Tertulia de primavera 2018: la alegría de vivir

Mantener viva la cultura y las distintas manifestaciones artísticas sigue siendo el objetivo de este espacio

Por: Manuel Tiberio Bermudez
Abril 24, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Tertulia de primavera 2018: la alegría de vivir

Hay momentos que se vuelven inolvidables por especiales, por la magia que los envuelve. Así sucedió durante la Tertulia de primavera realizada en el Club Colombia de Dover, New Jersey.

Desde las 7 de la noche, hora en la que se abrieron las puertas del club, la gente empezó a llegar cargada de buena energía dejando escapar de sus rostros sonrisas nuevas para la ocasión y dispuesta para participar en una de las actividades más reconocidas del Club Colombia y Escenario 57, que por primera vez se unió a la organización de este evento que ya es tradición en esta ciudad en la que habita una gran colonia de colombianos que buscan oportunidades en el país del norte.

El objetivo principal de este espacio es mantener viva la cultura y las distintas manifestaciones artísticas mediante la invitación a músicos, artistas plásticos, pintores, poetas, declamadores, quienes festejan la vida desde la palabra, abren nuevas experiencias al espíritu y gracias a sus intervenciones, el momento se hace inolvidable.

En esta ocasión tan pronto la boletería se puso a la venta fue totalmente agotada y por eso a las 8 de la noche, el salón era un hervidero de gente que comparte, se abraza, grita, vocifera, saluda, pero, sobre todo, hacen un ejercicio de amistad que une, que ata, que mantiene a todos solidarios y amigos en este país que escogieron para buscar nuevos rumbos para ellos y sus familias.

La noche avanzó y el programa previsto se iba desarrollando con la efectividad que da el planear cada momento que va a ser sorpresa para los asistentes.

En lo que tiene que ver con la música, los géneros diversos estuvieron en tarima para el gusto de todos los públicos: La banda de rock en español Furia fue la encargada de abrir el espectáculo y marcar el tono de la noche, seguida por las baladas del recuerdo al estilo de, César Acosta, el Grupo Tradición y el mariachi Mi Serenata, quienes transportaron a los asistentes en el tiempo con sus magníficas interpretaciones de variados géneros de la música latinoamericana.

Para los amantes de la palabra, William Gómez, puso el tono sentimental a la noche declamando poemas que llegaron al alma gracias a esa manera única que William tiene para transmitir los versos que se vuelven ternura o rabia en su voz. Iván Rivas, desde su quehacer, que también es color, recordó el respeto que debemos tener por el planeta que habitamos y nos habita. Mario Rodríguez compartió sus pensamientos acerca de la actualidad y los recuerdos. Manuel Tiberio Bermúdez, presentó su nuevo libro New York no es el cielo, con poemas que eran caricias para el alma.

Sarah, fue la encargada de cantarle al desamor y a esos amores contrariados que a veces nos pone la vida en nuestro camino con su música popular, pero para que el equilibrio no faltase y para bailar un rato, para reafirmar el amor que sentimos por la vida, para saber que dos cuerpos que se trenzan en un abrazo festejan la alegría de existir estuvo Sergio Ortiz.

En esta gran noche cultural no podía faltar un espacio para el micrófono abierto que llama a quienes tienen deseos de expresar sus sentimientos y sus talentos entre amigos, en un ambiente en el que se sienten rodeados de afecto y el cual sirve para descubrir las diferentes facetas de las personas con que diariamente se convive en la comunidad. Noche de amistad, momentos que se vuelven inolvidables porque las emociones que dejan en cada uno son un recuerdo para llevar siempre como referente de vida.

Agotado el programa, pero no las ganas de seguir la rumba, se formaron corrillos, se pactaron encuentros porque era noche para darle gusto al cuerpo, para acompañar la alegría con buenos amigos que siempre son buenos aliados para esas noches en que uno no es uno, sino un ser humano que tiembla de ganas de vivir…

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
156

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus