Recogiendo el hilo de los E14

A propósito de la reciente controversia sobre un presunto fraude electoral

Por: Alfonso Ortega Soto
mayo 31, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Recogiendo el hilo de los E14

Varias anotaciones acerca de los hallazgos de irregularidades en los formularios E14, ya virales en todas las redes:

En su sección “El Pinochómetro” de hoy, la Revista Semana se da a la tarea de desestimar las denuncias ciudadanas acerca de las alteraciones e irregularidades en los formularios E14. Para ello, aparte de un cotejo en que confirman que en efecto los formularios publicados son reales, transcriben apartes de declaraciones del señor Jaime Hernando Suárez, registrador delegado en lo electoral. Las afirmaciones del funcionario son, por decir lo menos, vergonzosas:

1. “Acá todo se volvió fraude, pero un error no necesariamente es un fraude”: verdad absoluta, señor funcionario, pero así como no necesariamente un error constituye un fraude, un error continuado y claramente recurrente en donde se incrementa el número de votos para un solo candidato, sí puede constituir un fraude, y dada la relevancia de los datos en cuestión, nada menos que en la elección popular del cargo más alto de una nación, ese manto de duda amerita cuando menos una revisión de parte de la Registraduría.

2. “Si un jurado se equivoca, como le puede pasar a cualquier persona, simplemente se hace el respectivo reconteo”: vale advertir aquí que en muchos de los formularios con enmendaduras ni siquiera se encuentra marcada la casilla que indica si se solicitó reconteo en la mesa y en muchos casos tampoco está diligenciado el espacio denominado “otras constancias de los jurados de votación”, destinado precisamente para hacer este tipo de aclaraciones derivadas del error humano.

3. Finaliza el funcionario diciendo que esta situación no es anormal y que está prevista en el Código Electoral, ante lo cual se ordena el reconteo de la mesa durante los escrutinios. Mencioné ya que en muchos casos no hay constancia de reconteo en los formularios. Y remata diciendo que estas situaciones se dan en un número tan escaso de casos que no afectan el resultado final de la elección, para lo cual agrega un ejemplo: “Digamos que se da en 300 mesas, que ni siquiera es en tantas en las que ocurre. Frente a 96.724 mesas que hay en el país, eso no es ni el 0,3 por ciento de las mesas”, asegura.

De lo anterior de concluye lo siguiente: el funcionario reconoce, sin quererlo, que sí existe un fraude —aunque a su manera de ver es leve—, ello sustentado cuando afirma que como “no se presenta en un número significativo de casos, no afecta el resultado final de la elección”, lo cual también es mentira. En un examen cuidadoso que realicé en la noche de ayer, revisé el formulario de 423 mesas de votación, puesto por puesto, en las primeras 4 zonas de Medellín: el resultado de este examen arroja 43 formularios que a mi juicio deben ser revisados (A quien interese, le puedo dar los datos precisos de zona, puesto y mesa). El porcentaje está por encima del 10% y dista mucho del desvergonzado 0,3% con que el funcionario pretende impartir tranquilidad.

Recogiendo otro hilo en la misma madeja:

El error humano es, en sí mismo, aleatorio. Cuando deja de serlo pierde el carácter de error y se convierte en un acto de la voluntad. Si este acto de la voluntad además se repite consistentemente en diferentes personas, en diversos lugares, pero acerca del mismo hecho, se puede decir entonces que no solo es voluntario, sino que existe detrás de él un acuerdo de voluntades para llevarlo a cabo. Con seguridad un estadístico tendría algo más preciso para decir acerca de la manifestación del error, de su dispersión o la probabilidad de ocurrencia.

Llaman la atención algunos hechos evidentes: los “errores” se reiteran sobre todo para favorecer el total de votos del candidato Duque; o bien que los “errores” se producen sobre todo en la columna de las decenas, muchas veces en la columna de las centenas pero nunca en la columna de las unidades. Cuando se intenta argumentar, como lo hace la Registraduría, que las alteraciones de los formularios E14 se deben a simples errores humanos, se está desconociendo que existe un patrón de ocurrencia en dichas alteraciones, hecho que destruye su aleatoriedad y conduce a un acto voluntario.

Final 1: el argumento esgrimido por la Registraduría y reseñado por la Revista Semana en la misma publicación mencionada más arriba, acerca de que los E14 que se encuentran publicados son uno de los tres formularios E14 que existen, y que los “errores” de escritura no necesariamente pasan de uno al otro, en especial al de los claveros que es el que tiene finalmente incidencia en el escrutinio, me da para pensar entonces que la misma Registraduría induce, esta vez sí, a error en los ciudadanos, toda vez que al disponer los E14 de los jurados para su consulta pública por parte de la ciudadanía abre una enorme brecha de seguridad en unos formularios que, al parecer, son “borradores” de un documento público de enorme importancia. Si solo el cotejo de los tres formularios despejaría tal sombra, a mi juicio todo ellos deberían estar al alcance de la veeduría ciudadana.

Final 2: sería muy interesante que la iniciativa que tuvo la senadora Claudia López, quien al reunirse hoy con el Registrador le solicitó llevar a cabo una muestra estadística aleatoria nacional para la revisión de los E14, llegara a algún lugar. Siento que como ciudadanos este tema debe ser exigible y no debe quedarse en la gaveta.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2029

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
VIDEO: Los paisas le quitaron los ferragamo a Petro

VIDEO: Los paisas le quitaron los ferragamo a Petro

Nota Ciudadana
Cicerón y la peste del insomnio

Cicerón y la peste del insomnio

Nota Ciudadana
“Al pan, pan, y al vino, vino”

“Al pan, pan, y al vino, vino”

“El Polo no puede vacilar. Yo estoy decidido por Petro”: Iván Cepeda

“El Polo no puede vacilar. Yo estoy decidido por Petro”: Iván Cepeda