Trapo rojo en la ventana, el nuevo grito de hambre

Se vieron en Soacha a comienzos de la cuarentana pero ya empiezan a aparecer en Medellín y Cali, anunciando una emergencia social que puede ser tan grave como el coronavirus.

Por:
abril 16, 2020
Trapo rojo en la ventana, el nuevo grito de hambre

En la primera semana de la cuarentena el problema parecía focalizado en Soacha y en barrios del sur de Bogotá. La bandera roja en la ventana de la casa fue la señala que el alcalde de Soacha Juan Carlos Saldarriaga le aconsejó a los habitantes usar para advertir las necesidades urgentes de comida. Pronto la señal  se ha ido extendiendo en Bogotá a sectores de estratos medios como Chapinero y Teusaquillo.

Asi lo describe el escritor Jorge Eliécer Pardo: “En estas calles, pequeños restaurantes vendían desayunos y almuerzos a una población envejecida. Me cuenta un amigo que, ante la pandemia, han cerrado las puertas de los comedores y, como un acto de fe por la vida, han abiertos pequeñas ventanas para comerciar almuerzos, “bandejas”, en empaques de icopor, por seis mil pesos. Los viejos, que se arriesgan a los andenes, ven unas manos que salen con la bolsa y reciben los billetes o las monedas. Me dice que se oyen pasos en la media noche y goznes de ventanas por donde, como acto clandestino, venden alimento. La cuarentena obligatoria y la multa, con la que podrían comer durante meses, los acobarda. No hay banderas ni trapos rojos en las rejas de los portones y las ventanas. Mientras tanto, en los barrios populares de Colombia, se agitan banderas púrpura, anuncian un levantamiento. El hambre no tiene control, la gente está dispuesta a todo”.

Casas de Teusaquillo y Chapinero

Los trapos rojos han empezado a aparecer tambien en las viviendas de los barrios del sector del Distrito de Aguablanca en Cali.

 

Y también en las calles apretadas y las viviendas en las Comunas de Medellín

 

En el sector de la Palma en Altavista también en Medellin las calles

 

Los paliativos del gobierno no alcanzan a responder a las urgencias de la gente que con el paso de los días se vuelve insoportable hasta convertirse en rabia que busca hacerse oir con desespero en las calles.

Los cacerolazos se hicieron sentir en este sector rural del Cauca

En el barrio Bello Oriente de Medellín

En zona rural de Popayán

En Santa Elena en Medellín

Y en Usme la movilización suena con fuerza en este mediodía del 16 de abril

-Publicidad-
0
5400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Las implicaciones económicas del aislamiento social

Las implicaciones económicas del aislamiento social

Los invisibles que buscan que nadie se acueste con hambre

Los invisibles que buscan que nadie se acueste con hambre

El trapo rojo

El trapo rojo

En Santa Marta muere tercera persona por coronavirus

En Santa Marta muere tercera persona por coronavirus