Opinión

¡Sí acepto!

La puerta quedó abierta para quienes quieran y sueñan con casarse, si no toman fuerza las amenazas y presiones de “monseñor” Ordóñez

Por:
abril 13, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Tremenda polvareda mediática levantó esta semana la decisión de la Sala Plena de la Corte Constitucional al avalar la figura de la unión marital entre parejas conformadas por personas del mismo sexo. A partir de ahora, según el alto tribunal, ningún juez podrá decir “no acepto” celebrar matrimonios igualitarios en Colombia.

En adelante, la figura del matrimonio entre heterosexuales no será la única legalmente aceptada para constituir unión de parejas, recordemos que en el 2011 la Corte estableció que las uniones entre personas del mismo sexo también constituirían familia; polémica y desacuerdos sigue causando tal decisión.

Voces desde todos los poderes, con vehemencia y amenazas, no pocos apocalípticos con sentencias bíblicas: “ahora sí como Sodoma y Gomorra en este país”, algunas incluso con tono excremental, porque quizá persiste el miedo a dejar salir el marica que llevan dentro. Con horror otros afirman que se ha abierto la puerta de la desintegración familiar, poniendo en peligro a la especie humana, porque la razón de ser del matrimonio y la familia —que solo puede ser la conformada por hombre y mujer— es la procreación para preservar la especie. No quiero imaginar qué sería de este abatido y devastado planeta tierra, si todos nos diéramos a la tarea de reproducirnos.

¿Se nace o se hacen? Se preguntan algunos.  Aquí es mucho más fácil hacerse el marica. Si no dígame usted cuándo va ser realidad ese cuentico del equilibrio de poderes, donde un “monseñor” que Procura ser como Dios, así cuestionado e investigado como el que más, sin vergüenza alguna, mete las narices donde no lo llaman, afirma en medios que acudirá a varios congresistas —a quienes en su momento les corresponde investigar— para lograr mediante un acto legislativo que se reversen los efectos de la decisión de la Corte Constitucional de permitir que jueces y notarios unan en matrimonio a parejas del mismo sexo. ¿Ha visto usted tamaño despropósito? Presiono aquí, presiono allá, y si usted me ayuda, Dios también te ayudará.

Ocurre en Colombia, en el estado laico, donde todos somos sujetos de derechos, pero igual preocupa más con quién se duerme y con quién se decide pasar la vida, que lo que ese mismo estado deja de hacer, con gobiernos inoperantes y corruptos que no hacen lo que les corresponde, permitiendo reiteradamente la violación y vulneración de los derechos humanos fundamentales de las minorías estigmatizadas y de la población en general.

Casaditos, arrejuntados o viviendo libremente,
lo fundamental de cualquier unión es y seguirá siendo
la decisión libre y espontánea de amarse

Con matrimonio igualitario o sin él, casaditos, arrejuntados o viviendo libremente, lo fundamental de cualquier unión es y seguirá siendo la decisión libre y espontánea de amarse, de escoger y vivir en pareja si esa es la opción, de decidir a quién se desea, con quién se le provoca dormir y pasar los ratos de placer. Le aseguramos a Don Monseñor José Daniel Falla, Secretario General y vocero de la Conferencia Episcopal de Colombia, que no hay remordimiento alguno, ni cargo de conciencia que atormente, que podemos dormir y despertar tranquilos sin culpa alguna, el de arriba nos ama, así imperfectos pero espirituales.

La puerta quedó abierta para quienes quieran y sueñan con casarse; ahora tendrán esa posibilidad, eso si no toman fuerza las amenazas y presiones fraudulentas del “monseñor”, no el de la iglesia, me refiero a aquel que siempre procura creerse un Dios por un lado, y por otro, si los ruegos y oraciones de muchos miembros de la Iglesia no surten efecto; en sus altas jerarquías lo que deben estar sintiendo es tremendo temor, de que a muchos de sus miembros les fluya también espontáneamente la mariconería, y les vaya  entrando ese deseo por casarse, se emocionen de a mucho y  terminen a una sola voz diciendo: ¡si acepto!

@Miguel_Mondrag

-.
0
328
Fajardo se quita la mordaza: la sanción por Hidroituango está salpicada de política

Fajardo se quita la mordaza: la sanción por Hidroituango está salpicada de política

Barbados se convierte en la república más joven del mundo

Barbados se convierte en la república más joven del mundo

Ocho grupos familiares manejan los peajes de más de 50 vias de Colombia

Ocho grupos familiares manejan los peajes de más de 50 vias de Colombia

Setecientos niños indígenas Emberá pasan hambre y frío en el Parque Nacional

Setecientos niños indígenas Emberá pasan hambre y frío en el Parque Nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus