Recordando a Juan Esteban Cantor, el joven talentoso que murió en el edificio Space

En este perfil uno de sus más cercanos compañeros cuenta el paso de Juan Esteban dentro de la Universidad EAFIT, donde se había convertido en uno de sus mejores alumnos.

Por:
octubre 16, 2013
Recordando a Juan Esteban Cantor, el joven talentoso que murió en el edificio Space

El 30 de noviembre Juan cumpliría 23 años, no 22, ni 24, ni muchos menos 25 como lo han dicho algunos medios. Tampoco era periodista de la Universidad EAFIT, ni estaba realizando un cubrimiento en el edificio Space, como ha informado erróneamente un noticiero nacional. Él fue nuestro amigo y compañero desde el primer semestre del 2010, cuando se cambió para Comunicación Social en EAFIT porque el pensum de la misma carrera en UPB ya no representaba su proyecto de vida. Y ahí empezó todo en la universidad para el menor de una familia de tres hijos. La ñaña de doña Gloria, su mamá.

Todos, desde que lo vimos y a medida que fue pasando el tiempo, con el estrés de los finales, parciales, talleres, lecturas, Foucault, Castro Caycedo, entregas en video, noticiero; Photoshop, Audacity, Final Cut, Wix, Premier, Illustrator, After Effects (sobre todo After Effects) llegamos a la misma conclusión: Juan siempre mantenía ese carisma y sobre todo su sonrisa por más ojeras y estrés que tuviera. Y lo anterior más su talento como estudiante fue premiado al ganar el casting por este semestre para ser el presentador junto a Verónica Suárez de Bitácora Noticias, un noticiero que se realiza en una materia que en realidad es un laboratorio para perder el miedo a hablarle a una persona y pararse frente a una cámara, dejar de gaguear y, así sea por la fuerza, aprender a editar un video.

Verónica cuenta que en la clase que programaron el casting para elegir a los presentadores del noticiero los dos estaban nerviosos, pero querían hacerlo. “Entonces, Juan me dijo: ‘hermosura, vamos a practicar al baño que lo mejor es mirarse al espejo’. Yo me reí, pero, finalmente, nos fuimos juntos a practicar. Me consta que siempre quiso hacer las cosas bien y se esforzó constantemente por superarse a sí mismo, apoyando simultáneamente a quienes tuvimos la fortuna de estar a su lado”, cuenta su compañera de presentación.

La imagen del pregrado estaba presente en ellos por este semestre y con los nervios que apareja un “en vivo”, Juan Esteban Cantor Molina siempre le sonrió a la cámara, así la embarrara diciendo “expresidente Juan Manuel Santos” en plena emisión. Esa es una de las “metida de pata” que hoy por hoy más recuerdan sus compañeros de set.

Pero ser la imagen durante este semestre del noticiero y por ende del pregrado no fue difícil para él, pues siempre estaba bien vestido. Todo un galán. De jean, camiseta o una Polo y a veces con una chaqueta de cuero negra. Su preferida. Si algo le sacaba la piedra era desordenar su rutina de gimnasio en Bodytech. ¡Ah! Y alegaba cuando su masa muscular aumentaba un centímetro más porque, según decía constantemente, estaba como tenía que estar. Y ¡ay de que se le anchara más el pecho!

En EAFIT, fue estudiante, cliente de El Rancherito de la universidad, en el que compraba un desayuno paisa bien cargado con arepa, huevo y el chocolate que no le podía faltar luego de las clases de 6 de la mañana, a las que llegaba puntual, y lo que muchos no saben también portó carné de empleado de la institución. Un año y medio después de haber ingresado al pregrado le propusieron participar durante un semestre en un proyecto de investigación que, según dijo reiteradas veces, conoció lo que en realidad es tener una responsabilidad, un jefe. Esa experiencia lo preparó para realizar su práctica profesional en Canal U que terminó el semestre pasado. En junio del 2014 recibiría a sus 23 años el título de Comunicador Social con énfasis en Periodismo Digital.

Desde el sábado cuando se derrumbó la torre 6 del edificio Space hasta el lunes a las 10 de la noche, siempre creímos y le hicimos fuerza en Twitter al hashtag #AguanteCantor. Nos imaginábamos rumbear con él, al son de unos buenos aguardientes, porque también le gustaba el guaro, poco pero le gustaba, reírnos de esta situación simulando esas preguntas salidas de contexto que no faltan, indagándolo con sátira de cuándo iba a publicar el libro que relataría su supervivencia o a quién de nosotros nos iba a dar la chiva de la entrevista, pero Dios no lo quiso así.

Sin embargo, Juan Esteban nos dejó un regalo que quedó presente no solo en sus amigos, sino en el pregrado de Comunicación Social de la Universidad EAFIT. Es un mensaje de hermandad, de un pregrado unido al que a cada uno le importa lo de todos como si fuéramos hermanos. Uno de los momentos más gratificantes fue  ver, leer y escuchar los mensajes de nuestros profesores acompañando en esta situación a la familia Cantor Molina y a nosotros como sus alumnos; ver al jefe del pregrado que nos acompañe, nos llame, nos dé esa voz de aliento; ver lleno de estudiantes de todos los semestres de la carrera (y de otras carreras) acompañando con sus mensajes o su silencio y condolencias un rato de oración en memoria de Juan; ver un altar dedicado a él a la entrada principal del bloque de Humanidades, donde vemos normalmente las clases los de Comunicación Social. Ese es el regalo y precedente que nos dejó Juan Esteban.

Él fue un señor en todo el sentido de la palabra, así fue que se ganó el respeto de todos nosotros y por eso lo despedimos de esta manera. En nombre de mis amigos, profesores y compañeros de Cantor hago extenso el mensaje de agradecimiento a quienes, inclusive sin conocerlo, apoyaron a la familia de Juan y a nosotros con sus mensajes de aliento y esperanza. Así mismo, reiteramos nuestros más sinceros deseos para que esta pesadilla termine para esas familias que aún no saben nada de sus seres queridos.

La alegría y sonrisa que caracterizó a Juan siempre las recordaremos. Nos queda también la felicidad de él mientras cantaba Halo de Beyonce, la que era su canción preferida hasta este momento. Y como Juan nos decía a veces a cada uno cuando se despedía a la carrera: "Nos vemos, parcerito". Descansa en paz.

“I found a way to let you in But

I never really had a doubt

Standing in the light of your halo

I got my angel now”. Halo- Beyonce

Así es como los amigos y profesores recordamos a Juan:

Carolina González Delgado: “Mi Leo, un hombre capaz de ponerle color hasta el más oscuro de los momentos. Un amigo de esos que sí son para toda la vida e incluso después”.

Sara Mena Arriaga: “Teban para mí era y será un gran amigo: leal, inigualable, sonriente e incondicional. Solo me reflejaba su felicidad y siempre me la sabía contagiar. Su nobleza y sencillez es lo que me aseguro adorarlo cada día más”.

Danilo Mesa: “Aunque uno tienda a enaltecer mucho a las personas en estas circunstancias, con Cantor nada es exagerado. En realidad encontraba en él una muy buena persona, alguien con quien me agradaba estar... y hasta hoy me doy cuenta”.

Perla Toro Castaño, docente de pregrado de Comunicación Social: “De Juan siempre admiraré su interés por buscar temas periodísticos donde pudiera ayudar al otro. Además de su sinceridad, la cual cerraba siempre con una sonrisa. Fue poco tiempo el que pude compartir por él, pero en mi mente se quedó grabada su sonrisa... una sonrisa como pocas”.

Verónica Suárez Restrepo: “Juan pocas veces me llamaba por mi nombre: hermosura, corazón. Eso me parece lindo porque creo que desde ahí se reflejaba algo que pocos tienen y es ver en cada persona su lado más bello”.

Sara Gallardo: “Juanes era un ser de luz que vino a iluminarnos un ratico de nuestra vida a todos”.

Adriana Vélez: “Juan era un luchador, aun en los momentos difíciles llevaba la voluntad y la convicción por la vida, siempre dispuesto a ayudar con una sonrisa, es el reflejo del amor y la dedicación”.

María Adelaida Montoya: “Mi bizcocho como nos decíamos es un amigo lleno de amor, sencillez y vida que me alegraba cada mañana con su enorme sonrisa”.

Álvaro Ossa: “Esteban Cantor era "La Voz" del pregrado de Comunicación Social en EAFIT. Una voz que siempre estará en cada uno de nosotros”.

Luisa Fernanda Soto: “Juan siempre queda en mi memoria tu hermosa sonrisa, esa que irradiaba alegría en cada momento y que me hacía sentir tranquilidad en medio de cualquier situación”.

Elisa Ángel: “Juan, en tus ojos conocimos la pureza de tu alma y tu sonrisa siempre nos contagió de buenas energías; esas que hoy se transforman para quedarse intactas dentro de nosotros”.

Daniela Campuzano: “Juan una persona que dejó una huella en mi corazón con las mejores enseñanzas del mundo y demostrando que siempre una sonrisa es la cara del alma. Siempre te recordaré”.

Manuela Uribe Mejía: “Juan, tu mayor legado: la unión y la hermandad. Tu sonrisa, la luz intacta que dejas en nosotros”.

Andrés Felipe García Álvarez: “De Juan será inolvidable la sonrisa y la energía con la que día a día disfrutaba su vida”.

Mariana Álvarez: “Extrañaré esa sonrisa tan hermosa y la fortaleza que me regaló cuando más lo necesité. Gracias, Baby, por aparecer en mi vida en el momento justo”.

Jenny Giraldo García: “Como su profesora de radio lo recordaré como un joven lleno de inquietudes, energía y una alegría contagiosa y con una voz espectacular que hacía vibrar los micrófonos de la emisora Acústica”.

Melissa Henao Castillo: “De Juan conservaré las ganas de ser la mejor periodista, de continuar luchando, sin importar el dolor, con una sonrisa en el rostro”.

Natalia Montoya Ocampo: “La sonrisa con la que me recibía siempre, un "¡Qué bueno verte, baby!", el respeto que siempre tenía hacia nosotros, el silencio y la prudencia que nunca le faltaban y su caballerosidad son algo que siempre voy a tener en mi mente. Me quedo con esos bonitos recuerdos”.

Felipe Barrada Campos: “Una sonrisa eterna, una amabilidad constante y un compañerismo sincero”.

Lina Colorado, docente del pregrado de Comunicación Social: “Aunque sabía que su fuerte era el periodismo, las continuas ganas de aprender de Juan Esteban siempre me sorprendieron, pues la curiosidad, la entrega y sobretodo la seriedad para afrontar los diferentes temas siempre me hizo pensar que sería un periodista integral con gran vocación social, algo que en esta nueva sociedad es fundamental para tener personas integrales”.

Natalia Jaramillo: “Una persona a la que era imposible no querer, en el poco tiempo que pude compartir con él le cogí demasiado cariño. Es impresionante la energía tan linda que trasmitía tanto con su sonrisa como con su forma de ser tan única. Siempre en mi corazón”.

Juan David Mesa: “Juan, que Dios te guarde en su gloria. Ruega por nosotros”.

Diana Villa: “El poeta Charles Baudelaire decía que una gran sonrisa es un bello rostro de gigante y así era Juan Esteban, un gran hombre con un corazón de gigante que brindaba siempre una hermosa sonrisa la cual será inolvidable”.

Jhon Fredy Vásquez: “Quiso el destino ponerte en el momento y el lugar de la desgracia, pero tu nombre ha convocado bajo la luz del compromiso, la acción de nuevas voces del periodismo, un periodismo sano, incorruptible, veraz, comprometido. Si hay justicia, brillará desde la eternidad, tu ya memorable sonrisa”.

Diana Maya Cardona: “Gracias por tu sonrisa, gracias por tu mirada, gracias por tu presencia, pero muchas gracias por enseñarnos lo importante que es sonreír”.

Susana Tinoco: “Juan era una mar de sonrisas, una energía impresionante, unos abrazos por doquier. Carisma en todo su esplendor. Un ser difícilmente de olvidar”.

David Cossio Arango: “Un hombre lleno de sueños, con unas ganas de vivir indiscutibles, con una energía única, que a pesar de las adversidades siempre tenía un punto positivo de la situación”

Sebastián Gómez: “Juan era una hombre bueno, una persona que emanaba un energía infinita, increíble amigo y un excelente periodista”.

@sebastiandiazlo

-Publicidad-
0
3283
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Oportunidad de oro para emprendedores paisas

Oportunidad de oro para emprendedores paisas

Federico Gutiérrez el nuevo alcalde de Medellín que derrotó al uribismo

Federico Gutiérrez el nuevo alcalde de Medellín que derrotó al uribismo

Nota Ciudadana
El miedo ronda la comuna 13 de Medellín

El miedo ronda la comuna 13 de Medellín

Nota Ciudadana
Festival Internacional de Poesía en Medellín

Festival Internacional de Poesía en Medellín