Semana no tiene rigor periodístico, pero aun así cobra por desinformar

"Quizá los sectores de la sociedad que denuncian que la revista está en decadencia tengan algo de razón"

Por: Borginny Dussan
febrero 19, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Semana no tiene rigor periodístico, pero aun así cobra por desinformar

La capa de ozono es el filtro con el que cuenta nuestro planeta para mitigar la entrada de rayos UV. Y como filtro trabaja muy bien, a diferencia del equipo encargado de escribir las notas de Semana que aparentemente deja pasar información errónea y sin verificar ante los ojos del público. La nota problemática de Semana en cuestión se titula ‘Tapar’ el Sol, el nuevo proyecto que financia Bill Gates.

Así como los gases de efecto invernadero se acumulan en nuestra atmosfera, en ese artículo se acumulan afirmaciones que probablemente son producto de una mala traducción o de una mala investigación, pero que al final del día resultan en conceptos errados y por ende en desinformación.

La afirmación más errada de todo el documento es la siguiente:

Salvar la capa de ozono es una idea que muchos científicos les parece imposible, a menos que se reduzca de manera contundente los gases de efecto invernadero.

Para comenzar el problema de la capa de ozono y el problema del calentamiento global no tienen nada que ver el uno con el otro.

El problema con la capa de ozono surgía debido a la emisión de clorofluorocarbonos (CFCs) usados antiguamente en aerosoles y refrigerantes que deterioraban la capa de ozono permitiendo una mayor entrada de rayos UV a la tierra. Causando problemas como un aumento considerable de los casos de cáncer de piel, entre otros. Mientras que el calentamiento global es el que está relacionado con la emisión de gases invernadero como CO₂ o metano. Estos resultan creando un "invernadero" que atrapa y no deja salir los rayos solares que llegan a la tierra, lo que termina aumentando la temperatura del planeta.

Los CFCs fueron prohibidos a nivel mundial gracias al protocolo de Montreal en 1987. Lo que ha llevado a que la capa de ozono se haya estado recuperado desde entonces. Según información de Naciones Unidas, de mantenerse la tendencia actual las concentraciones de ozono en la estratósfera sanarán completamente para 2030 en el hemisferio norte, para el 2050 en el hemisferio sur, y para 2060 en las regiones polares donde estaban más deterioradas. Esto es todo lo contrario a lo que indica Semana donde se desinforma acerca de científicos considerando imposible recuperar la capa de ozono, y donde se miente acerca de la relación de los gases de efecto invernadero con el asunto de la capa de ozono.

Aunque la siguiente frase aparece primero en el artículo antes que la primera expuesta acá, se deriva de la misma idea errada:

...y consiste en esparcir en la atmósfera un polvo de carbonato de calcio, solución que los científicos aseguran no es tóxica. El manto de la sustancia serviría, en primera instancia, como un parche en los agujeros de la capa de ozono. Y en segunda instancia, con tiempo, el carbonato de calcio contribuiría a regenerar esa capa.

Al revisar artículos de Science, Interesting Engineering y Forbes sobre el tema lo que se muestra es un poco de incertidumbre acerca de la sustancia a usar, ya que se está debatiendo si usar el carbonato de calcio (mencionado por Semana) o aerosoles de sulfato (no mencionados).

Contrario a la idea que comunica Semana al mezclar las dos frases analizadas hasta el momento de que se busca reparar la capa de ozono para mitigar el cambio climático, el mecanismo descrito por medios angloparlantes más cercanos a la fuente original es que se busca tener una sustancia capaz de bloquear y reflejar la luz del sol. Sería la sustancia la que evite la entrada de luz solar a calentar el planeta, no la capa de ozono.

Sin embargo, estos artículos sí mencionan la capa de ozono, pero bajo un abordaje muy diferente al que mencionaba Semana. En los artículos en inglés se debate el uso de estas sustancias debido a que el uso de aerosoles de sulfato es mucho más efectivo bloqueando la luz solar (como ha sucedido con algunas erupciones de volcanes en Filipinas) pero puede tener un efecto negativo al interactuar con las partículas de ozono. Mientras que el carbonato de calcio por su parte tiene una menor capacidad de bloqueo y reflejo de la luz solar, pero al ser menos reactivo habría menos riesgo de que interactuara con el ozono, o incluso, podría ayudar a la formación de nuevo ozono. Pero esto último aún es materia de debate, no hay certeza de que el carbonato de calcio genere nuevo ozono, pero al menos se sabe que es menos reactivo que los aerosoles de sulfato.

Pero para no desviar este artículo, el punto es que Semana desinforma al decir que el carbonato de calcio serviría como un regenerador de la capa de ozono. Lo que se busca con su uso es que bloquee y refleje la luz solar. Su interacción con la capa de ozono es secundaria y básicamente preventiva. E incluso al final del día puede que no se use si se determina que los aerosoles de sulfato son mejores y no afectan a la capa de ozono (la sustancia que se busca usar en los ensayos y que no fue mencionada ni una sola vez por Semana).

En la siguiente afirmación cercana al final del artículo es donde se concluye que el equipo investigativo de Semana no tenía para nada claro el tema que comunicaba:

Diversos científicos aseguran que los aerosoles estratosféricos podrían ayudar a rehacer la capa de ozono, así como reducir las temperaturas globales en 1,5 ° C.

Ningún científico ha asegurado que los aerosoles estratosféricos podrían ayudar a rehacer la capa de ozono. Lo único que ha ido en esa dirección ha sido el estudio llevado a cabo por David Keith, un científico climático de Harvard involucrado en el proyecto donde también está Bill Gates. Este estudio sugería, pero no aseguraba que el carbonato de calcio podría ayudar a regenerar el ozono. Y es necesario hacer énfasis en que se sugería, no se aseguraba, ya que otro estudio publicado por el equipo de Harvard para la revista Communications Earth & Environment encontró que el carbonato de calcio era más bien inerte frente al ozono de la estratósfera. Esto es aún materia de debate, no algo asegurado como lo muestra Semana, ni mucho menos por diversos científicos.

La revista Semana tiene una reputación enorme y cobra por acceder a sus noticias. De allí que tener información investigada a medias que deja una idea errónea en sus lectores sea tan grave. ¿Con qué cara Semana les pide dinero a sus lectores cuando la calidad de sus notas es equivalente a la de cualquier blog personal de internet e inferior a la de otras revistas gratuitas?

Ahora bien, los lectores pueden perdonar la omisión de detalles técnicos, pero lo que no se perdona es la llana desinformación sobre algo tan básico como no confundir el problema de la capa de ozono con el problema del calentamiento global. Cualquier equipo de investigación decente habría evitado ese problema en 5 minutos, pues esto es conocimiento de secundaria. El afán de publicar la chiva y el pobre rigor periodístico son superevidentes cuando se dice que los gases de efecto invernadero son los culpables del agujero en la capa de ozono.

Cobrar por dar noticias hechas a medias es malo. Pero si hay algo peor que eso, es cobrar por desinformar. Y si hay algo peor que cobrar por desinformar, es cobrar por desinformar con información tan elemental. Quizá los sectores de la sociedad que denuncian que la revista está en decadencia tengan algo de razón.

Adjunto a esta nota ciudadana se encuentran enlaces a los medios que proveen una información detallada sobre el tema abordado por Semana, y lo mejor ¡gratis! Así mismo, se encontrarán enlace a los sitios web de la Nasa que explican lo alejados que están el tema del cambio climático y el tema de la capa de ozono. Por último, un enlace a la página de naciones unidas informando como la capa de ozono no está en peligro (y mucho menos por los gases de efecto invernadero) y cómo está camino a su sanación.

Artículo revista Science.

Artículo revista Forbes.

Artículo revista Interesting Engineering.

Sitios web de la Nasa sobre cambio climático y capa de ozono: 1 y 2

Informe de Naciones Unidas sobre la recuperación de la capa de ozono.

-.
0
3000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes

"¡Qué raro! Salud Hernández saldrá a darle voz al asesino Marquitos Figueroa"

Nota Ciudadana
El malintencionado y mentiroso editorial de Semana

El malintencionado y mentiroso editorial de Semana

Nota Ciudadana
Carta abierta a Vicky Dávila

Carta abierta a Vicky Dávila

Nota Ciudadana
Semana de la 'Nueva Era': el mundo según Gilinski

Semana de la 'Nueva Era': el mundo según Gilinski