"Soy hincha de Millonarios, pero voy al estadio a ver a Nacional campeón de la Libertadores"

Este es el relato de un seguidor de Millonarios que viajó a Medellín para ver al 'Verde' ganar

Por: Arley Fernando Gómez Hernández
julio 27, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Eran cerca de las diez y media de la noche del martes 26 de julio, cuando mi cuñado y yo nos encontramos con uno de esos personajes que prácticamente viven cerca al complejo deportivo Atanasio Girardot, y con quien previamente habíamos negociado, vía Whatsapp, el precio de las boletas para la final de la Copa Libertadores entre el local Atlético Nacional y el encopetado y sorprendente Independiente del Valle del Ecuador. Estaba en Medellín con el el fin de ver y vivir desde afuera del estadio una final tan importante, pero ahora podía ser parte de ese histórico día para el fútbol colombiano dentro del propio Atanasio.

Había partido de Villavicencio, casi diez horas antes, con la idea de llegar a la capital antioqueña para ver la felicidad que hace más de dos décadas habíamos vivido casi la totalidad de los colombianos, cuando el equipo de René Higuita y compañía logró ese anhelado título esquivo para los equipos colombianos, y que Nacional por fin materializaba después de varios intentos del América de Cali. Y lo hago porque, si bien no soy ese erudito fanático del fútbol, creo que este tipo de eventos se deben vivir en el máximo de su calor, teniendo en cuenta que si un evento de estos se repite con la frecuencia que hasta el momento tenemos, creo que para una próxima final habré de tener una edad en que quizás ni las fuerzas, ni mi vista y mucho menos los ánimos se presten para llegar a un estadio con la multitud de espectadores que esta noche tendremos en la capital de la montaña.

Soy hincha de Millonarios, pero ante todo soy un colombiano orgulloso de la raza altiva que hace bien con sus hazañas deportivas a la imagen de nuestro país.

Sé que hoy, a diferencia de hace 22 años, la gente no está al rededor de Nacional. Al contrario, hay muchos que le desean que hoy pierdan en su estadio. Yo no lo quiero. Aspiro de corazón que esta noche se configure una nueva estrella que permita demostrar a los dirigentes del fútbol colombiano cómo se hace empresa; cómo se logran hazañas cuando las cosas se hacen desde las bases, tal cual lo viene haciendo el equipo verde de la montaña desde hace varias décadas.

Hace unas pocas semanas criticaba yo a mi equipo por haber dejado pasar varias generaciones de hinchas a los que no se les ofreció ese fútbol de garra y jerarquía, el mismo del que mis padres se habían enamorado y que con ejemplo deseo ofrecerles a mis nietos. Pero eso no ocurre.

Hoy no solo me ratifico en ese comentario, sino que tristemente veo cómo equipos de Europa vienen a descubrir, motivar, formar y llevarse a posibles nuevas figuras desde nuestras tierras hasta el viejo continente, sin que esos equipos tradicionales nuestros como Santa Fe y Millonarios hayan hecho lo mismo por cautivarlos, por ofrecerles garantías y por crear escuelas de formación que le permitan a la juventud tener oportunidades de practicar el fútbol que todos queremos ver.

Hoy, por cuenta del Juventus de Italia y para orgullo de sus padres y de esta comunidad acacireña, el Niño Juan Pablo Velásquez Baquero se encuentra presentando exámenes en Italia para hacerle un posible fichaje, algo que desde hace muchos años podían estar haciendo los equipos de la capital de la república que solo están a 85 kilómetros de la capital del Meta, pero que dejan pasar, quizás, por esa paupérrima capacidad de dirigencia deportiva que deberían tener quienes regentan el fútbol colombiano.

Esta columna de hoy se la dedico al Nacional de Medellín, a su fanaticada y Juan Pablo Velázquez B., quienes con esfuerzo, dedicación y verraquera hacen de sus vidas un ejemplo para que este país sea aún mejor.

Con la tranquilidad de saber que estoy obrando como un buen colombiano, espero de corazón que esta noche gane Nacional y que esto sea el principio para que todos los colombianos aprendamos que cuando se trabaja con tesón se logran grandes cosas.

Por el momento me dedicaré a recorrer Medellín, a vivir con ellos las previas del partido y a contarles mañana qué siente un hincha de Millonarios en una final tan importante del fútbol mundial.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
13888

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Atlético Nacional: crisis en potencia

Atlético Nacional: crisis en potencia

"A la Nacion Verdolaga los expulsamos del Atanasio por vándalos": Los del Sur

Nota Ciudadana
Carta abierta de un hincha de Millonarios al presidente de Nacional

Carta abierta de un hincha de Millonarios al presidente de Nacional

El Nacional de mi padre

El Nacional de mi padre