Opinión

Sopa de fracking

La agresiva técnica está ´ad portas´, a pesar de que el Minambiente afirma que “el sector no está completamente listo” y la garantía de control ambiental está por verse

Por:
agosto 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sopa de fracking

Con la luz verde a proyectos de fracking en Colombia inicia una nueva etapa en la extracción mineroenergética del país. Quizás la última etapa. La primera de la República fue la iniciada por Rafael Reyes a comienzos del siglo veinte con las concesiones otorgadas a su ahijado Roberto Mares y al general Barco, que tuvieron un beneficio enorme para transnacionales gringas como Standard Oil y casi nulas para el país. Así fue hasta la huelga de los trabajadores de la USO en 1948, que permitió la creación de Ecopetrol como empresa del Estado para la administración de los hidrocarburos.

La segunda etapa inicia con la explotación de El Cerrejón en La Guajira, generando archimillonarias riquezas para Exxon, BHP Billiton, Anglo American y Glencore, y miseria, hambre y depredación para la región Caribe. Esta ha sido la característica del saqueo a cielo abierto del carbón y el níquel del país, cuyos beneficios no se han reflejado en mejores empleos, más progreso, desarrollo tecnológico ni crecimiento económico sostenible.

La tercera está por tener vía libre por parte del ministerio de Ambiente, a pesar de que el propio titular de la cartera afirma que “el sector no está completamente listo”. Pero una vez más, la historia se repite y la presión de las transnacionales es más fuerte que la defensa del interés nacional.

La compañía Conoco Phillips ya está realizando exploración en Yacimientos No Convencionales en San Martín, Cesar, aunque solo cuentan con licencia ambiental para realizar exploración de tipo convencional, como lo expresó la Contraloría en noviembre de 2016[1]. Surge entonces la pregunta: ¿En dónde está la autoridad ambiental del país? La Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, otorgó permiso para explorar hidrocarburos cerca a Caño Cristales; su directora, Clara Victoria González Hernández, fue empleada de Ecopetrol y de una empresa canadiense consultora de Ecopetrol  vetada por el Banco Mundial por sobornos. Y su esposo, Héctor García, es consultor ambiental de Conoco Phillips[2]. ¡Imagínense la garantía de control ambiental que tendrá el fracking!

Durante más de un siglo la extracción de recursos naturales se ha realizado para enriquecer a unas cuantas empresas y a un puñado de funcionarios, sin que haya sido fuente de riqueza y motor de diversificación productiva. Hoy los mismos saqueadores pretenden hacer creer que con idéntica política e instituciones, una técnica más agresiva ahora sí será motor de progreso para el país. Si se permite, Colombia tendrá fracking hasta en la sopa.

Twitter: @mariovalencia01

[1]

 


 

[2] 

 

-Publicidad-
0
1087
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Quién miente sobre la protesta social?

¿Quién miente sobre la protesta social?

Colombia sí tiene rumbo: el cambio social

Colombia sí tiene rumbo: el cambio social

Voy con Claudia

Voy con Claudia

Una mezcla explosiva

Una mezcla explosiva

¡Quiero saber!

¡Quiero saber!

Tenemos pretexto ¡para rato!

Tenemos pretexto ¡para rato!

Para combatir a los corruptos se necesita más gobierno

Para combatir a los corruptos se necesita más gobierno

Qué dólar de cabeza

Qué dólar de cabeza