Sigamos como piedras

200 Juntas de Acción Comunal en el Meta no pudieron elegirse ayer por falta de quórum

Por: Leonel Uriel Alzate
abril 25, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sigamos como piedras
Foto subida por autor

Como debe ocurrir en muchos municipios del país, en Villavicencio no han pasado muchos años desde cuando éramos felices, antes que se acabaran los 'Bazares', las 'Mingas' las 'Alboradas' y otra suerte de eventos muy autóctonos de nuestra idiosincrasia. "Tiempos felices" dicen quienes hoy evocan la ciudad que tuvimos en los años 50, 60 y 70. !Pare de contar!

Con los 80, y de la mano de la tecnología -modernidad, la llaman algunos-, llegó también el decadente consumismo y la competencia, algo que sumado a la época coquera, terminó por degradarnos hasta el punto de crear un desarraigo de tal magnitud, que hoy, pese a que Villavicencio sigue siendo una ciudad tan pequeña, aquí parece que ya nadie conoce a nadie.

Ayer lo pude evidenciar, justo en uno de los procesos más sórdidos e ignorados de nuestra actualidad, como es la elección de la Juntas Administradoras Locales (JAL). Salvo contadas excepciones, el común denominador fue la apatía y el ‘importaculismo’. Hubo barrios donde no se alcanzó el umbral, y otros donde solo había un candidato, y que ganó por antonomasia.

Este último, es una especie de 'sentimiento nacional' que se nos ha enquistado hasta la médula, y del que ya ni siquiera la muerte, con todo y sus aristas parece despertarnos.

Hoy para lo único que los ciudadanos de Villavicencio medio nos unimos, es para mirar el levantamiento de un cadáver, para protestar contra atracos tales como  las zonas azules, o el comparendo electrónico, o las fallas de la Emsa en materia de infraestructura energética y otros males . En el mejor de los casos, nos congregamos como musulmanes al final de Ramadán, pero para linchar a alguna rata caida en desgracia, antes que llegue la Policía.

Uno se pregunta dónde está la raíz de nuestro escepticismo, y las razones son tan diversas como las mismas consecuencias de nuestro importaculismo.

Podemos comenzar por la fácil; son tantos los politiqueros que han gobernado a esta región, y es tanto el daño que le han hecho a la ciudad, que ya no les cree es nadie. Eso sí, todos los seguimos buscando con las mismas falsas adulaciones que ellos nos enseñaron a profesar.

El profesor los busca para que le consiga pupitres, el desempleado para que le de un trabajito así sea de tres meses y por O.P.S. Los periodistas los buscamos por la pauta y etc. pero creerles? como dijo Gaitán; ¡Mamola.!

¡Y el polítiquero sabe que no le creen! Por eso también termina su periodo haciéndole pistola al pueblo, entregando obras inconclusas, o mal estudiadas, y sobre todo con una estela de contratos firmados para amarrarle presupuesto a sus sucesor.

La culpa es de nosotros.

Aquí ya nadie quiere a nadie, ni se interesa por nadie. Nada de lo que pase con nuestra comunidad parece importarnos, hasta cuando nos atracan dos marihuaneros con cuchillo o dos fleteros en moto, o una empresa que le sube a los recibos de servicio públicos, y que de repeso se inventa una revisión a la tubería del gas, con estricto cobro en el recibo, so pena de cortar el servicio.

Ahí si brincamos como rana en tomatera. Nos vamos lanza en ristre contra la Policía, contra el Alcalde y contra quien toque. buscamos periodistas para que nos ayuden a hacer todo el ruido posible, y nos desbordamos en redes sociales queriendo encontrar la solución a nuestros problemas, sin darnos cuenta que todos estos tienen su génesis preciso ahí, en nuestra indiferencia social.

Me juego cien a uno, a que menos del 15 por ciento de los ciudadanos sabe el nombre del Presidente de la junta de Acción Comunal de su barrio, menos del 10 por ciento se sabe el número de su cuadrante de policía más cercano. y si acaso el 3 por ciento sabe para qué sirve, -o debería servir- la figura de la Junta de Acción comunal.

La culpa también es de los presidentes de esas juntas -aunque hay unos a los que me les quito el sombrero- pero en su gran mayoría, son personas que muchas veces no los conoce ni la mamá, pero se hacen candidatos para obtener un mediano reconocimiento que les sirva para luego lanzarse al concejo, o para que el alcalde los tenga en cuenta y les de una 'ayudita', puede ser el trabajo para mi sobrina, o el contratico para mi hermano y bla, bla y bla.

Hay una crisis cultural de liderazgo tan grave en nosotros los villavicenses, que ya ni siquiera saludamos al vecino, de vaina conocemos al tendero que nos fía, pero nos hemos ido convirtiendo en comensales inertes de una simbiosis donde solo importa el mayúsculo YO., donde lo único que nos queda de llaneros es que vamos al joropódromo y eso para conocer rolas, o porque es lo que está de moda, y si no lo haces estás 'out'.

Aquí el nombre de Manuel Calle Lombana lo conocemos solo por el estadio, o el de Felicidad Barrios (Fela) lo sabemos solo porque hay que hablar de ella para estar a tono en los cócteles. ni que decir de nuestros poetas, escritores etc. Pero eso de trabajar por nuestra comunidad, de unirnos a nuestros cabildantes, o de liderar procesos en busca del bien común, rescatando nuestra idiosincrasia y valores culturales? Nanay nayay.

Sigamos como piedras; bien dijo Cesare Pavese: "La fuerza de la indiferencia fue la que permitió a las piedras perdurar inmutables durante millones de años" Así que no votemos por la junta, ni por el concejo, o por la alcaldía,  /Y menos pa' Presidente/, no busquemos chicharrones. "Eso dejémoslo al vecino que le gusta esa vaina, o averigüen por ahí quién es el Presidente de la junta"

Les dejo esta perla de Bertolt Brecht: "El analfabeto político es tan burro, que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales."

-.
0
464
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Lo difícil de ser santista

Lo difícil de ser santista

Nota Ciudadana
Los 'chicharrones' que recibe el nuevo alcalde de Villavicencio

Los 'chicharrones' que recibe el nuevo alcalde de Villavicencio

Nota Ciudadana
La batalla vial de Acacias

La batalla vial de Acacias

Timochenko de regreso de su gira por los ex territorios Farc

Timochenko de regreso de su gira por los ex territorios Farc