Opinión

Trump en busca de un enemigo

El delirio narcisista de Trump lo podría hacer creer que volver real una guerra contra un enemigo externo le permite mantenerse en el poder y suspender la transmisión de mando

Por:
enero 05, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Trump en busca de un enemigo
Para imponer su poder ante el mundo Estados Unidos necesita no solo su fuerza sino también una justificación

Los gobiernos -y sobre todo las dictaduras- cuando empiezan a perder el poder acuden a la estrategia de crear un ‘enemigo interno’ que les permite cohesionar a los nacionales y adquirir poderes de excepción.

Para los Estados Unidos su mundo incluye a la totalidad de los países, por su peso como guardianes del planeta, por lo que controlan militarmente, por su participación económica y su liderazgo en la producción mundial, por sus avances científicos y tecnológicas, y sobre todo porque el dólar es la moneda mundial.

Son a nivel del mundo el equivalente a un partido político en el poder, tratando preservar su jerarquía mediante la defensa de lo que presentan como su ideología -la ‘democracia’-.

Al tomar como su espacio político la totalidad del mundo necesitan crear un ‘enemigo de la humanidad’ para justificar sus abusos y alinear a sus aliados (es decir los países de su órbita).

Así se ‘macartizó’ (sería la palabra más apropiada) el comunismo convirtiéndolo en el peligro para el país y para  la humanidad. Alrededor de dicho ‘enemigo’ se adelantaron intervenciones  que aumentaron el poder militar y consolidaron su supremacía sobre lo que se volvió ‘occidente’.

Con el final de la Guerra Fría y la cuasidesaparición de la confrontación con ese enemigo, se inventó la guerra a las drogas. Se declaró una propósito universal el objetivo de ‘tolerancia cero’, llegando inclusive a calificarlo como problema de seguridad nacional internamente, y así justificar la intervención en otros países a través de dicho argumento.

Pero perdió intensidad y efecto la ‘guerra a las drogas’, en el sentido no solo de haber sido pocos los resultados sino de, cómo paralelo a eso, haberse disminuido la intransigencia al respecto llegando al punto de que la marihuana (y en menor medida la cocaína) ya se encuentran prácticamente aceptadas como el alcohol o el tabaco (en cuanto a su consumo).

Pasamos entonces a la ‘lucha contra el terrorismo’ para sustituir esta como argumento para desencadenar una violencia tanto abierta como clandestina o soterrada que sirva sus intereses. Así se legitiman acciones declarando a los Estados no sumisos como Irán o Corea del Norte como ‘terroristas’, o defendiendo militarmente a sus gobiernos aliados contra ‘insurgencias terroristas’, o mediante acciones propiamente terroristas como el asesinato del líder de las milicias iraníes (y puede ser que indirectamente también del director de su programa nuclear).

En búsqueda de un ‘enemigo’ que tome el relevo se enmarcarían la posición y acciones de Trump ante China por supuestamente intentar iniciar una guerra sucia para apoderarse del mundo mediante su posición privilegiada dentro del comercio internacional, llegando incluso lo que equivaldría a un ‘Estado de Guerra declarado’ cuando la acusa de espionaje industrial con propósitos supuestamente belicosos. Esto le sirve ante los norteamericanos para mostrar el nuevo ‘enemigo externo’; y, ante sus aliados externo la acusa de ‘enemigo de la humanidad’ por haber producido el coronavirus y eventualmente haberlo difundido deliberadamente al resto del mundo.

_______________________________________________________________________________

Respecto a Irán y Venezuela, el atacar a Maduro se adelantaría mediante el embargo, aún a riesgo de desencadenar una nueva ‘crisis de los misiles’

_________________________________________________________________________

Respecto a Irán y Venezuela, el atacar a Maduro se adelantaría mediante el embargo, aún a riesgo de desencadenar una nueva ‘crisis de los misiles’ (impidiendo el abastecimiento para que el sufrimiento de la población haga lo que su poder no pudo). Lo planteó el enviado especial Elliott Abrams al decir que lo único concreto al respecto es que los Estados Unidos no aceptarían esa posibilidad. Y el jefe del comando sur Craig Faller sostuvo que los convoyes no solo transportaban gasolina sino también armamento, y que estaban decididos a evitar cualquier acto maligno de Irán fuera donde fuera, mientras el secretario de Estado -Pompeo- acusaba a Venezuela de trabajar con Teherán.

Para imponer su poder ante el mundo Estados Unidos necesita no solo su fuerza sino también una justificación. Esto es lo que así deja Trump. El respaldo de quienes aún esperan su triunfo es básicamente porque han sido convencidos de estas presentaciones. Por eso no deja de existir el peligro de que contando con dichos seguidores, el delirio narcisista de Trump lo lleve a de verdad creer que la estrategia de volver real una guerra contra un enemigo externo le permita mantenerse en el poder, declarando un estado de emergencia que suspenda la transmisión de mando al nuevo presidente.

 

 Publicado originalmente el 9 de diciembre 2020

-.
0
1600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Para dónde va Cuba?

¿Para dónde va Cuba?

Sobre el estatuto antivandalismo

Sobre el estatuto antivandalismo

Treinta años después de la Constituyente

Treinta años después de la Constituyente

Los menores de 30 años

Los menores de 30 años

¿Será Duque para Uribe lo que Maduro para Chávez?

¿Será Duque para Uribe lo que Maduro para Chávez?

¿Hacia un nuevo pacto social?

¿Hacia un nuevo pacto social?

Pasamos el punto de no retorno

Pasamos el punto de no retorno

Ni Colombia es Venezuela, ni Petro es Chávez

Ni Colombia es Venezuela, ni Petro es Chávez