Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

¿Sirven de algo las “twitteratones” y el activismo virtual?

Como de costumbre hubo un “twitteratón” en contra del presidente Santos. Sin embargo, además de ser tendencia, no se logró mayor cosa, él no renunció

Por: Jorge Asmar
Julio 17, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Sirven de algo las “twitteratones” y el activismo virtual?

Sí, Santos no renunció. El jueves 13 de julio se convocó a los internautas a un “twitteratón” para manifestar su malestar por la noticia en que la Fiscalía confirmó que Odebrecht pagó las campañas presidenciales de Santos y Zuluaga. El numeral #SantosRenuncie estuvo el día jueves 13 de julio entre las tendencias del día, y aún se encuentra en movimiento.

Sin embargo, este numeral no es nuevo y es usado otra vez para despotricar sobre algo que hace un año muchos apoyaban, que era dialogar con las FARC. Y a es casi que una tradición mensual convocarse a una red y escribir un pensamiento en contra del ganador del Nobel de la Paz, y sí, aunque nos duela decirlo, Santos ganó un nobel.

Antes de cualquier juzgamiento no soy uribista ni tampoco santista, en realidad me parece que ambos hicieron la jugada más sabia —y descarada— de la política. Juntos eran fuertes y ocupaban un solo frente, ahora divididos ocupan dos frentes y eliminaron cualquier posible competidor. Es tan frustrante ver esa pelea entre los que defienden a uno u otro político, que se nublan en manifiestos algunas veces tendenciosos, otras veces grotescos, pero ninguno efectivo.

Ambos políticos, con sus métodos, sacrificaron el bienestar de Colombia, pero eso es tema de otro costal. De igual forma quiero hacer notar que es tal la perorata que se lleva a cabo que nos convertimos en una sociedad comunicativa, más no colaborativa. Las redes sociales son la plataforma para hacer relevante esa idea y molestia que todos llevamos, lo cual es simplemente genial, admirable. Ya todos sabemos qué opinan los internautas sobre Santos, desde reflexiones hasta madrazos, todos podemos leerlo, pero ¿qué efectividad real tiene hacer este tipo de manifiestos en tendencias virtuales?

Lo bueno es que se encuentran personas con un pensamiento en común y que abren los ojos a partir de un mensaje masivo y mediático. Sin embargo, ese impulso de cambio solo se limita a 140 caracteres, a querer hacer bulla y no un cambio social, o ¿acaso conocen a alguien que haya sido tendencia en redes sociales por ceder una silla en Transmilenio?

La verdadera revolución está en informarse, algo que está pasando más, nos informamos e interactuamos, pero seguimos con la cabeza abajo, embebida en el celular pensando cómo conseguir 15 minutos de fama en redes sociales en lugar de sacar la cabeza y dar gracias, brindar permiso y ser una persona con empatía.

#SantosRenuncie fue tendencia, y nada pasó, estoy seguro que Santos ni siquiera usará twitter, y si lo usa, cerrará la app y hasta ahí llegó la revolución del  “twitteratón” , tal vez quien ya renunció fue el community manager de Santos, con tanta mención y tanto bloqueo, él si tuvo razones de peso para renunciar.

Un cambio total no es una protesta virtual, es un buen primer paso: el de informarnos, pero no debemos quedarnos con eso, le aseguro que con solo agradecer a cada persona que haga algo por usted, desde la persona que le abre una puerta hasta el conductor del SITP, uber o taxi, o a la señora que le colabora en su oficina, logramos vínculos y uniones para que en el momento de actuar lo hagamos con respeto por el otro, generamos empatía.

Respeto la opinión que tenga cada persona sobre Santos y Uribe, a favor o en contra. Sin embargo, eso no significa que yo cambie lo que creo sobre ellos, aunque tampoco es excusa para agobiar e insultar física o virtualmente a alguien. Hay que actuar, hablar, dialogar con nobleza e integridad.

Les aseguro que a ningún político lo va asustar ser tendencia virtual, a un político lo que lo asusta es ver a un pueblo unido y centrado en un mismo fin, sea del partido político que sea, alguien tiembla cuando la misma masa que lo puso en un trono, lo puede desbancar de forma inteligente y lúcida.

Todos queremos lo mismo: paz, mejor educación, salud, más opciones de trabajo con mejores salarios y garantizar a nuestros herederos un país idóneo para vivir. Todos los colombianos queremos eso y esto se logra con respeto por nuestros pares y dejando de hacer manifiestos de 140 caracteres que solo nos llevan a disputas y divisiones, algo que gozan los políticos que solo nos quieren ver divididos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
223

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Después de Isagén van por Propilco

La empresa estratégica para Ecopetrol puede convertirse en otra de las nacionales cuya importancia se aprecie solamente cuando ya esté en manos extranjeras
Pensando en el postconflicto

Pensando en el postconflicto

'¿Seremos capaces de imaginar a Santos, Uribe y Timochenko sonriendo en una foto?'
El escritor fantasma de Santos en la presidencia

El escritor fantasma de Santos en la presidencia

Juan Carlos Torres, un discreto escritor se encarga de volver discursos las ideas y resultados que el Presidente quiere presentarle al país
El terrorismo no solamente se hace con armas, también con la lengua

El terrorismo no solamente se hace con armas, también con la lengua

"Aunque suene irónico, dirigentes ‘demoníacos’ lloran con desdicha, pues pese a las dificultades, el proceso de paz con la subversión avanza tal como se había concebido"