Entonces, ¿Todos contra Hollman Morris?

hablemos sobre "La censura y otros demonios” que padece el país

Por: Juan Sebastián Barrero Del Río
agosto 04, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Entonces, ¿Todos contra Hollman Morris?

Para empezar quiero preguntarle si usted, señor lector, ¿sabía algo de Canal Capital hace dos años y medio? ¿Veía su programación? ¿Conocía en qué número de su cable operador encontrarlo? ¿Se sentía identificado con él?

Algunos responderán asertivamente a la pregunta, tal vez recuerdan los enlatados orientales, el magazín “Samuel en la calle”, o el inamovible “Aprendiendo a pintar con Bob Ros”, pero también sé que una gran parte de ustedes no recuerdan ni siquiera el slogan anterior de la actual “Televisión Más Humana”, todo esto para llegar al primer punto de esta reflexión, algo muy bueno tuvo que hacer Canal Capital para que ahora usted y yo sepamos que la tal televisión pública de Bogotá sí existe.

Pasemos a hablar entonces de las “batallas” que ha librado una opción de televisión que desde 2012 ha tratado de ir en contravía de la televisión comercial que ve al televidente como un cliente.

No pretendo repasar caso por caso, pero televisar a un Beatle, contratar a miembros de la comunidad LGBTI, traer a Calle 13, denunciar amenazas y hacer televisión de contenido ha hecho que a Hollman Morris, gerente de Canal Capital, se le llame, en orden correspondiente, un desfalcador, director de prostíbulo, que corrompe menores, que se “autoamenaza” y que censura. Le pregunto entonces ¿Es eso lo que usted ha visto en esta nueva alternativa de televisión pública

Por estos días es muy fácil leer un titular, levantar el brazo para señalar y gritar ¡censura!, ¿sabe usted qué es la censura?. Sobre ese punto es oportuno recordar que en el gobierno de Uribe, Hollman Morris y su familia tuvieron que salir corriendo de su país por la censura y el desprestigio, que hoy se pretende revivir, con el que a Hollman el mismo presidente de turno le llamaba “guerrillero” y “terrorista”. ¿Queda un poco más claro qué es la censura?

Si aún tiene dudas sobre el significado de esa palabra delicada quiero decirle qué NO es censura, usando el mismo caso de Canal Capital: no es censura abrir cámaras y micrófonos para los indígenas, la comunidad LGBTI y los afros; tampoco es censura consolidar una franja de análisis que tiene como integrantes a fuertes críticos y opositores del gobierno de turno; mucho menos es censura promover espacios para las expresiones urbanas de los jóvenes, el hip hop y el deporte, pero lo que definitivamente no es censura es establecer una parrilla de programación y unos contenidos que le dan voz a quienes antes no la tenían, a víctimas y minorías.

Es hora de pensar en lo fácil que resulta para algunos destruir y demeritar el trabajo de cientos de personas con un titular, un trino, una aseveración equivocada o el desequilibrio informativo de una noticia.

Para terminar quiero que los lectores reflexionen cuántas publicaciones, artículos e investigaciones hicieron los medios, así como cuántos periodistas demostraron su apoyo cuando Hollman Morris tuvo que salir de su país. Las mismas preguntas hago para el momento en el que Darío Arizmendi calificó de “autoamenazas” las denuncias de Morris y Canal Capital, ¿Sabía usted de estos dos hechos?, si su respuesta es negativa es porque lamentablemente estos sucesos no fueron noticia para quienes ahora, de manera celestial, se hacen ver como abanderados y gurús de la libertad de expresión.

¿Qué queda por hacer? En este caso queda ser valiente y tomar el control del televisor para hacer un recorrido por Canal Capital, tal vez se sorprenda y así en el futuro lo piense dos veces antes de señalar por un titular. Armarse de valor lo hará no tragar entero y comprobar con sus propios ojos que lo que ahora ve en su televisor no lo había visto y que ahora lo reconoce porque algo muy bueno tuvo que haber hecho Canal Capital.
@juansebarrero -

-.
0
7390
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La lucha por la alcaldía de Bogotá

La lucha por la alcaldía de Bogotá

Nota Ciudadana
La democracia conducida al patíbulo por un cínico

La democracia conducida al patíbulo por un cínico

"El periodismo ha sido el gran derrotado en el mandato de Petro"

Los dos caminos de Hollman Morris: la alcaldía de Bogotá o el exilio

Los dos caminos de Hollman Morris: la alcaldía de Bogotá o el exilio