Y se nos fue la Bogotá Humana

Petro demostró que la ciudad se puede adaptar a los problemas sociales y al cambio climático ¿Por qué acabar con su gestión?

Por: Leonardo Valenzuela Ceballos
enero 20, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Y se nos fue la Bogotá Humana

Al ver la carta que publicó Petro en su Facebook titulada Una Resistencia Social, me siento en la necesidad de escribir esto, como ciudadano que no votó por él, (porque no tenía la edad para votar en ese momento) que no lo apoyó, ni trató de hacer que su familia votara por él. Lo anterior simplemente porque no me convencía y no lo veía de ninguna manera como un buen alcalde. Sin embargo, ahora que lo veo, le agradezco por hacer de nuestra ciudad un poco mejor y tratar de prepararla para los nuevos rumbos que tomará el país y quizás el mundo: se avecina un calentamiento global que ya estamos viviendo en carne propia y un Proceso de Paz del cual espero exista un buen desenlace, sumado a que el posconflito transcurra de la mejor manera.

Durante la administración pasada, Bogotá mostró cómo una sociedad se podía adaptar al cambio climático,  a los problemas sociales y a la pobreza, tratando de construir una ciudad con paz, equidad y educación, --cosa que tanto pregona el Gobierno Nacional-- aunque no se ve por ningún lado, excepto en lo que intentó hacer la Bogotá Humana. Ahora, en menos de 20 días, vemos cómo la ciudad cambia su rumbo e intereses de manera estrepitosa; vemos cómo cambiaron los planes que dejó Petro: se ha parado la licitación de Transmilenio por la Boyacá; el Metro cambió su trazado y su planeación; la ETB puede ser vendida; no se sabe qué pasará con el Programa de Basuras Cero; no sabemos si se recortarán los dineros de planes fundamentales; qué pasará con la educación; qué pasará con la primera infancia y el plan Ser Feliz Creciendo Feliz, el cual ha tenido mejores resultados que el Plan Nacional para la Primera Infancia titulado De 0 a 5iempre; qué pasara con la jornada completa en los colegios distritales, los cuales, por primera vez, igualaron los resultados obtenidos por colegios privados al recibir lo necesario para que los estudiantes se recrearan y ampliaran su visión social y cultural.

Lo primero que se me viene a la cabeza sobre la nueva administración es el futuro de las basuras en Bogotá, las cuales podrían volver a los privados y dejar sin rumbo a cientos de recicladores de la ciudad. Esto sepultaría uno de los grandes pasos de la Bogotá Humana rumbo a igualdad y equidad. ¿Por qué devolver las basuras? ¿Por qué entregarles a los operadores privados unos contratos que ascienden a más de 2,5 billones de pesos? Y no solo está el valor de los contratos, también están las ganancias que produce este proyecto. Y no me refiero a las ganancias económicas --las cuales SÍ deja el proyecto-- me refiero a las ganancias sociales y climáticas, puesto que el mismo contrató a miles de recicladores para darles una vida más digna y un sueldo más estable. Además fue un proyecto con el cual se pudo sacar a las zorras de las calles para darles un descanso a los caballos, a estos seres vivos que tanto queremos y que hoy en día vemos como se desploman en vídeos como el publicado en Cartagena.

Ver: “Eslogan de Peñalosa no solo es excluyente sino ilegal”

También podemos ver cómo se desperdiciarían las ganancias climáticas, puesto que en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible --más conocida como Rio+20-- se mostraron los excelentes resultados de Basuras Cero. Incluso la ministra de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luz Helena Sarmiento, destacó al mismo diciendo que sería un buen proyecto para implementar a nivel nacional, cosa que también dijeron las grandes cortes del país.

¿Por qué negar estos resultados y dar las basuras a privados? ¿Por qué entregar de nuevo los contratos a Aseo Capital y William Vélez (uno de los constructores de la 26 y uno de los contratistas más grandes del país que ha ganado desde importantes vías, hasta alumbrados y grandes montajes eléctricos. Es cuestionado por su larga relación con el innombrable expresidente y muchos paramilitares del país)? ¿Por qué devolvérselos a Alberto Ríos y a la empresa Cupic? Pues fácil: recordemos que Alberto Ríos es íntimo amigo de nuestro señor vicepresidente Germán Vargas Lleras. Incluso llegó a financiar algunas campañas de Lleras y de su partido Cambio Radical, el cual apoyó a Peñalosa en su actual candidatura, ¿Será que el señor Peñalosa quiere devolver un favor al financiador de Cambio Radical? Solo espero que pase lo que pase con el acueducto y el programa Basuras Cero, sea para bien de la ciudad, de su gente y de su ambiente.

Ver: ¿Qué está pasando con Canal Capital?

Siguiendo con otra duda que me surge en esto 20 días que lleva la nueva administración ¿Qué pasará con el transporte de Bogotá?

Nuestro señor alcalde que tanto quiere a su amado Transmilenio detuvo la licitación por la Boyacá, aunque supongo que esta no durará mucho tiempo detenida, mientras analiza contratos y mira dónde puede volvernos a meter su relleno fluido que duraría 20 años y sería más barato y rápido de hacer, pero que sufrió sus primeros síntomas de infección y muerte a los 5 años.

Otro punto y quizás el más problemático es el del metro: ¿Por qué acabar un proyecto que se planeó bien, acertadamente y aunque con ciertos retrasos, se hizo de la mejor forma, arrojando unos resultados que incluso envidiaría Ecuador (país que tiene la mejor infraestructura vial de Latinoamérica y  que ya casi termina su primer línea del metro, muy parecida a como Bogotá la había planeado) ¿Por qué ese afán de terminar el metro en Mosquera? No digo que Mosquera no se  merezca una parte del Metro, ni no necesite conectarse con Bogotá; solo me queda la duda de por qué tanto afán de desechar los estudios y hacer unos nuevos con esta ruta ¿Será que en Mosquera vivirá algún reconocido amigo de Peñalosa? O estarán algunos terrenos que incrementaron su valor al ser declarados como zona franca durante el periodo presidencial de Álvaro Uribe. Y lo que más me deja pensado:  ¿Por qué un metro elevado? Si hace apenas unos años el señor Peñalosa decía que estos solo segregaban a la ciudad, aumentaban la delincuencia, tenía una gran contaminación auditiva y visual.

Ver: Cuando a Peñalosa le importa más desbloquear una vía que una tragedia humana

Solo se puede responder desde las mismas palabras del señor alcalde: "es más barato y rápido, y hay que privilegiar a Transmilenio, y si privilegiamos a Transmilenio la ciudad ganará". ¿O quién ganara? Yo me atrevería a decir que ganarían los operadores privados que, a pesar de existir un déficit en el sistema, según la nueva gerente de Transmilenio, ellos siempre ganan. El operador gana mucho a costa de lo que se construyó con el dinero del metro en la pasada alcaldía de Peñalosa. ¿Y quiénes son estos operadores privados? Pues uno de estos consorcios de Transmilenio pertenece a la familia Ríos: los mismos que mencioné en líneas pasadas.

Continuando con el futuro de la  ETB-- empresa de la cual es beneficiada la Universidad Distrital, el alma máter de mucho capitalinos-- si la actual administración vende a la ETB ¿Qué pasará con todos los cupos que mantiene? ¿Les tocará reducir quitando la educación a muchos jóvenes? O les tocará subir matriculas, lo cual también dejará sin estudiar a muchos jóvenes. Pero si ya vendimos a Isagén, venta a la que Peñalosa dijo “es lo mejor” ¿Por qué no vender también a la ETB (Empresa que para el año anterior dejó ganancias de 1,8 billones de pesos)? Porque de igual manera se venderá; al fin y al cabo nadie quiere una empresa pública que dé ganancias, y ayude al estudio de muchos.

Ver: La política de Peñalosa: sacar el ESMAD en las marchas pacíficas

Otro punto que me pareció curioso este fin de semana es a quién nombró Peñalosa como nuevo gerente de la ETB. Pues nada menos que a su primo, el señor Emilio José Archila Peñalosa. No me imagino donde Petro hubiera sido el que nombrara a su primo para este cargo; al día siguiente todos los medios saldrían a preguntar y hablar sobre esto como si fuera lo último y lo peor de la izquierda como lo hacen el señor Darío Arizmendi y la señorita Darcy Quinn con cualquier cosa que tenga tintes de izquierda.

Como dije al principio, escribo esto al leer la carta del ex alcalde y tengo que decir que Petro nos dejó mucho y unas oportunidades que serán difíciles de ver en el corto plazo, ya que la actual alcaldía planea cerrar todo. Solo espero que los bogotanos aprendamos esta vez de nuestros errores y no nos dejemos llevar por comentarios y cosas que muestran y repiten los medios. Los invito a que así alguna vez volvemos a tener algo de lo que Petro dejó, salgamos a la calle, miremos, leamos, ya que la información de todo tipo y de todo bando está a nuestro alcance. Seamos nosotros mismos quienes saquemos conclusiones por lo que vemos, no por lo que nos muestran.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
68037

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Gustavito

Gustavito

Armenta acepta segunda tutela a favor de Petro

Armenta acepta segunda tutela a favor de Petro

¿Se irá Lucho Garzón del gobierno Santos? ¿Regresará Luis Eladio Pérez de Caracas?

¿Se irá Lucho Garzón del gobierno Santos? ¿Regresará Luis Eladio Pérez de Caracas?

Nota Ciudadana
El Pibe es un vendido: cambió a Petro por Vargas Lleras

El Pibe es un vendido: cambió a Petro por Vargas Lleras