Los taurinos resultaron las nuevas víctimas

Con el cierre de La Santamaría, salieron los defensores del toreo

Por: Miguel Ángel Camacho
agosto 28, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Los taurinos resultaron las nuevas víctimas
elpaseilloenlared.blogspot.com

Desde hace unos días he estado escuchando el discurso con el que los taurinos han decidido defender su libre derecho a disfrutar de las corridas de toros y con el que han reclamado la reapertura de la Santamaría: que son una minoría a la que se les está violando sus derechos.

Esto lo expresa claramente Antonio Caballero en una de sus columnas de opinión en la revista Semana, poniendo a los taurinos en una posición de víctimas y a los animalistas como victimarios.

Lo anterior hace necesario dejar dos cosas en claro, que tanto los taurinos como algunos animalistas no comprenden. La primera, el alcalde Petro no es el vocero de los animalistas y, la segunda, los taurinos no son las pobres víctimas de este conflicto.

Es cierto que el alcalde ha estado interesado por la causa de abolir las corridas de toros en Bogotá, pero realmente no sabemos si eso está alimentado por su amor hacia los animales o por su afán de perseguir todo lo que huela a privado. Que él sea el alcalde de Bogotá y haya tomado la decisión de cerrar la Santamaría, no lo convierte en el vocero de los animalistas, así algunos grupos lo promuevan como tal.

También es cierto que el nuevo argumento esgrimido por los taurinos, es una estrategia inteligente, pues la historia ha mostrado la tendencia que tiene la sociedad de apoyar a las víctimas; y aunque realmente los taurinos son victimarios, han tenido el apoyo involuntario del alcalde para posar como víctimas.

Otra de las estrategias utilizada por los taurinos y que fortalece la primera, es cerrarle las puertas a la discusión en torno al argumento principal del porqué las corridas de toros deben ser abolidas: el maltrato animal. Es lógico hacerlo, pues si no cierran esa puerta, su argumento de víctimas perseguidas se desmoronaría.

Claro que los taurinos acudirán a cerrarle la puerta al discurso ético, pues saben que en ninguna de las líneas éticas encontrarán los argumentos que justifique el maltrato que les dan a los animales. Así, pueden acudir a la postura especieísta, en la cual su argumento más sólido será: los humanos, como especie superior, tenemos el control y el derecho sobre todas las otras especies del planeta. Es por eso que podemos hacer con ellas lo que queramos, sin la necesidad de cuestionarnos sobre si nuestras acciones en dicho tema, son correctas o incorrectas.

Cobijados por ese argumento es que los taurinos pueden acudir al papel de víctimas. Desafortunadamente tanto el alcalde como algunos animalistas los hacen ver como tal, pues en lugar de esgrimir argumentos serios y adecuadamente construidos, lo que hacen es gritar, en la mayoría de los casos, arengas superficiales, respaldadas por argumentos sin peso, o acudir a las ofensas verbales y/o físicas hacía los taurinos. No se puede ni se debe luchar contra el maltrato animal, utilizando el maltrato, ya sea físico o verbal, como arma.

No quiero que se entienda con esto que respaldo el argumento que utilizan algunos no taurinos: “si no le gusta el toreo, pues no asista a toros”, ya que la lucha de los animalistas va más allá del gusto. La lucha de los animalistas se centra, entre otras cosas, en que los animales son seres capaces de sentir dolor, miedo, angustia y ansiedad, y por lo tanto merecen vivir tranquilos, sin ser explotados y abusados.

Los taurinos no son las verdaderas víctimas, como quieren que creamos, pues son ellos los que animan al torero a que apuñale al toro y le entierre en el lomo una afilada espada dejándolo agonizante sobre la arena, para poder disfrutar con esto del falso poder que creen que tiene el hombre sobre el animal. Las verdaderas víctimas son los toros y los caballos, los cuales deben ser sacrificados para alimentar el ego de los taurinos.

Miguel Ángel Camacho

@Miguel_AngelC

-.
0
1633
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Bogotá se quedaría sin puestos de vacunación hasta que el gobierno les pague

Bogotá se quedaría sin puestos de vacunación hasta que el gobierno les pague

En redes
La chambonada de Peñalosa con la cicloruta de Bogotá

La chambonada de Peñalosa con la cicloruta de Bogotá

Sin humildad, la dueña de Buro pide disculpas a emprendedores de la feria más no a sus empleados

Sin humildad, la dueña de Buro pide disculpas a emprendedores de la feria más no a sus empleados

Nota Ciudadana
Gustavo Petro, el oportunista que le está sacando jugo al caos nacional

Gustavo Petro, el oportunista que le está sacando jugo al caos nacional