Roy se recupera, ¡de veras!

La reciente aparición parlamentaria del congresista nos ha mostrado que algo de su saber médico puede ser aplicado, luego de haberse evaporado la poesía de la política

Por: Carlos Roberto Támara Gómez
Octubre 31, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Roy se recupera, ¡de veras!
Foto: Twitter @RoyBarreras

Es como si Roy estuviera recordando algunas clases perdidas de semiótica, la ciencia de los signos incluso médicos. Aunque se sabe que hasta los médicos oncólogos mueren de cáncer sin darse cuenta que están invadidos, es posible que Roy se esté percatando que la política es una enfermedad social curable si existe la voluntad ídem de hacerlo. Obsérvese que esto más bien va de Ferdinand de Saussure y Charles Sanders Peirce aplicado a la semiótica del poder y, sobre todo, a la Pragmática.

Luego de su flirt con Paloma a propósito de la JEP vemos a Roy andando de pipí cogido con el ‘uvismo’ para cambiar la política. Imagino que lo que ha ocurrido es algo así como lo siguiente.

El ‘uvismo’ se percató que Roy le había caído bien a Paloma luego de su retozo amoroso en la Comisión Quinta adonde habían ido a tirarse piedritas al pie de la quebrá(da). Una forma de desesperanzar a Paloma es demostrándole que una vez más puede equivocarse si resulta liándose con Roy, aunque preferiría a este antes que la Paloma se le vaya con la Lozano, pues esto sería como admitir una relación política no heterosexual. Aquí lo que el ‘uvismo’ intenta es que la Oficina en la ONU del Sacro Imperio Católico, Apostólico y Romano de Ordóñez no le vaya a armar camorras con perspectivas de género. El término no heterosexual no aparece registrado en al DRAE y es sagaz término inventado de la misma manera que se inventó que en Colombia no hubo conflicto alguno, jamás.

Y entonces Roy se recupera. Estaba encandilado con las preciosuras que le había dicho en solícitos susurros a Paloma. Y es que Roy había estado demostrando que así con esas frases de mermelada sin albaricoque es como se enamora en la política, lejos de los requiebros románticos de la poesía.

Vamos a ver qué tanto se ha recuperado Roy y qué tanto ha caído en otras redes. Obvio, Roy sabe que el ‘uvismo’ tiene un índice muy agudo y sabe usarlo.

El asunto está centrado en las listas cerradas, una forma de escogencia a dedo que le ha permitido a Uribe adocenar a una pléyade de libre pensadores, sin par hasta ahora en la historia colombiana. De muestra un botón: se pelearon para defender a un tal Carrasquilla a propósito de los Bonos del Agua pero se rindieron pronto y dejaron que su líder se inmolara en un desastre moral que jamás debió ocurrir. ¡Qué horror! ¡Todo un expresidente con cinco millones de votos en su faltriquera, y un elevado saldo a favor, defendiendo a un pobre diablo que supuestamente había estafado a pinches municipios, apropiándose de chingados cinco mil millones de pesos! ¡Con razón no acudieron a votar la consulta anticorrupción pocos días después! ¡Y con qué cara!

Entonces las listas cerradas limpiarían la política. Pero ¿quién dijo que estaba sucia? ¿Quién ha podido demostrar más allá de toda duda razonable que alguna elección ha estado contaminada en Colombia? ¿Dónde están las estadísticas de los congresistas presos por semejante delito de lesa humanidad? ¡En ninguna parte! ¿Alguien ha demostrado jamás que existan congresistas con votos falso positivos? Ante el altar impoluto del Consejo Nacional Electoral nadie ha osado jamás impugnar congresistas jubilares.

Y entonces si la política no está sucia, ¿qué es lo que buscan con imponer las listas cerradas? ¿Una moral y ética para perros?

Hasta un poco antes de la segunda vuelta todo el mundo hubiera creído que los partidos liberal y cambio radical existían realmente; pero luego de la desbandada parlamentaria en que volaron en mil pedazos, demostrando que estaban partidos; y con ocasión de la búsqueda de una correlación de fuerzas mayoritaria en el congreso vino a saberse que ambos estaban apolillados de ‘uvismo’ hasta sus simientes más íntimas. ¿Y qué tal listas cerradas, escogidas a dedo clandestinamente, con sendos partidos infiltrados ya se sabe por quién? Si fue con listas abiertas y lo hizo a la vista de todos, ¿qué se espera cuando sean cerradas? ¿Estará limpia la política entonces?

¡La limpieza de la política! Pamplinas Roy, dinos realmente cómo es que te piensas recuperar. Bueno, te digo al oído, y para orientarte no sea que peques de ingenuo, que he escuchado calumnias de la oposición del concejal Santiago Jaramillo que puede avisarnos de qué tanto significa una lista cerrada y cuánto hay que pagar por el cupo cuando se lee satánicamente.

Pero, cómo es que una lista cerrada pueda ser políticamente limpia. Tal como están las cosas en Colombia ni siquiera con alguna consulta previa, lo más popular posible, puede garantizarse. Y es que van casi cinco siglos desde aquellos días del Disimulo, pasando por el Caciquismo hasta nuestra clientela por estos días.

Quizás, y no es un chiste, con la participación de la Corte Penal Internacional sirviendo de garante y con tiempo suficiente para leer las hojas de vida de los potenciales candidatos pueda augurarse algo prístino. Ah, y durante por lo menos cinco periodos seguidos, hasta aclimatar una conducta nueva. Esto no se hace por decreto, jamás.

Además, debes sospechar Roy, hay muchas astucias de por medio que todavía no han pelado el cobre. Por ejemplo, quién puede estar seguro que el ‘uvismo’ no quiera que su líder vuelva a ser presidente. Duque no necesariamente debe ser leído como presidente sino como un mampuesto o un man puesto, oís vos, por cuatro años mientras se decantan otros escenarios políticos y pactos estratégicos.

América Latina todavía es joven y no ha sufrido desde hace mucho ninguna cercenación como las que sufrió y sigue sufriendo Europa. Todo esto es desgarrador Roy pero, ¿quién te dijo que la política no es Darwin por otros medios?

Hay que imaginarse cosas como, qué pasa si el ‘uvismo’ intenta apoderarse de Venezuela. Se necesitaría un gobierno duro en Colombia con una fuerte dosis de pavor inducido para lograrlo y darle una pelea geopolítica a China que no va a aflojar fácil su cabeza de playa y, menos ahora, en plena guerra comercial. China nunca invierte a corto plazo. Entonces la política limpia en Colombia quiere decir que se limpian, escogidos a dedo, los partidos de alguna eventual oposición que revire del ajedrez geoestratégico Roy, ¿te estás recuperando?, ¿ahora sí?

Claro, yo sé que tú sabes más de eso que yo.

Fíjate Roy que Peirce fundó el Pragmatismo, que no es el practicismo vulgar de la política cuenta votos, sino “un método de experimentación conceptual, hospitalario para la formación de hipótesis explicativas, y propicio para el uso y la mejora de la verificación”; pues “el significado de un concepto es general y consiste no en los resultados individuales fácticos mismos sino en el concepto general de los resultados que ocurrirían”. ¿Entendés vos? ¡Es pura semiótica médica si sabe leerse!

Notas. La palabra ‘uvismo’ no tiene registro DRAE. Denotaría a quien en cualquier latitud del mundo, haciendo parte de algún partido político, y más desde su jefatura omnímoda, esté en la Uva, pues según la famosa fábula han logrado alcanzarla, la estén saboreando a gusto y quieran un gajo más grande. Las citas finales son tomadas de Wikipedia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
991

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Luna de miel de Roy Barreras y Dilian Francisca Toro con Santos

Luna de miel de Roy Barreras y Dilian Francisca Toro con Santos

Nota Ciudadana
El desmadre de la justicia, la vía de una Asamblea Nacional Constituyente y una comisión de la verdad

El desmadre de la justicia, la vía de una Asamblea Nacional Constituyente y una comisión de la verdad

Los votos del plebiscito llevaron a Serpa y a Roy Barreras a caerle a la gente de Opción Ciudadana

Los votos del plebiscito llevaron a Serpa y a Roy Barreras a caerle a la gente de Opción Ciudadana

Roy Barreras podría irse del Senado por pedir puestos para sus amigos

Roy Barreras podría irse del Senado por pedir puestos para sus amigos