Suspensión de Daniel Quintero: la “jugadita” que le salió mal al Gobierno

En fracción de horas al momento en que Quintero sube el cuestionado video del cambio en primera, se produce la sanción sin mediar proceso ni descargo alguno

Por: Alvaro de Jesús Forero Salazar
mayo 16, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Suspensión de Daniel Quintero: la “jugadita” que le salió mal al Gobierno
Foto: Pixabay

Al ya de por sí enrarecido ambiente político en Colombia, se le suma la “jugadita” con la que el alcalde de Medellín Daniel Quintero cae, en una trampa que él mismo se propició.

El Gobierno, no desaprovechó el papayazo, y usando todos los dientes de la Procuraduría, viola la constitución y la ley, aunque tenga que restituir al alcalde cumplida la sanción o por fallo de la Corte antes de su término; la “jugadita” consiste a todas luces en sacarlo del ruedo, al menos, mientras pasan las elecciones, en un desesperado intento de recuperar la plaza de Medellín para el candidato del Gobierno.

Lo que es totalmente contradictorio y ramplón de parte del gobierno y sus alfiles políticos, es el desespero que están mostrando al punto de hacerse evidentes, es decir, hacen la magia, pero, dejan ver el truco al público.

No disimulan al menos, por ejemplo: En todo el territorio nacional a la fecha, existen 207 reportes de presunta participación indebida en política, por parte, de funcionarios públicos en la mira de la procuraduría, entre ellas las del presidente Duque, que reúne todos los requisitos abiertamente evidentes para imputarle una mayor sanción que la de Quintero; sí nos referimos según las palabras de la procuradora, puedan verse afectado el: “Imaginario colectivo”, es decir, es delito lo que el colectivo pueda imaginarse y no lo que el señalado haya dicho.

Lo curioso es también que en fracción de horas al momento en que Quintero sube el cuestionado video del cambio en primera, se produce la sanción sin mediar proceso ni descargo alguno, violando abiertamente la ley, y para disimular el sesgo y la “jugadita” destituyen el alcalde de Ibagué y dos funcionarios más de bajo rango. Obviamente contrarios al partido de Gobierno.

No se necesita ser un “vidente” para ver tan flagrantes evidencias de esta “jugadita”. A sabiendas de que la inconstitucionalidad llegará a sus justos términos, pero, de la misma forma como en el caso de la “ley de garantías”, tendrán el tiempo para sus hazañas.

Mal cálculo, pues el alcalde de bolsillo impuesto por Duque en un desesperado afán, le quedará muy difícil llegar a barrer e imponerse entre los funcionarios de la alcaldía, y de la misma forma que la sanción, su postulación será demandada por violar la ley, pues el alcalde designado debió ser del mismo partido del sancionado.

En todo esto, nuevamente el partido de gobierno pierde, pierde su candidato, el presidente se hace más impopular y crece el descontento ciudadano. Y como diría el senador Rodrigo Lara: “Le hicieron el mejor regalo al candidato puntero”.

Y a Daniel Quintero, si en muchos territorios no lo conocían, lo están haciendo famoso convirtiendo en un perseguido político, cosa que no es más que un inmenso favor a su imagen pública.

Otra vez, les sale al revés la vuelta.

 

-.
0
2700
Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Goodyear, las únicas llantas colombianas que se pelean con chinas, francesas y japonesas

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

Leonidas Iza: el indígena que tiene en jaque al presidente Lasso de Ecuador

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

El racismo, lo más duro que enfrentó Francia Márquez en su campaña

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los diseñadores de las pintas de los Petro Alcocer

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus