¿Simón Trinidad, una infamia más de Uribe?

Ricardo Palmera, cercano a los 70, cumple 16 años confinado en una prisión de Estados Unidos, luego de haber sido extraditado en pleno gobierno del expresidente

Por: Ignacio Coral
julio 14, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Simón Trinidad, una infamia más de Uribe?

“Para ser banquero se necesita no tener alma”, dijo por allá en la década de los años 70 del siglo pasado alguien que tenía porqué saberlo, pues había trabajado como asesor de la Caja Agraria y era gerente del extinto Banco del Comercio en Valledupar. Por eso mismo, se consideraba “el peor banquero del mundo”.

Sea como sea, quien así se pronunciaba era un conocido economista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, miembro de una antigua y prestante familia de Valledupar, profesor de Historia Económica de Colombia en la Universidad Popular del Cesar y hombre inclinado a la teoría marxista-leninista, que lo llevó a crear con otros compañeros el grupo Los Independientes y luego vincularse a la Unión Patriótica (UP). Su nombre completo, Juvenal Ovidio Ricardo Palmera Pineda.

Este Ricardo Palmera, como era conocido comúnmente, dueño de una gran sensibilidad social, proclive a los más necesitados y de un prístino pensamiento humanista como lo revela su frase, resolvió dejar la lucha en la UP y tomar la vía armada, pues la persecución política y el genocidio que sufría este partido político no daba otra opción para alcanzar los ideales de paz, justicia social y de defensa de la soberanía patria que él perseguía. Así llegó a las Farc, donde tomó el nombre de Simón Trinidad como símbolo de los mismos ideales que preconizó el libertador Simón Bolívar.

Pues bien, en enero de 2004, Simón Trinidad fue apresado en Quito (Ecuador). Luego, traído a Colombia, donde permaneció preso hasta el 31 de diciembre de ese año, cuando fue extraditado a los Estados Unidos, con violación de todas las disposiciones legales sobre extradición. En ese país, con base en pruebas y testigos falsos, también facilitados por el gobierno colombiano, fue condenado a 60 años de prisión en cárcel de máxima seguridad.

Simón Trinidad, cercano a los 70, cumple 16 años confinado en la prisión de Florence (Colorado), diseñada y construida en pleno desierto, con un concepto tan deshumanizado que se la califica como “la Alcatraz de la rocosas”. De hecho, según exfuncionarios de ese penal, es “una cárcel que no fue diseñada para seres humanos, peor que la muerte”. En una celda subterránea, sin sol, ni compañía alguna, sin libros, revistas, menos televisión, sin juegos de ninguna clase, sin visitas, sin debida atención médico-odontológica, en un espacio de 2.60 x 3 metros transcurre la vida de Simón Trinidad. Otro que no fuera él, se habría vuelto loco en menos de dos años según criterios médicos. “Es el hombre de hierro,” como lo califica el escritor Jorge E. Botero, mental y espiritualmente indoblegable que merece toda la solidaridad y lucha por la libertad que se merece.

Es toda una infamia del gobierno colombiano hacer caso omiso de los derechos que tiene este compatriota y de las normas que los protegen. Pero de qué extrañarse, si precisamente fue el gobierno de Álvaro Uribe el que propició la infamia cuando, a sabiendas de que la extradición no aplica en casos de delitos políticos, clamó a los Estados Unidos que pidieran en extradición a Simón Trinidad. Además, lo que agrava más la infamia de Uribe es la presunta confabulación que hizo para conseguir la cuadrilla de testigos falsos en contra de Simón Trinidad, pues Estados Unidos no tenía prueba alguna para enjuiciarlo, ni siquiera cargos que hacerle, pues por los de narcotráfico había sido absuelto.

Léase con cuidado y atención el siguiente cable de WikiLeaks de enero 4 del 2004, citado por Liliany Obando en su trabajo Simón Trinidad, un trofeo vía extradición, en el que el embajador norteamericano de entonces, William Wood, se expresa así:

Altos funcionarios del gobierno colombiano, incluyendo al presidente Uribe, han pedido a los Estados Unidos considerar pedir en extradición a Palmera. Obviamente ellos prefieren verlo encerrado en una cárcel de los Estados Unidos que procesado en el poco confiable sistema judicial colombiano. Su pedido tiene una nota de urgencia de ellos. Sin embargo, en estos momentos Palmera no enfrenta cargos penales en los Estados Unidos. La embajada desconoce cualquier investigación pendiente en contra de este reconocido narcoterrorista por parte de las agencias oficiales de los Estados Unidos”

Hé allí una infamia más de las que carga en su morral de odio el matarife.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
63600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cuando Simón Trinidad se llamaba Ricardo Palmera

Cuando Simón Trinidad se llamaba Ricardo Palmera

¿Qué va a pasar con Simón Trinidad?: habla su abogado norteamericano

¿Qué va a pasar con Simón Trinidad?: habla su abogado norteamericano

Nota Ciudadana
¿Habrá niño Dios para Simón Trinidad?

¿Habrá niño Dios para Simón Trinidad?