Opinión

Un gobierno sin rumbo

Hoy no aparece ningún tema que lidere la orientación y en consecuencia las medidas y los nombramientos del gobierno.

Por:
marzo 04, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un gobierno sin rumbo
Los grandes temas que se inventó Duque, sus "narrativas", hoy han quedado sin sentido

Mal hacen quienes critican todas las medidas que el presidente Duque toma; o a todos los funcionarios que él nombra.

Como es obvio en algunos casos hay buenas medidas y los nombramientos recaen en personas capaces y bien intencionadas. Es más: no todos los análisis o evaluaciones tiene que ven con él ámbito político y algunos tiene muchas bondades desde el punto de vista administrativo.

Lo que sucede es que no se enmarcan dentro de un proyecto  -una narrativa’ llaman ahora- que permita calificar lo apropiado o no de esos.

Ejemplo reciente de esto es la política – más exactamente, la falta de política- respecto al tema de Derechos Humanos: el informe de la Comisión de la ONU que tanto revuelo ha causado (especialmente entre las autoridades) no omite, incluso destaca, medidas tomadas que son indiscutiblemente buenas. Pero al mismo tiempo señala que los resultados no son suficientes, o sea que no cumplen con las expectativas de ese organismo; la deducción es que no es claro cuáles son las expectativas del gobierno en ese tema; que no se sabe qué importancia le da y que objetivos busca

Y esto es lo que sucede en todos los campos porque se origina en la falta de rumbo del gobierno mismo.

Álvaro Uribe tuvo su ‘Seguridad Democrática’ que le permitió la ‘Justicia y Paz’ con los paramilitares y la guerra a las Farc. Santos tuvo su ‘Proceso de Paz’ que le permitió el ‘Acuerdo del Colón’ y el Nobel de Paz. Ambos se concentraron en esos proyectos y condicionaron el resto del manejo del país a apoyarlos o se desentendieron de los mismos.

____________________________________________________________________________________________

Duque inventó  un tema de ‘Economía Naranja’ y se la jugó por tumbar a Maduro

____________________________________________________________________________________________

Duque subió principalmente beneficiado por la oposición a Petro pero en parte también con el respaldo de quienes deseaban una reforma a los acuerdos firmados por Santos. Inventó también un tema de ‘Economía Naranja’ y se la jugó por tumbar a Maduro.

Respecto a los acuerdos de Paz entendió que cuestionarlos no tenía presentación internacional. Y no solo lo de ‘volverlos trizas’ no tenía sentido, sino simplemente el ponerlos en entredicho o la incertidumbre que producía generó el rechazo mayoritario internamente. Quedó en un ‘sí pero no’.

El cuento de la economía naranja todavía nadie sabe en qué consiste (si es que existe). Se habla de una financiación de unos ‘emprendimientos’ pero esos son menos que marginales; no tienen nada malo pero tampoco nada de existencia o peso como orientación de un gobierno.

Lo de Maduro terminó en lo que es Guaidó hoy, donde nuestro gobierno es el único que lo respalda en su propuesta de la salida del mandatario sin negociación.

Por eso, más allá de si las ‘narrativas’ iniciales hubieran podido tener algún sentido (o precisamente porque no lo tenían), el hecho es que hoy no aparece ningún tema que lidere la orientación -y en consecuencia las medidas y los nombramientos- del gobierno.

La oposición-que no necesariamente es tal sino puede ser de propuestas de alternativas- se encuentra también perdida por la misma razón: no existiendo un proyecto de gobierno al cual hacer referencia y presentar la comparación, solo puede analizar, objetar o eventualmente atacar aisladamente una u otra medida.

Por eso se vuelve el gran debate un viaje intrascendental en el avión de la presidencia. Y, como contrapeso, se inventa una operación incomprensible e injustificable de repatriación a doce colombianos en el otro extremo del mundo para que no corran el riesgo de contagiarse de una enfermedad que puede caerle a cualquiera en cualquier parte del mundo (con esos recursos se podrían evitar decenas de miles de enfermedades y varios miles de muertes de colombianos en nuestro territorio).

Pero claro, lo que aplica es el mismo problema de no poderse concretar si es buena o mala una decisión porque siempre hay un aspecto bueno o malo de cada caso.

-Publicidad-
0
2500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El coronavirus al día

El coronavirus al día

Y ahora que sigue (respecto al coronavirus)

Y ahora que sigue (respecto al coronavirus)

8 errores en el manejo de la pandemia

8 errores en el manejo de la pandemia

¿Qué es más peligroso: Trump o el coronavirus?

¿Qué es más peligroso: Trump o el coronavirus?

Mayor de 70 años desconcertado

Mayor de 70 años desconcertado

Coronavirus: bienvenido al gobierno

Coronavirus: bienvenido al gobierno

El coronavirus: un elefante para matar una hormiga

El coronavirus: un elefante para matar una hormiga

Coronavirus, una parte apenas del problema

Coronavirus, una parte apenas del problema