Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Sol a las espaldas

El anverso de la luna

Por:
Julio 27, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sol a las espaldas
La preocupación de la gente es que no existe guía hacia el futuro, como que la gasolina se acabó con el proceso de La Habana

Y pasan los días, con ellos los meses y qué tal el descubrimiento: los años. Todo plazo tiende a cumplirse como dicen los abogados. Para bien o para mal, un Gobierno que se extinguen, es una obra que se deja para la historia.

Llega el veinte de julio y las relaciones poder-ejercicio se descomponen, se hace lejano el poder, se producen las primeras realidades.

Una grave, me atrevo a decirlo, e impertinente idea constitucionalizada fue la reelección, la reelección presidencial; además fue perniciosa, pues el primer cuatrienio, se desempeña en la campaña para el segundo y, el segundo, así recortado por la fuerza de la gestión, de la política, de los compromisos, del peso del destino no alcanza para la verdadera realización de lo que es una gestión de Estado. Corto resultó el doble período, pero no por los años, sino por la fuerza estática que produce la realidad de la gestión apuntada para el premio gordo del segundo período; se afirma, y con razón, que en los períodos corrientes sin reelección, el primer año es del presidente, el segundo y el tercero son compartidos con el Congreso y el último, obvio, se llegó la campaña electoral, es del Congreso; una realidad que se había pospuesto y agrupado en grupos de presión que, en constante clamor retumbaban las puestas y los cimiento del Poder Presidencial. Una realidad.

Entonces, todos en sus platas; el Congreso en campaña, la Presidencia en punto de culminar lo que le permita el Congreso y, todos volcados a la nueva elección. Nada qué hacer. Por fortuna se acabó con la reelección.

 

Todos en sus platas; el Congreso en campaña,
la Presidencia en punto de culminar lo que le permita el Congreso y,
todos volcados a la nueva elección

 

Empezarán los días cuando sea una carga ir al centro del poder, pues ya todo se encuentra definido, aunque algunos ministros se empeñen en seguir con la avalancha de proyectos; uno de ellos, aunque necesario, está destinado al abandono; pues claro que es importante hablar de “Las claves de la reforma política criminal y carcelaria en Colombia”, pero estamos tarde, muy tarde, para su defensa; se “radicó este martes en el Congreso el proyecto de ley para reformar la política criminal y carcelaria del país. Así, la propuesta de esta cartera espera, entre otras cosas, “mejorar las condiciones del sistema penitenciario, hacer un uso racional de la prisión y fortalecer las instituciones”. ¿Quién se va a constituir en doliente para tan importante plan? Siendo prioritario, no da votos, no permite generación de burocracia, es una constatación de lo inexistente y, lo de resalto, los destinatarios, los miembros del Congreso, se encuentran en otra actividad; es lo cierto.

Sucederá lo mismo con “El proyecto que presentó Néstor Humberto Martínez al Congreso busca romper el vínculo perverso entre contratistas y políticos en elecciones. En la mira contadores, auditores, abogados, candidatos y portadores de grandes montos en efectivo”.

Todo se pospone. Y, aunque los adversarios inveterados se encuentren, aunque se produzca la creación del partido político de las Farc-EP que, constituye excelente mensaje, lo cierto es que la economía no arranca. El escepticismo campea en las gentes, en las instituciones, en las organizaciones gremiales, en fin, en la sociedad que no sabe qué hacer con la ausencia de esperanza, de estabilidad. Tono de especial consideración es pues: “Angustia por las ventas que no levantan cabeza en Colombia. (…) Va más de medio año y las ventas no levantan cabeza. La reducción de las tasas del Banco de la República todavía no se siente con fuerza en el mercado. ¿Qué más se puede hacer?”

Empero, no se diga que el bajón de las encuestas es producto de la negociación con las Farc-EP en Cuba al cabo de la cual fue suscrito en el Teatro Colón un Acuerdo de Paz; por el contrario, el común relata que ese es el señuelo de luz, se esté de acuerdo con su contenido o no. La preocupación que expresa la gente es que no existe guía hacia el futuro, como que la gasolina se acabó con el proceso de La Habana y, allí quedamos.

El sol a las espaldas: sí, casi obvio; pero muy oscuro el panorama, como en el anverso de la luna.

Ánimo pues, que faltan muchos cuatrienios.

 

Publicidad
0
710
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Augusto Ibáñez

Ángeles y Demonios II

Ángeles y Demonios II

Situación Nación
Valor Justicia

Valor Justicia

La oportunidad
Magia ¡Magia!

Magia ¡Magia!

Versión rápida de la visión judicial
Telón de fondo

Telón de fondo

Situación País
Milagro

Milagro

Una postura de la política en Colombia
Paramilitarismo II

Paramilitarismo II

Consecuencias. Prohibir lo Prohibido
Paramilitarismo I

Paramilitarismo I

Orígenes. Prohibir lo Prohibido