Por qué no debería ir la reforma tributaria

"Gravísimo, presidente, a usted se le ha considerado ser un hombre inteligente, pero considero que está siendo mal asesorado"

Por: ENRIQUE AGUILAR
abril 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Por qué no debería ir la reforma tributaria

La reforma tributaria se va a convertir en la Autopista 5G pavimentada para el “progresismo” del llamado “Parto Histérico”, perdón, Pacto Histórico. Considero que sería un error gravísimo que el Congreso de la República llegase aprobar esa reforma tributaria, si se tiene en cuenta que existen otras alternativas para recaudar los 23 billones de pesos.

Toda la responsabilidad de la crisis fiscal que hay en el país se le está adjudicando a la pandemia del COVID-19, y esta está lejos de ser la causa. Ha habido un efecto colateral en los recaudos del gobierno, pero quienes en realidad han sufrido los efectos de la pandemia son la mediana y pequeña industria en los diferentes sectores de la economía, y reflejada en forma directa por empleados y trabajadores.

Solo para mencionar algunos de los gravámenes que son sensibles a los empleados y trabajadores del sector público y privado como son: El impuesto a los servicios públicos, impuesto nacional a los vehículos, tributo solidario temporal (se vuelve permanente, como lo es el famoso 4x1000) para ingresos superiores a 10 millones de pesos, autorización directa para construir peajes dentro de las ciudades capitales, impuesto temporal y solidario a la riqueza (se queda permanente, como todo); impuestos a los asalariados a partir de 2.5 millones de pesos, etc.

Solo con lo expuesto anteriormente, es el combustible y el detonante para que el partido del gobierno claudique y se sumerja en la derrota para las elecciones del 2022, y supongo que toda la izquierda colombiana con la Colombia Humana a la cabeza, votaría con un sí, para volver añicos al partido de gobierno; eso por un lado; pero de otra parte, para venderle la idea al resto del país, que el gobierno de Iván Duque, no solamente es el culpable de la pauperización del país, sino de las secuelas que deja la pandemia en la Industria y el comercio del país.

Gravísimo, presidente, a usted se le ha considerado ser un hombre inteligente, pero considero que está siendo mal asesorado, parecería que sus asesores pertenecieran a sus oponentes de gobierno; usted contrató a unos sabios de tributaria, pero podría pensarse o qué no los escuchó, o definitivamente, no lo asesoraron bien.

Está en sus manos, señor presidente, cambiar el rumbo de Colombia en una de dos direcciones; solamente le pedimos que elija la correcta; los colombianos están agobiados no solo por su propia suerte, sino también por la incertidumbre que representa el año 2022, cuando vemos la agresividad de ciertos canales de las redes sociales, que con mentiras repetidas ene mil veces, las hacen sonar como verdades absolutas.

Al comienzo decía que existían alternativas para recaudar los 23 billones que necesita el país; pienso que cuando uno ve un problema, debe proponer soluciones a corto y mediano plazo.

Mis propuestas son las siguientes y pueden sonar descabelladas, pero tienen la lógica suficiente para alcanzar el objetivo de recaudar los 23 billones de pesos y más, sin hacer reforma tributaria:

1. Disminuir el tamaño del Congreso de la República: de 108 senadores a 70 y de 172 representantes a la Cámara a 75. Razones: solo el 70 % de ellos realmente trabajan; los otros son figuras representativas; además, de que en la misma cantidad y proporción se reducen sus asesores. Con esa iniciativa, el Estado se ahorra alrededor de 1 billón de pesos/ anualmente

2. Acabar con la JEP, no representa a nadie y le cuesta al país, alrededor de 1 billón/anualmente.

3. El presupuesto para el proceso de paz, proceso que ha sido un engaño; es de 9.5 billones de pesos/año.

4. Acabar con consulados y embajadas que no representan a ningún colombiano en el exterior. Como los de Cuba, Venezuela, Surinam, Costa de Marfil, Ghana, Kenia, Irán, etc.; son alrededor de 0.2 billones de pesos/año.

5. Quitarle de una vez por todo el dinero y propiedades a los de la Farc, y a los del ELN y a sus testaferros, mediante el mecanismo de extinción de dominio; ahí, se podrían obtener al menos 5 billones de pesos.

6. Eliminar subsidios que se otorgan a empresarios que no cumplen con la razón por las cuales fueron exonerados, representan alrededor de 5 billones de pesos.

7. Conseguir eficacia y eficiencia en la Contraloría General de la República para evitar la corrupción, allí se podrían obtener alrededor de 15 billones de pesos.

8. Quitarle el dinero a todos los involucrados en el caso de Odebrecht, allí se pueden obtener alrededor de 10 millones de dólares, equivalente 0 .035 billones de pesos

Solo con estas 8 propuestas se estarían obteniendo 36.5 billones de pesos.

Para agilizar este proceso y volverlo a corto plazo, solo se necesita conciencia de país; se necesita de verdaderos patriotas que realmente quieran tener un estado que se preocupe por sus conciudadanos. Esto se consigue con un referéndum urgente; es completamente viable y posible si damos apoyo a esta propuesta.

En cuanto a los famosos subsidios (Jóvenes en Acción, Adultos en Acción, Ingreso Solidario o Renta Básica, ayudas para estudios universitarios gratis, etc.); con todo respeto, pero el subsidialismo se convierte en algo en que se podría definir como: dinero que el Estado colombiano quiere otorgar a los “persona en acción sedentaria” para contribuir al aumento del desempleo, y por ende, ¡más pobreza!

Si el gobierno ha considerado “regalar” 15 billones de pesos mediante subsidios: mi propuesta es no regalar en el esquema de subsidialismo; mi tesis es que regalar, se vuelve una obligación; y cada día va a demandar más subsidios, por lo se estimula más a la pobreza.

Para ello: crear 150.000 empresas con una inversión de 1.500 millones por empresa y cada una con 50 empleados en promedio y tendríamos 7.5 millones de colombianos empleados de por vida; por lo técnicamente estaríamos con un nivel 4.5 %, a lo que es considerado como pleno empleo. Las empresas estarían ubicadas en proporción directa al número de habitantes.

Recuerden que la renta básica es la bandera de la Colombia humana para conseguir votos; pleno empleo con una propuesta seria y sin necesidad de reforma tributaria no solo hará la diferencia de paradigma, sino una respuesta que aclamarán todos colombianos, que no dependerán del estado, sino de sus propias responsabilidades, consigo mismo, como también con su familia.

Una Colombia con pleno empleo será una Colombia más segura, más productiva y de una mejor calidad de vida.

Sí al referéndum con esta propuesta.

-.
0
500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los comerciantes de Fenalco prenden las alarmas: se vino la Reforma Tributaria

Los comerciantes de Fenalco prenden las alarmas: se vino la Reforma Tributaria

Los globos de ensayo de Duque

Los globos de ensayo de Duque

"Duque miente y Sarmiento aplaude"