Tres poderosos, con los santos a cuestas en la Semana Santa de Popayán

Los hermanos Negret, y el exministro Aurelio Iragorri, se echan al hombro y recorren las calles con los 500 kilos que pesa el Cristo del viernes santo

Por:
marzo 30, 2018
Tres poderosos, con los santos a cuestas en la Semana Santa de Popayán

Una de las cosas por las que se siente más orgulloso el ex ministro de agricultura Aurelio Iragorri es el inmenso callo que tiene en su hombro izquierdo. Cuando está en Popayán, y a todo el que quiera verlo, le muestra la herida de guerra que le ha dejado su fervor religioso. Es que desde que tenía 13 años, en los años ochenta, ayudó a cuidar el paso Los Azotes –La estructura de 500 kilos de pesos que tiene una de las imágenes de Jesús al Calvario- que tiene su familia desde hace 100 años , y durante 35 años, llevó interrumpidamente cada semana santa.

En 478 años de procesión en Popayán sólo siete cargueros se han desmayado sofocados por el peso de la escultura. En los ochenta, cuando era un joven, Iragorri estuvo a punto de ser el octavo en cinco siglos de historia. Anduvo pálido, a punto de vomitar, durante tres cuadras. Pudo llegar a entregarle al relevo que esperaba. Lo entregó y se sentó en la acera. Al otro día debía volver a salir a llevarla. Su única recuperación consistió en frotarse crema caliente y un vendaje. La yaga se hizo más profunda al otro día.

Iragorri en la semana Santa en Popayán

La tradición domina todo en la vieja ciudad. Desde que el 30 de septiembre del 2009 la UNESCO declaró a la Semana Santa de Popayán como Patrimonio Cultural de la Humanidad en su reunión en Abu Dhabi, el fervor por la Semana Santa se intensificó aún más. El plato fuerte es la procesión. Los payaneses siente una responsabilidad frente a la Unesco para que la tradición perdure en el tiempo. Conseguir un barrote, un palo en el paso es la obsesión de muchos de los habitantes de la ciudad blanca. Lo consideran un honor absoluto. La iglesia ha intentado abrir espacio para que no sólo ministros como Iragorri o el Defensor del Pueblo Carlos Negret lo hagan. Los artesanos y vendedores ambulantes han heredado este honor. Por eso, después de los sesenta años, los cargueros se jubilan y les abren espacio a los más jóvenes. Cesar Negret cumplió esa edad y ya nunca volverá a cargar un paso.

El exgobernador de Popayán se conforma  con los reconocimientos que le han hecho en la misa del Carguero donde recibió la distinción máxima: una medalla por los servicios entregados. Su principal aporte fue entregar la sede de los cargueros en donde se encontrarán en los próximos 100 años. Gracias a él la tradición al menos permanecerá un siglo mas. Su hermano, Carlos Alonso, Defensor del pueblo, es coordinador del grupo de regidores del  Jueves Santo. Aún no lo pensionan. Aún alimenta la llaga que hace sentir orgulloso a los payaneses.

El año pasado, en plena procesión, a un carguero, por el peso del Paso, se le rompieron los ligamentos de la rodilla. Hubo un problema tenaz. El carguero no quería retirarse. Salirse de una procesión es un deshonor absoluto. Si no han existido sino siete desmayados en los 478 años de historia de procesiones es porque los cargueros se cuidan y mucho. La preparación física incluye seis meses de trote y pesas. Todos están firmes, fuertes para pasar buena parte de las 22 cuadras que transitan, llevando un peso de 500 kilos, durante toda una semana. La gente agolpa las calles con la emoción de quien ve una película. Es la misma forma en la que se caquetiza desde 1537.

En las calles están los Negret, los Iragorri, Paloma Valencia y su padre quienes son síndicos de un paso. Son los administradores, lo asignan. Así ha sido siempre. Desde la época de Tomás Cipriano de Mosquera, de José María Obando. Los cargueros es una tradición viva que nunca muere, que resucita cada año con el cuerpo de Jesucristo. Una tradición que deja millones de pesos en ganancia a Popayán

-Publicidad-
0
8527
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Las ayudas del Gobierno a Orlando Beltrán

Las ayudas del Gobierno a Orlando Beltrán

Indígenas caucanos: ¡a cambiar de estrategia!

La pasión y las heridas de Aurelio Iragorri

La pasión y las heridas de Aurelio Iragorri

Nota Ciudadana
'La Silla Renca' y los jóvenes escritores de Popayán

'La Silla Renca' y los jóvenes escritores de Popayán