Si Maradona estuviera vivo, con esto lo mataban

"La Superliga Europea pretende hegemonizar el fútbol únicamente como una gran empresa, y los futbolistas cada vez son menos obreros"

Por: Santiago Suarez
abril 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Si Maradona estuviera vivo, con esto lo mataban

En pleno inicio de la emergencia sanitaria en Colombia se estrenó la primera y única temporada de The English Game, la historia que recoge el primer título oficial de un equipo de fútbol obrero en el mundo. Aunque los lores y la nobleza impusieron las reglas del fútbol, la apropiación obrera de su valor como juego fue más importante para abrir sus fronteras y problematizar las limitaciones a su acceso. Ese fue el verdadero inicio de un deporte que mueve a una cantidad incalculable de personas en torno a los equipos, las figuras, los colores y las banderas.

El fútbol nos ha dado tantas alegrías como penas, nos ha traído historias de amores, odios y traiciones, pero gran parte de la esencia del fútbol se pierde hoy, la Superliga Europea pretende hegemonizar el fútbol únicamente como una gran empresa, y los futbolistas cada vez son menos obreros. La Superliga nos está privando del fútbol de las grandes hazañas, del fútbol de confrontación y de debates, la Superliga está creando una burbuja de oro donde elimina por completo cualquier atisbo de política que pudiéramos encontrar aún en el fútbol.

Didier Drogba cuando llegó a Europa sorprendió al fútbol con su propia sorpresa: ¡La gente come tres veces por día! Esa es una de las declaraciones más fuertes que haya realizado futbolista alguno, era un llamado a que se desvaneciera el olvido que sufren los países africanos por parte de nuestras miradas inquisidoras y coloniales, pues resulta que allá también hay selecciones, y no, no juegan entre tribus. Fue Cantoná quien dio la patada más importante de su carrera saliéndose del pentágono de juego: calló con una patada de karateka a un fascista que lo increpaba en el estadio. Fue Maradona quién demostró que la pelota no se mancha, y que los sueños que se crean en las canchas de tierra olvidadas por el Estado y las élites políticas, donde nacen las estrellas del fútbol mundial.

Es importante señalar que la connotación privada y cerrada de la Superliga solo busca un formato que haga más vistoso a los clubes de fútbol más vistosos del mundo, es una oda a la fanfarronería y a las apuestas millonarias por saber quién da más. Hay que reconocer que la Superliga Europea no está separando la política del fútbol, por el contrario, está creando una idílica y paradisíaca isla del capital financiero, que en lugar de cocos ofrece balones, y en lugar de reglamentación, ofrece libertad para hacer sus cuantiosas transacciones.

Aunque Blater convirtió a la FIFA y a las diferentes Confederaciones de Fútbol en una cloaca de corrupción, y les ha costado recuperar su credibilidad, el fútbol sigue siendo reglamentado por el derecho internacional público, y es precisamente el carácter jurídico del fútbol lo que evita que los jugadores profesionales sean menos que ganado, ganado que gana muchísimo dinero, pero para animales con plata ya tenemos el ejemplo de Elon Musk. Sugiero que lo más frustrante es que estos equipos "fundadores" no tienen respeto por la afición, y mucho menos por los símbolos que representan. Que nadie vaya a hablar de Cruyff mientras apoye la decisión del Barcelona, eso será un completo sacrilegio.

Me quedo con el fútbol que conocí y el que me enseñó mi viejo, el que se disfruta y se celebra en las ciudades como parte del legado que nos ha marcado. No busco justificar de ninguna manera los problemas a los que se enfrenta el fútbol a día de hoy, la mercantilización y la inmensa especulación hace que cada vez más desaparezca la figura de Fergus Suter revolucionando el fútbol enarbolando su clase, que desaparezca la figura de Pelé, que ante la profunda agonía de la dictadura militar, con sus goles hizo sonreír a todo el Brasil, de Sócrates da Souza, que antes de ser médico y un gran futbolista, fue un marxista con profundo sentido democrático. Esta Superliga está destiñendo la cara del más grande la historia, del Diego, de Villa Fiorito, de defender la camiseta del país y de ganarles la guerra en el campo —y en "su juego"— a los ingleses. Mañana todos a vestirse de negro, Florentino Pérez y su séquito de mafiosos entraron con cañones bañados en oro a asesinar el fútbol.

-.
0
600
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
Se terminó el misterio con Carlos Vives

Se terminó el misterio con Carlos Vives

De crack a mundial a paquete que nadie quiere: James y su descenso a los infiernos

De crack a mundial a paquete que nadie quiere: James y su descenso a los infiernos

James empezó con el pie izquierdo en el Everton

James empezó con el pie izquierdo en el Everton

Nota Ciudadana
Maradona y Pelé firman la paz

Maradona y Pelé firman la paz