Se nos fue Soad Louis Lakah

La muerte de la escritora cordobesa, ocurrida el pasado 27 de agosto, enluta al Caribe. Un amigo la recuerda en este sentido texto

Por: Carlos Perdomo Cueter
septiembre 04, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Se nos fue Soad Louis Lakah

Eran las 7:00 a.m. del 27 de agosto de 2020 cuando un amigo común por Whatsapp me informó el fallecimiento de doña Soad Louis Lakah la noche anterior. Aunque sabía que estaba en UCI, en la clínica central de Montería, con COVID-19, no estaba preparado para la noticia. Siempre añoré volvernos a reunir, escuchar sus historias (conocía muchas), ver su sonrisa, oír sus desencantos… Tal vez por eso la noticia me fue desgarradora. Llamé a don Óscar, su hermano, y me confirmó.

La conocí en 1988, siendo secretaria de Educación y Cultura del departamento de Córdoba. Llegué de Barranquilla, donde había estudiado, con una nota del maestro Germán Vargas Cantillo. Aunque sabía de su amistad con él y de que Este era una institución cultural, traía algún escepticismo, pues había sido objeto de mentiras y engaños de políticos en la capital del Atlántico, donde pretendía trabajar. Me recibió en su oficina, pero no me garantizó nada, solo me dijo que debía esperar. Sin embargo, seguí yendo a su oficina. A eso de un mes aproximadamente, estando apostado en el hall de su Despacho abrió la puerta del mismo, se asomó, me miró, sonrió y con un movimiento de mano me indicó entrar; ya adentro, ordenó a una funcionaria hacerme entrega del decreto de nombramiento.

Era un momento de esplendor: joven encantadora, inteligente, con reconocimientos artísticos. De sus creaciones narrativas se ocuparon críticos y escritores como Germán Vargas Cantillo, Carlos J. María, y Gustavo Álvarez Gardeazabal, entre otros, todos elogiosamente. Citemos algunos de sus trabajos: La Lío y otras mujeres, novela, donde el personaje principal es La Lío, mujer bella y seductora, quebrantadora de patrones morales en una conservadora comunidad, como su natal Ciénaga de Oro. Filomena tiene olor a ausencia, cuento, cuyo tema es la soledad, aquí mantiene un tono existencial desde la primera línea de la narración hasta la última palabra. Es uno de los mejores cuentos de la literatura colombiana. Y, por último, Los árabes en el Sinú, es un libro que nos presenta un retrato veraz de la llegada de sirios y libaneses a estas tierras.

Creadora de una excepcional estética, doña Soad Louis, también fue gran gestora cultural: organizó el Ministerio de cultura en nuestro departamento, creó la Secretaría de Cultura en Córdoba, remodeló, organizó y actualizó la biblioteca central de Montería; intentó institucionalizar la cultura en la Universidad de Córdoba, pero no le fue posible, pues sabemos que ahí se manejan intereses ajenos al conocimiento y la cultura. Sin embargo, fueron varios los personajes que llevó a dictar charlas a dicha institución, como: Orlando Falls Borda, Gustavo Álvarez Gardeazabal, Rafael escalona, Ramón Illan Bacca, entre otros. Principal referente cultural en el género femenino, en el Departamento, y una de las primeras en la nación. Nos deja un legado que estamos llamados a proteger. Doy gracias a la vida permitirme conocer un ser excepcional. Por ella me enteré, muchos años después de conocidos, que desde la antigua Mesopotamia existía un parentesco entre los Cueter y los Lakah.

Se nos fue doña Soad en persona, pero perdurará para siempre su nombre en el tiempo y el espacio. Gloria eterna para esta extraordinaria hija de nuestra tierra.

-.
0
1200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus