"Tengo Asperger y eso me hace diferente"

El síndrome que padece la joven sueca, una debilidad que logró transforma en una fortaleza imbatible contra los superpoderosos del mundo que opacó en la ONU

Por:
septiembre 24, 2019

Veinte días duró la travesía en velero de Inglaterra, a donde había llegado desde Estocolmo en su cruzada contra la destrucción del planeta, al puerto de Nueva York. Su propósito, asistir a la Asamblea de la ONU para cantarle la tabla a los gobernantes del mundo, pero sin traicionar su convicción de no contaminar el planeta. Y nada más contaminante que un avión en el aire. Por esto decidió asumir todas las limitaciones de la embarcación Malizia II:  no habían duchas ni ningún aparto eléctrico  para asegurar confort. Desde que zarparon en Plymouth a Nueva York los seis ocupantes de la leve embarcación decidieron sacrificar todo para lograr viajar por el mundo emitiendo la menor cantidad posible de emisiones de CO2 hasta completar la larga travesía.

El 28 de agosto llegó a Nueva York y allí se catapultó como la voz más respeta y la protagonista más intersante entre los poderosos gobernantes del mundo. Su discurso imperativo y señalador se robó todos los titulares de la prensa en el mundo. Su voz transcenderá como el referente mayor contra el cambio climático. La adolescente sueca nunca estuvo sola. Cientos de jóvenes del mundo viajaron para acompañarla en su cruzada contra los Trump y los Bolsonaro que gritan a los cuatro vientos “La Amazonía no es patrimonio de la humanidad”.

La lucha de Thunberg no arrancó este año. Desde agosto del 2018, cada viernes, se para frente al Parlamento sueco para pedir que se cumplan los objetivos medioambientales. Al principio era ella sola con su mochila y un cartel que decía “Huelga escolar por el cambio climático”, desde aquel viernes en que decidió no asistir a clase, como siguió haciéndolo todos los viernes, para hacerse oir. Inicialmente sus papás, Malena Ernman, una reconocida cantante lírica y su papá, Svante Thunberg un director de cine de prestigio no la apoyaron, pero su terquedad se impuso.

Su frase se hizo el lema de las protestas estudiantiles en toda Europa "No podemos solucionar una crisis sin tratarla como una crisis". Sin embargo la guerra sucia contra Thunberg ha arreciado en redes. No sólo ha sido tratada como un producto sino que incluso en la noche del 23 de septiembre fue tratada en un programa de Fox por un analista como “Niña retrasada”.

Todo porque Greta sufre el síndrome de Asperguer , que le fue diagnosticado hace cuatro años, algo que ella considera como un poder, por eso en Twitter ha respondido de esta manera : "Tengo Asperger y eso significa que a veces soy un poco diferente de la norma. Y, dadas las circunstancias correctas, ser diferente es un superpoder".

En un segundo trino negó que se quiera esconder detrás de su condición y dijo que aunque al principio no tenía amigos su popularidad es tanta que ahora es un referente mundial, un referente al que no le preocupan los crudos ataques de la superderecha del mundo ni las ironías que ha sido víctima por parte del propio presidente de los Estados Unidos quien se burló de su emotivo discurso que dio ayer lunes 23 de septiembre durante el arranque de la Cumbre de Acción Climática en la sede de la ONU en Nueva York y que se conoce como "Me han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías".

-Publicidad-
0
6900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Se parecen en algo Duque y Trump?

¿Se parecen en algo Duque y Trump?

¿Y los socialdemócratas qué?

Nota Ciudadana
Donald Trump y Boris Johnson, las nuevas caras de la geopolítica mundial

Donald Trump y Boris Johnson, las nuevas caras de la geopolítica mundial

Huelga climática global llama a cruzar líneas rojas

Huelga climática global llama a cruzar líneas rojas