Segovia: recuerdos de una noche de horror

El periodista de RCN Radio, Antonio José Caballero, regresó 25 años después a Segovia (Antioquia) para recoger los testimonios de los sobrevivientes de la masacre. El dolor sigue vivo.

Por:
noviembre 12, 2013
Segovia: recuerdos de una noche de horror

Sucedió hace 25 años, pero el miedo y las imágenes imborrables que dejó la masacre en los pobladores se sienten como si hubiera ocurrido anoche. “Porque caciques y paramilitares que para ese tiempo eran la misma cosa, mataron brutalmente a la gente durante dos horas que duró la plomacera”, dice Adonis, sobreviviente que entonces tenía 11 años.

Arcadio, cuenta que estaba “más arriba del Batallón y desde ese sitio se veía cómo las camionetas que llevaban los paras armados, primero pararon al frente del puesto militar y luego entraron disparando como locos contra la población sin que ni la policía, ni el ejército hicieran algo por detenerlos. La noche se iluminaba con los disparos, y todo el mundo se quedó quieto, como aturdido por lo que había pasado; Yo era un pelao y no se me puede borrar la imagen de los cuerpos de la gente tirados en el suelo y los ríos de aguasangre que bajaban por las calles porque cayó un aguacero muy fuerte”.

La matanza estaba anunciada como casi todas en Colombia, sobre todo cuando las realizaban las autodefensas de “Los Castaño” -Fidel Carlos y Vicente- que “por esos días andaban emberracados por el secuestro y muerte de alguien de su familia”, pero además, la gente se recoge reacia a declarar sobre la orden política emanada de “el gamonal de la zona”, César Pérez García, hoy condenado a 30 años de cárcel.

Días antes se habían visto letreros en las paredes que anunciaban “venganza porque el jefe perdió las elecciones municipales con la candidata de la UP , y además la gran mayoría de concejales electos eran de esta agrupación política” que algunos calificaban como brazo de las Farc, que junto al ELN habían desangrado esta región , tanto que la gente creyó que el ataque había sido perpetrado por ellos.

Después salieron “muy tranquilos en sus carros y solo 30 o 40 minutos después llegaron los militares a preguntar qué había pasado, y a decirnos que nos guardáramos en las casas pa’ que no hubiera más problema”. Relatan que a la Policía ni la vieron: “ y solo al salir, los paras hicieron como tiros de gracia (sic) contra la pared del cuartel como para que creyéramos que estaban enfrentados, pero eso nadie se lo tragó”. Los Comandantes de entonces en esas guarniciones gozan de buen retiro en el ejército y en la policía.

Al pueblo lo dejaron solo “y se volvió a levantar del golpe porque somos campesinos duros y solo desde hace dos años para acá vienen reparando con algún dinero a los familiares de las víctimas”, aunque los habitantes se quejan de los malos tratos de la empresa que maneja la mina de oro más fructífera del país.

Ese 11 de noviembre de 1988 mientras Colombia tenía nueva reina de belleza, allí en Segovia (Antioquia) reinaba el terror que dejó 43 muertos y decenas de heridos que todavía esperan justicia , como en casi todas las masacres de este país.

-.
0
510
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los chilenos que se quedaron con el Centro Comercial Calima

Los chilenos que se quedaron con el Centro Comercial Calima

Apagar las velas con tapabocas: la ultima burrada de Maduro en su cumpleaños

Apagar las velas con tapabocas: la ultima burrada de Maduro en su cumpleaños

Una lupa con mango de fiera, el arma del Contralor

Una lupa con mango de fiera, el arma del Contralor

Las 50 universidades más grandes de Colombia

Las 50 universidades más grandes de Colombia