Saliendo desde ya del confinamiento

Del confinamiento obligatorio hemos de salir enriquecidos intelectual, física y anímicamente, con metas individuales cumplidas o en camino de lograrlas

Por: Ricardo Muñoz
abril 27, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Saliendo desde ya del confinamiento
Foto: Vía Twitter

Hoy es el día de la semana marcado para mí por disposición de la alcaldía para ir a bancos y a mercar.

Está será mi tercera salida a la calle en treinta y seis días de estar confinado respirando “muerte” como de modo aterrador se nos hace sentir por autoridades, medios de comunicación, redes sociales de Internet y aún, aunque en menor grado, por quienes teníamos cercanía física, bien por lazos familiares en amor y cariño, de amistad, trabajo o cualquier lazo de codependencia como puede ser la vecindad o una relación de servicio; que ahora por el confinamiento se han ido alejando para sumarse a esta realidad alterna de la comunicación en sus redes de frecuencias electrónicas que acaparan la mayor parte de nuestras vidas convirtiéndonos un tanto en inmateriales.

Este sentirnos cercanos a la muerte en su marasmo a llenado nuestras vidas con sus números de contagiados y muertos que al oírlos parecen gigantescos; a hoy, por ejemplo, hay: dos millones quinientos mil contagiados y ciento ochenta y siete mil muertos en el mundo; pero no vemos como esta cifra corresponde a una población confinada cercana a seis mil millones de personas. Es decir de modo aproximado: cuatro en cada diez mil personas de este universo de seis mil millones se ha contagiado y tres en cada cien mil personas han muerto por coronavirus; y estas cifras que son insignificantes, vistas así, nuestro cerebro con el miedo, con el terror con que autoridades, medíos y redes sociales, «que de sociales, o sea, de promotoras de lo humano y comunitario tienen muy poco por que lo que más prepondera en ellas es la promoción del ego, lo falso, lo asocial y de lo antisocial», y que no decir, por parte de gobiernos y poderosos grupos de interés en su asedio vigilante y promoción de su poder que coartan nuestra libertad como individuos. Por eso, a estas “REDES” deberíamos quitarle su apellido de sociales y escribirlas con mayúscula, como un aviso de cómo debemos cuidarnos de caer de lleno en las mismas, para no ser víctimas, como ahora lo somos en medio de esta pandemia, donde la gran mayoría acepta de buena gana el confinamiento, por que el miedo nos paraliza para no ser nosotros el próximo muerto en la lista, claro, a no ser que a algunos los mueva a salir un miedo mayor llamado hambre que un trapo rojo no podrá detener.

La cuarentena total obligatoria, en el proceso de lucha contra el COVID-19 fue, así en pasado, (aunque total nunca lo fue, por que siempre un veinte por ciento de la población ha estado en las calles en muy diversas tareas para sostener al ochenta por ciento por mandato confinado), y digo, fue necesario porque la sociedad requería de este tiempo para preparar logísticamente sus sistemas sanitarios para atender las necesidades de los posibles infectados por venir y para educar a la ciudadanía en “el modo coronavirus de vivir” con el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso del barbijo fuera de casa para minimizar la posibilidad de ser contagiado o ser agente de contagio si acaso ya se está infectado de modo asintomático o con síntomas ligeros aún desapercibidos por el sujeto, dejando el confinamiento voluntario para quienes tengan preexistencias y la cuarentena sanitaria obligatoria para quienes tengan síntomas fuertes o requirentes de hospitalización.

La tarea de la educación para pasar de la cuarentena obligatoria al modo coronavirus de vivir no se asumió de modo diligente por parte de algunos mandatarios locales como lo hicieron países exitosos en su lucha contra el covid como Taiwán, Corea del Sur, Japón donde ya se está surtiendo esta etapa. En lugar de existir un trabajo armónico entre el poder central y los poderes locales para lograr este objetivo. Algunos mandatarios locales, donde se destaca Claudia López, alcaldesa de Bogotá, buscando un protagonismo con interés político y secundada por sus partidarios que en conjunto denigran del presidente. Ella quiere mantener a la capital inmovilizada y presa del miedo en lugar de buscar normalizar la económica necesaria para vivir.

Como ciudadanos debemos romper esa barrera del miedo que nos inmoviliza. Del confinamiento hemos de salir desde ahora armados con una nueva conducta social de prevención en las oleadas necesarias que marque la necesidad y la razón conjugadas de los individuos y la sociedad.

El sol y el mundo aún brillan. Estos días donde tenemos permitido salir a mercar debemos usarlos saliendo de modo inteligente sin temor. Sacudámonos el miedo con que nos han llenado las cabezas con el que nos tienen inmóviles en el confinamiento. Hemos de ir expresando la necesidad de reiniciar la economía personal y del país y en transitar este transcurrir con una mente positiva y una voluntad propositiva.

Del confinamiento obligatorio hemos de salir enriquecidos intelectual, física y anímicamente, con metas individuales cumplidas o en camino de lograrlas, con una relaciones con quienes compartimos el confinamiento más armónicas y profundas, al igual con quienes tuvimos oportunidad de interactuar a la distancia. Positivos y gozando de esta experiencia, de lazos más firmes, como aquellos escaladores, donde uno a otro se saben atados y seguros sabiendo como en un mal paso, allí está su compañero para sostenerlo sabiendo, como esto no les impide buscar sus propias cumbres.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
La insultada y la bloqueada de Álvaro Uribe a las madres de Soacha

La insultada y la bloqueada de Álvaro Uribe a las madres de Soacha

Que le expliquen a Duque

Que le expliquen a Duque

Nota Ciudadana
El testamento de los políticos colombianos

El testamento de los políticos colombianos

En redes

"No nos dejen solos" el desgarrador mensaje de celadora del SENA despedida en pandemia