Suníes y chiíes: los dos brazos de Alá

Un libro clave para comprender las rivalidades políticas islamistas en el Oriente Próximo y en la guerra en Siria

Por: José E. Mosquera B.
mayo 02, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Suníes y chiíes: los dos brazos de Alá
Foto: AFP + portada del libro

 

Con el surgimiento del Estado Islámico ha cobrado vigencia el libro Suníes y chiíes: los dos brazos de Alá del periodista español Javier Martín, un experimentado cronista, experto en asuntos políticos y religiosos del mundo islámico. Un libro que condensa la historia de las rivalidades hegemónicas entre suníes y chiíes, las dos grandes doctrinas del islam y sus diversas ramas.

Martín es graduado en Filología Árabe y Hebrea, vive hace varios decenios en el Oriente Próximo y es considerado como uno de los mayores conocedores del islam y el mundo árabe de la prensa española. El islam es una religión monoteísta, fundada por el profeta Mahoma en la primera mitad del siglo VII, cuenta con más de 1.500 millones de fieles, es la región oficial y la principal fuente del derecho en 55 países de Asia y África.

Su corriente mayoritaria son los suníes, el 85% de los creyentes en el mundo y el otro 15 % son chiíes, mayorías en Irak, Irán, Bahréin y el sur del Líbano. Martín examina que dentro de las dos grandes doctrinas: suníes y chiíes existen diversidades de ideologías, moderadas y radicales; aperturistas y retrógradas, violentas y pacifistas. Iguales en el fondo, pero antagónicas en la forma.

La guerra en Irak, la primavera árabe y los conflictos en Libia, Siria y, ahora las tensiones entre estos dos países, no sólo han generado inestabilidad política en Oriente Próximo, sino que están alimentado nuevo conflictos con ropaje de extremismo religioso. Conflictos alimentados por las luchas políticas interna y externas y, además por los intereses estratégicos de Estados Unidos, la UE y Rusia, en sus afanes de configurar nuevos mapas políticos regionales de acuerdo con sus intereses económicos.

Potencias que por un lado, hablan de derechos humanos y de humanización de los conflictos, pero por el otro, venden, arman y financian los grupos extremistas para defiendan sus interés estratégicos. El autor en sus texto, específica que en los suníes las ramas más radicales son los wahabitas y los salafistas, pero la ala más extremista es el yihadismo que profesan los seguidores de Al Qaeda y el Estado Islámico, cuyos métodos atroces y brutales son los degollamientos se difunden sin ningún reato por las cadenas de televisión y la redes sociales.

Martín demuestra que en ninguna de las doctrinas y sus diversas ramas ponen en duda el dogma, respetan la tradición, cumplen los cinco pilares del islam y creen en la unicidad y en la omnipotencia de Alá. Explica con profundidad los orígenes y la propagación moderna del islamismo político, así como el desarrollo y las proyecciones de las fuerzas emergentes en Oriente Próximo.

Además, hace una extraordinaria radiografía de la evolución histórica y los orígenes de las diversas corrientes dentro de los suníes y chiíes. En su criterio son unos mosaicos de tradiciones que en muchos casos se confunden por lo diverso y cambiantes. De hecho, resultan a veces demasiado complejas e incomprensivas para el mundo occidental. Porque al interior de las dos grandes doctrinas se han desarrollado diversidades de tendencias que han originado nuevas realidades históricas y geopolíticas en un mundo islámico y árabe en permanentes cambios.

Uno de los aspectos más interesante del libro señala la manera cómo los medios de comunicación de occidente hacen equivocadas lecturas de los conflictos en el Oriente Próximo, cuando de manera elemental los atribuyen a simples enfrentamientos religioso entre suníes y chiíes. En su opinión más allá de aquellos antagonismos religiosos, existen otras rivalidades más profundas en los espirales de violencia que tienen que ver con las luchas tribales, de clanes y de linajes por el poder y por los dominios de los territorios con millonarias reservas de petróleo y otras riquezas.

En consecuencia es cuando han entrado en escena diversos intereses económicos, geopolíticos y geoestratégicos tribales, religiosos, locales, regionales y externos de las potencias en diferentes períodos de la historia, que han coadyuvado a profundizar los conflictos en los países del Oriente Próximo.

El autor examina cómo la guerra de Irak, alimentó el surgimiento de nuevos extremismos, se sembró el caos y se sumergió al Oriente Próximo y el sur de Asia Central, en un teatro de nuevos conflictos. Una guerra que revivió los ancestrales conflictos tribales entre sunitas y chiitas, además de una ola de racismos entre diversos pueblos en Irak, Siria, Pakistán, Afganistán, Líbano, Libia, Siria y pare de contar, donde se han reactivados viejos y nuevos antagonismos tribales y de intolerancia religiosas de grandes proporciones y repercusiones mundiales. En resumen, es un libro que permite conocer con mayor profundidad y precisión los conflictos que originan el fanatismo y el extremismo del Estado Islámico y que han puesto el péndulo de la geopolítica mundial en el Oriente Próximo.

-.
0
652
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Al menos 27 muertos en ataque yihadista en Mali

Al menos 27 muertos en ataque yihadista en Mali

Nota Ciudadana
De las Farc en Colombia al Estado Islámico en Francia, una mediatización del terrorismo

De las Farc en Colombia al Estado Islámico en Francia, una mediatización del terrorismo

Nota Ciudadana
El doble rasero de Twitter con el terrorismo

El doble rasero de Twitter con el terrorismo

Cerrando fronteras