineros de Antioquia

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

Diomedes Díaz volvió a hacer el milagro

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

El mejor colegio del país, La Quinta del Puente, cerrado por falta de alumnos

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

La sombra de Petro: el escolta que lo cuida desde hace 10 años

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus