Se fue el papa, ¿ahora qué?

"La gente buena seguirá siendo buena, la gente mala seguirá siendo mala, los corruptos cada vez más corruptos"

Por: Arturo Vargas
septiembre 11, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Se fue el papa, ¿ahora qué?

Se fue el papa, el máximo jerarca de la Iglesia católica. Durante su estadía en Colombia a través de medios de comunicación se realizaron diversas publicaciones, unas a favor, otras en contra. Personalmente, como ateo, no estuve a favor de la venida de Francisco desde ningún punto de vista, debido a que Colombia es un estado laico y el estado debe ser neutral en materia religiosa (sentencia T- 350 de 1994). Además, el costo que tuvimos que asumir todos los colombianos creyentes o no en esa religión fue demasiado alto.

Revisando redes sociales y medios de comunicación llama la atención los ataques de los papistas a publicaciones, comentarios y memes de las personas que por diversas causas, al igual que yo, decimos no a la venida del papa. Por lo menos con mis recursos no. Los impuestos deben ser para lo que son, obras públicas, hospitales, escuelas y paradójicamente en el país consagrado al divino niño, ¡cárceles! Hacen falta ¡cárceles!

Estos ataques de lado y lado solo refuerzan la teoría de que para lo único que han servido las religiones a través de los tiempos ha sido para separar a las personas, segregar y discriminar.

Muy seguramente si un empresario hubiera traído a Bergoglio con recursos privados y se hubiera cobrado la entrada (como en los Rolling Stones) las posiciones en contra de su venida hubieran sido mínimas. La verdad a mí poco me importa si traen a Buda o a su representante con recursos de los budistas, por más que sean una mayoría o una minoría están en todo su derecho.

Para aquellos que se ofendieron con las criticas venidas desde ateos o agnósticos, se les recuerda que estas críticas no van a pasar de un meme, un escrito (como este) o un comentario. No vamos a quemar gente viva, no vamos a torturar a nadie (suficiente con 4 días de papa en todos los canales), no vamos a decapitar ni a mucho menos a volar edificios con dioses en nuestras mentes.

Algunos seguidores del papa se manifestaron contra las críticas con frases como; “¡pues no lo vea!”, “¡respete!”, “vaya y pida que le devuelvan la plata”. A mí me sonaba como “Cállese la boca usted no tiene derecho a opinar, solo se aceptan comentarios a favor del papa”, cuando constitucionalmente tenemos el derecho a la libre expresión y a manifestamos en contra de algo. Ahora entiendo por qué amenazan periodistas, dura es la labor de decir la verdad y por lo general las verdades son demasiado incomodas.

El papa es un jefe de estado

Este argumento fue utilizado por la mayoría sagazmente. La verdad, nunca he visto en Colombia que un jefe de estado venga a oficiar misas ni a traer el mensaje evangelizador de un libro sagrado especifico, ni el mensaje de uno de los tantos dioses que el ser humano ha idolatrado. Entonces bajo esa mirada no es una visita de un jefe de estado sino la de un líder religioso.

¿A qué vino?

A traer un mensaje de paz, ese que tanto pregonó Jesús, ¿cómo así? ¿A un país donde en su mayoría creen en Jesús?

¿Qué pasará ahora?

Nada, la gente buena seguirá siendo buena, la gente mala seguirá siendo mala, los corruptos cada vez más corruptos, la gente seguirá colándose en Transmilenio, botando basura en la calle, se seguirán robando los celulares o no devolviéndolos, se seguirá discriminando gente por su orientación sexual y muchos de ellos irán a confesarse cada ocho días como buenos católicos para la semana siguiente tener cupo en la tarjeta de pecados, la calle 26 ni las otras vías se volverán a embellecer.

No me imagino en Colombia el escenario en el que se destine recursos de todos para la venida de un líder LGBTI, por ejemplo, a dar una charla sobre derechos humanos, ¿será que se mantendrá la misma tolerancia?

Es importante indicar que, las creencias no se respetan, ni se irrespetan. Las creencias se deben analizar, debatir, someter a críticas, evaluar si son ciertas o falsas, buenas o malas, correctas o incorrectas, luego de este riguroso y estricto procedimiento se incorporan, se adoptan, se incluyen como normas morales o simplemente se desechan, y usted apreciado creyente ¿ya realizó este ejercicio?

-.
0
763

"Las mujeres negras: bravas, perezosas y brujas": el racismo en la campaña contra Francia Márquez

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

Los sapos que no se tragarían los uribistas frente al Acuerdo de Petro

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

¿A qué le temen los empresarios en un gobierno de Petro?

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Informe Final de la Comisión de la Verdad, Renuncia de Zapateiro, ¿Fin a las corralejas?: El Resumen

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus