Opinión

Un informe sin dientes

Las tímidas recomendaciones más parecen los consejos de una madre abadesa y no los de una entidad de tanta envergadura como dicen que tiene la CIDH

Por:
julio 08, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un informe sin dientes
Ya en varias zonas de Bogotá, Medellín y Cali han estado celebrando escaramuzas para irse entrenando. Foto: Santiago Puccini/Las2Orillas

Casi nada de lo que dice el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos resulta sorpresivo. Los colombianos ya sabíamos casi todo lo que allí se narra. Nos lo habían contado a través de radio bemba, de las redes, de los videos y de los relatos de quienes tuvieron que soportar lo vivido durante los 45 días de paro. Lo habíamos visto en los estupendos reportajes que Óscar López Noguera  a través de Telepacífico nos había presentado con los muchachos de la Resistencia o con los de la Primera Línea. Nada entonces de lo narrado nos lleva a asombro. Lo que si hace pensar mucho es la falta de dientes del informe y las tímidas recomendaciones que más parecen los consejos de una madre abadesa y no los de una entidad de tanta envergadura como dicen que tiene. Como no son duros sino blanditos en las descripciones, son paternalistas y humildes en las recomendaciones. Pero aunque para muchos resulte un saludo a la bandera, para los actores, manifestantes y policías, gobernantes e instigadores tras bambalinas se abre la posibilidad no de sentarse a dialogar sobre pretendidas metas sino a alistarse para la próxima batalla.

________________________________________________________________________________

Hasta ahora los unos usaron piedra, gasolina y candela y los otros balas, gases y patadas de robocops. Pero arriba, los dueños del poder, insisten en no darse cuenta de la dura realidad

_______________________________________________________________________________

Nos dicen que comenzará el 20 de julio. Que hasta el mascarón de proa del movimiento que se autodenomina Comité de Paro ha convocado a una nueva gran movilización el día de la Independencia. Ya en varias zonas de Bogotá, Medellín y Cali han estado celebrando escaramuzas para irse entrenando. Ya los asustadores de profesión, los pertenecientes a esa nueva clase social que ha surgido en Colombia, “la gente de bien”, están llenando las redes sembrando el pánico y pidiendo que se organicen los Comités de Defensa para impedir que los bloqueos se vuelvan a dar. Es decir, todos quieren prepararse para la segunda batalla. El daño ocasionado por la primera no parece haberles mermado las ganas de seguir destruyendo y de vernos sufrir angustias. Al gobierno y a los policías parece que tampoco. Ni cambian de métodos ni les da vergüenza los muertos a bala y menos los daños causados por la imprevisión. Hasta ahora los unos usaron piedra, gasolina y candela y los otros balas, gases y patadas de robocops. Pero arriba, donde están los dueños del poder, insisten en no darse cuenta de la dura realidad. Esto ya no es un grito. Es un vómito de democracia y con diálogos de convento no se va a poder calmar las ganas de usar armas de fuego.

-.
0
1900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El popó del murciélago

El popó del murciélago

El almirante que se volvió mito

El almirante que se volvió mito

Con la salud del pueblo no se juega

Con la salud del pueblo no se juega

Gaviria trastornó la brújula

Gaviria trastornó la brújula

También lo mataron

También lo mataron

Otra vez la amnistía

Otra vez la amnistía

La guerra es contra el algoritmo

La guerra es contra el algoritmo

El fantasma de Toto

El fantasma de Toto