¿Religión y política separadas? Una mentira muy repetida...

"La política no es neutra. Siempre tendrá una filosofía-religión como estándar"

Por: José Ángel Ramírez
enero 30, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Religión y política separadas? Una mentira muy repetida...

Este es un engaño muy reiterado por los incrédulos y que muchos cristianos erróneamente han creído. Tal cosa ha de ser desmentida:

1. Por supuesto que no. La política nunca es neutra. Siempre necesita de fundamentos éticos y objetivos para determinar las funciones del gobierno civil, sus límites, sus deberes, el orden y la estructura social. Además, necesita de un estándar moral para ejercer justicia. Todo eso implica de una filosofía o religión de fondo como estándar.

2. Eso significa que la política actual, el orden social y la moralidad tienen una filosofía o religión de fondo para determinar sus funciones. Esa filosofía actual es el humanismo, que no es otra cosa que una filosofía en guerra contra el cristianismo. Una filosofía que enseña que Dios está muerto y que el hombre debe definir lo bueno y lo malo para sí mismo. El hombre se proclama como gobernador y dios del hombre, pero todo esto se convierte en una arbitrariedad donde pocos "intelectuales" deciden la estructura social y la moralidad de todos.

3. El cristianismo, en la Biblia, provee una definición del gobierno civil y por tanto provee de unas funciones, deberes, límites, orden social y estándar moral objetivo con el cual las naciones cristianas deben regirse. El cristiano debe preocuparse por conocer su cosmovisión, enseñarla y defenderla.

4. La iglesia como institución debe estar separada del gobierno civil, tal como los sacerdotes estaban separados de los jueces en la ley dada por Dios a Moisés; pero la religión y la política nunca han de estar separadas. Quien así lo crea no conoce ni lo que es la política ni lo que es la religión. En la cosmovisión bíblica el gobierno civil va separado del eclesial pero nunca separado de Dios.

5- El reino de Dios no se limita a la iglesia, tiene que ver con todas las instituciones creadas por Dios. Todo le pertenece a Cristo y no únicamente la iglesia. La palabra "evangelio" era un término político usado por los reyes en sus decretos. El término "Señor" era el título usado por los césares. Las implicaciones políticas del reino de Dios se pueden observar claramente en este pasaje: "Pero no hallándolos, trajeron a Jasón y a algunos hermanos ante las autoridades de la ciudad, gritando: Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá; a los cuales Jasón ha recibido; y todos estos contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús. Y alborotaron al pueblo y a las autoridades de la ciudad, oyendo estas cosas" (Hch 17:6-8).

Esto nos muestra lo que entendían los romanos cuando los cristianos proclamaban a Cristo como Señor. Comprendían las implicaciones políticas de esta declaración, puesto que cada Señor determina la ley y el orden social de su nación.

La política, entonces, no es neutra. Siempre tendrá una filosofía-religión como estándar. Como cristianos nuestro deber es conocer las funciones y límites que Dios ha dado al gobierno civil, así como conocemos las funciones y límites que Dios ha dado a la familia y a la iglesia misma. Es nuestro deber enseñar esto a nuestros hijos, tal como lo manda la ley bíblica, y demostrar al incrédulo la superioridad del orden social divino con respecto al orden social subjetivo humanista.

-.
0
360
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Perpetuar el mal en nombre de Dios

Perpetuar el mal en nombre de Dios

Nota Ciudadana
¿Trump encarna el cristianismo populista?

¿Trump encarna el cristianismo populista?

Nota Ciudadana
La misa del Centro Democrático, la gran muestra de que seguimos en la premodernidad

La misa del Centro Democrático, la gran muestra de que seguimos en la premodernidad

Nota Ciudadana
Cristianos: ¿progresistas u oportunistas?

Cristianos: ¿progresistas u oportunistas?