Reflexiones de un ateo en defensa de la libertad de cultos

Reflexiones de un ateo en defensa de la libertad de cultos

Recordé que un coronel de apellido Arango, me obligó a ingresar a escuchar misa. Con temor a ser trasladado y evitar una sanción decidí ser un perro dócil...

Por: Hernando Copete Ortiz
abril 06, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Reflexiones de un ateo en defensa de la libertad de cultos
Foto: Pixabay

En El Espectador del 2 de abril me encontré el artículo “El problema del Ejército con la religión”, en el que se expresa que esta fuerza militar no respeta el pluralismo en materia religiosa y en consecuencia tampoco reconoce la igualdad entre la diversidad de expresiones que existen al respecto.

Creo, tenemos por entendido, que la finalidad de las fuerzas armadas, (ejército, armada, fuerza aérea y policía nacional) tienen, entre otros propósitos, defender el orden constitucional. Dentro de este orden se encuentra el artículo 19, el cual ordena garantizar la libertad de cultos, su difusión y su igualdad ante la ley.

Elaborando una lectura a este hecho, acaecido en el batallón, nos enfrentarnos a una paradoja; donde se ordena que se ejecute lo que el señor oficial (mayor) impone, acción, es contraria a los designios constitucionales, norma de normas (art 19).

Lo anterior se sustenta en que un soldado es sometido a adelantar otras actividades (no se especifica con que intensidad, frecuencia y metas), mientras los compañeros asisten a misa. Se argumenta y con razón, que el ejército nacional y su contexto debe ser una garantía, de expresión de las otras formas de creencia religiosa y la de los que dudan de ella o no la tienen (agnósticos, ateos).

El interrogante, grande y que tiene que ver con la simetría, igualdad de trato, no discriminación, derecho a la igualdad, es… ¿por qué estos tiempos de fe, designados para unos no le son otorgados a los demás creyentes, de otras religiones o no creyentes, para realizar sus propias prácticas, típicas de sus doctrinas, o sus propias motivaciones?

Todo esto trajo a mi memoria, cuando fui oficial de la Policía Nacional, en el Departamento de Cundinamarca, que un señor coronel de apellido Arango, me obligó a ingresar a escuchar misa.

Por no pelear, temor a ser trasladado, evitar una sanción, sin justa causa; decidí ser un perro dócil o como se decía popularmente, no patear la lonchera. Entonces, ingresé a la capilla y solamente escuché, sin ejecutar todos esos tipos de rituales que vienen a representar o reflejar el sacramento de la eucaristía, que no es otra cosa que la réplica de la última cena.

Yo fui bautizado, ni me di cuenta y no me dejaron tomar mi propia decisión. Esto lo digo porque Jesucristo fue bautizado por Juan el Bautista, quien supuestamente bautizaba a los que se arrepentían de sus pecados; lo que implícitamente señala, que esas personas, deberían tener ya uso de la razón.

Jesucristo le pidió a Juan el Bautista, en el Jordán, que lo bautizara y Juan pensó que Jesús no tenía que ser bautizado, por cuanto él siempre obedeció los mandamientos de Dios. Fue bautizado a los 30 años de edad, e inició su vida pública.

También hice la primera comunión, sin saber para qué, o cuál era su fin. Lo que me gustó, de ello, era la compra de un vestido nuevo (única forma de estrenar, éramos muy pobres), recibir regalos, ser parte de las fotos y estar presente para recibir felicitaciones de los invitados a la pequeña fiesta. Lo que más risa da, es que las prendas nuevas eran para ser usadas los sábados, domingos o reuniones sociales o como se decía popularmente “para ir al pueblo”.

Lo que más tristeza da, es que el vestido estrenado en la primera comunión se usó únicamente en esa actividad, porque en la noche, se entraron los ladrones a nuestro cuarto de habitación familiar, vivíamos en inquilinato, y se lo robaron.

Fui acolito (acompañante) en la iglesia del pueblo de Saboyá (Boyacá), actividad que realicé en mis vacaciones de final de año (noviembre, diciembre, enero) y el servicio fue voluntario, es decir sin remuneración. Siempre me ha gustado el servicio social. Fui también socorrista y radioaficionado.

Una de las actividades allí, fue la de enseñar la religión. Para ello utilicé el catecismo de la doctrina cristiana, que era de Gaspar Astete, conocido popularmente como el catecismo del padre Astete (versión más antigua es del año 1599).

El objetivo era introducir en la mente de las personas, de manera mecánica, lo que deberían saber y cumplir, con el fin de salvar su alma y poder llegar al paraíso. La estructura de esta cartilla era de preguntas, escritas en color rojo, si no estoy mal, y las respuestas en color azul.

Esta cartilla, más las habilidades de la persona o personas encargadas de su adoctrinamiento (predicador), direcciona sus habilidades o destrezas comunicativas, para persuadir a los feligreses, coaccionarlos, o sugestionarlos. En síntesis, la meta es modificar los contenidos o representaciones mentales, que tienen en el momento o fortalecer las ya existentes.

Se busca que la persona, que recibe este nuevo conocimiento, imponga su voluntad, toma de decisiones, frente a diferentes opciones o formas posibles de resolver la problemática (espiritual), por encima del pensamiento negativo, derrotista, de desesperanza, catastrófico, o negativo en general, que debe ser cambiado por otros. No se puede permitir que estos pensamientos triunfen. El pecado es la fuente principal.

Con el contenido, se buscaba, que las personas lo memorizaran. Se les hacia la pregunta e inmediatamente debían dar la respuesta. Por equis (x) cantidad de respuestas acertadas se les daba, una boleta, que acumuladas, a diciembre frente a la iglesia se colocaban los regalos navideños, que, según sus costos, se les asociaba una cantidad de boletas; con las cuales podía, intercambiar por el regalo.

Esa forma de fidelización religiosa, condicionamiento operante, fue luego conocida como pirámide DMG y hoy como acumulación de puntos.

Estuve en otras religiones, como la hebrea, donde el tetragrámaton (amuleto), por su simbología me atrajo mucho. Fui gnóstico, movimiento fundado por Víctor Manuel Gómez Rodríguez, conocido como Samael Aun Weor. Leí apartes, no todo, de la vida de San Francisco de Asís y de las formas de pensar de Martin Lutero, Juan Calvino y algunos libros de la Biblia.

Todas esas lecturas y otras, como la del “manual de ateología”, y mis vivencias sociales, por cierto, muy tristes, amargas, sin o con poca esperanza, me llevaron a tomar la decisión de ser ateo.

Mis amigos y conocidos, me dicen que soy ateo, gracias a Dios. Y es verdad, si no fuera por esa representación religiosa, ese dogma, no podría afirmar, que soy ateo.

Sumado a los hechos presentados en el ejército, les quiero recomendar el artículo titulado “Dios y patria: ¿por qué el lema de la Policía hay que cambiarlo? Publicado en las2orillas.

Para dar cierre a este escrito, quiero afirmar que para que cualquier ser humano, pueda negar algo de la vida, debe entender la dialéctica; que no es simplemente decir o expresar un “no”, declarar que una cosa no existe o simplemente destruirla sin sustentación (Engels). Esta negación se debe documentar, a partir de entender aquello que se va a negar. Por ello soy un lector de la biblia. Me sorprende que, cuando hablo con los creyentes, ni siquiera sepan, cuántos libros componen el antiguo testamento.

Quiero dejar en claro y con lo que viene sucediendo de obligar a las prácticas religiosas, sin respetar las propias posturas, conocimientos; que la religión como el sexo, deben ser actividades, privadas.

Para mí son dos (2) actividades que se deben, respetar, practicar de manera correcta, recurriendo a los principios como a su cumplimiento: el dialogo transparente, la empatía, amor, humildad, perdón, responsabilidad, respeto y todo acto social con significación de cohesión, cooperación, y altruismo.

Estas acciones se realizan entre dos (2) seres. En lo espiritual, con un Dios o Deidad; en lo sexual, entre un hombre y una mujer. En consecuencia, sus contextos deben ser de orden privado.

Para lo espiritual, recurro al Salmo 115, que da a entender cómo es la estructura de una iglesia y lo expresa así (art. 4 – 8): 4. Los ídolos de ellos son plata y oro, obra de manos de hombres. 5. Tienen boca, mas no hablan; tienen ojos, mas no ven; 6. oídos tienen, mas no oyen; tienen narices, mas no huelen; 7. manos tienen, mas no palpan; tienen pies, mas no andan, ni hablan con su garganta. 8. Los que los hacen llegan a ser como ellos, y cualquiera en ellos confía.

Este Salmo 115, se integra mucho con el rompimiento de las tablas del testimonio (10 mandamientos escritos en hebreo), dadas a Moisés por Dios en el monte Sinaí. Esta reacción de Moisés, fue generada porque los Israelitas estaban adorando un becerro de oro (perdida de la fe).

Es decir, y con respeto, estos santuarios, no son los espacios perfectos para entablar una relación con su dios o dioses. Ahora bien, si Dios es omnipresente, facultad que solamente puede tener él, de estar en todos los lados y contar con un poder ilimitado (omnipotente), y se le suma que lo sabe todo (omnisciente), en cada hogar, las personas pueden y deberían construir su propio altar (diferente a templo). Esta relación es mucho más directa y sin intermediarios.

En cuanto a las relaciones sexuales las debemos calificar como una serie o conjunto de comportamientos de comunicación, donde todos los sentidos, permiten generar un entendimiento sexual (placer y satisfacción), por parte de la pareja y que se materializa en espacios privados y en un altar, analógicamente, la cama.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Camino a la COP16: ¿Quiénes son, dónde está y que hace el movimiento socioambiental colombiano?

Camino a la COP16: ¿Quiénes son, dónde está y que hace el movimiento socioambiental colombiano?

Nota Ciudadana
Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Rosario Tijeras, 25 años: la 'femme fatal' de nuestra literatura y cine nacional

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--