Senadora Cabal, ¿por qué no se saca la viga del ojo, en lugar de mirar la paja en el ajeno?

La congresista uribista encabeza una iniciativa para pedir que le sea retirado a Juan Manuel Santos su Nobel de Paz. Una opinión al respecto

Por: Julián Grandas
marzo 03, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Senadora Cabal, ¿por qué no se saca la viga del ojo, en lugar de mirar la paja en el ajeno?
Foto: Las2orillas

Yo no soy quién para juzgar a nadie, pero la senadora Cabal raya y rechina en su cinismo al mencionar que el expresidente Juan Manuel Santos está en la obligación de devolver el Premio Nobel de Paz que le fue otorgado por firmar el fin de un conflicto con la guerrilla más antigua del mundo. Argumenta que su campaña de reelección y el plebiscito por la paz fueron comprados con plata de la corruptela de Odebrecht.

Cabal, quien fue una de las mayores detractoras del anterior gobierno y que en la actualidad una de las más radicales exponentes de la “derecha” colombiana, no tiene un pasado limpio. Su elección a la curul que hoy ocupa estaría manchada por la compra de votos por parte de terceros.

En 2018 se destapó un presunto caso de compra de votos por parte de unos funcionarios que en su tiempo habrían trabajado para Cabal. Estas personas habrían intimidado a profesoras de jardines infantiles de la localidad de Kennedy (Bogotá), diciéndoles que si no votaban por la entonces candidata y su fórmula a la Cámara de Representantes (Diego Caro), sus contratos no serían renovados.

Además de eso, habrían sido obligadas a llenar planillas con nombres de diez familiares y sus datos personales para que también votaran.  A las profesoras se les habría reconocido $200.000 por su colaboración.

Sin embargo, al final, la senadora se salió con la suya, argumentando que los de la compra de votos orquestaron un plan para enlodar su buen nombre. ¿Quién en su sano juicio hace algo así para comprarle una curul a alguien y terminar encarcelado?

Ahora bien, el partido al que pertenece la congresista (Centro Democrático) también tiene un largo prontuario de casos de corrupción y otros delitos, entre los que se encuentran grandes exponentes de la agrupación política: Óscar Iván Zuluaga, Álvaro León Flórez, Álvaro Hernán Prada y Álvaro Uribe Vélez, el cual tiene 276 procesos judiciales que están abiertos.

Todas estas personas son detractoras fervorosas del expresidente Santos. Ya no es una rivalidad de ideas lo que los separa, es odio puro el que le tienen por haberse desligado de Uribe Vélez y haberse ganado un nobel por desmantelar un grupo guerrillero.

Juan Manuel Santos no es santo de mi devoción, en algún momento llegará su hora de responder por los casos de corrupción durante su gobierno, en los que él estuvo involucrado. Por ahora, me parece que la senadora Cabal debería tener un poco de criterio para hacer estas peticiones, en las cuales se ve ridícula, cual quinceañera haciendo pataleta.

Al parecer, estos cuatro años que le corresponden como senadora no los va a dedicar a legislar, sino más bien a seguir haciendo campaña en contra Santos, un viejo que se retiró de la política el día que soltó la presidencia.

Yo le diría a la senadora y a todo el Centro Democrático que si quieren un tema de investigación, donde hay una posible compra de votos, deberían desviar su mirada a la actual presidencia, donde presuntamente hay incursiones de narcotraficantes como el Ñeñe Hernández.

No obstante, eso no pasará. El señor Duque sabe que ese tema se le viene encima cuando acabe su periodo como presidente y no tenga fiscal general amigo.

-.
0
700
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Sobre-bomba en la sede del Centro Democrático: denuncia de Iván Duque

Sobre-bomba en la sede del Centro Democrático: denuncia de Iván Duque

Elogio de la pequeñez

Elogio de la pequeñez

¿Una paz hecha con las patas y algo de babas?

No dieron un brinco las objeciones de Duque en la Cámara

No dieron un brinco las objeciones de Duque en la Cámara