Un golpe militar sin alternativas militares

La intervención de las Fuerzas Armadas provocó la salida de Evo, aunque sin una opción de poder que ellas encarnen

Por: Ricardo García Duarte
noviembre 12, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un golpe militar sin alternativas militares
Foto: Twitter @evoespueblo

La renuncia del presidente Evo Morales en Bolivia estuvo precedida por un golpe militar, disfrazado como una invitación a la dejación del poder, hecha por el general Kaliman, comandante de las Fuerzas Armadas. No fue sangriento, es cierto, con ejecuciones o apresamientos de por medio; pero fue un golpe en la medida en que cortó el hilo constitucional de continuidad en un poder personificado en el presidente.

Evo, hay que decirlo, no solo representó el ascenso histórico al Estado del pueblo indígena, una masa secularmente marginada y explotada. También significó el ejercicio de un gobierno exitoso, al menos en tres grandes frentes: el crecimiento económico, la disminución de la pobreza, y la construcción de la confianza popular.

Es verdad, por otra parte, que la prolongación de sus mandatos reafirmaba su origen democrático, a través de mayorías sólidas; pero implicaba quizá el debilitamiento del Estado de derecho, circunstancia en la cual, la participación ciudadana para las grandes escogencias políticas corre el riesgo de verse distorsionada bajo los marcos de una “democracia no-liberal”. Lo cual desnaturaliza en algún grado el régimen democrático.

De todas maneras, la intervención de las Fuerzas Armadas ha provocado un golpe, aunque sin una alternativa de poder que ellas encarnen; al menos, no de un modo visible. Las Fuerzas Armadas empujan al gobierno civil fuera del poder, pero sin que ellas representen una salida viable en tanto nuevo centro de las decisiones fundamentales; razón por la cual, se trata de una especie de semigolpe militar o golpe hacia el vacío; un vacío que se presta a todos los riesgos; y que se acentúa por el hecho de que la oposición al gobierno de Evo cuenta apenas con una fracción minoritaria de senadores.

Antes de dimitir, el presidente en ejercicio había aceptado la realización de nuevas elecciones. Estas deben organizarse con prontitud y con todas las garantías civiles y políticas, ofrecidas al conjunto de fuerzas, incluido el propio partido MAS, el del antiguo líder de las movilizaciones cocaleras, hoy asilado en México.

-.
0
502
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
VIDEO:

VIDEO: "No tenemos condiciones para enfrentar el Coronavirus" Médico llora de impotencia

Justicia boliviana anula orden de captura contra el expresidente Evo Morales

Justicia boliviana anula orden de captura contra el expresidente Evo Morales

Nota Ciudadana
La OEA y el golpe cívico-militar en Bolivia

La OEA y el golpe cívico-militar en Bolivia

Nota Ciudadana
La nueva genialidad de María Fernanda Cabal: “Ecuador, Bolivia y Venezuela no fueron al mundial por socialistas”

La nueva genialidad de María Fernanda Cabal: “Ecuador, Bolivia y Venezuela no fueron al mundial por socialistas”