Quitémosle la corona al coronavirus

"Acerquémonos a los otros, pero inmaterialmente para así ayudar a quienes más lo necesitan; guardemos la calma desde nuestra casa y multipliquémosla a quien le falte"

Por: Sofía Cristina Solano
mayo 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Quitémosle la corona al coronavirus

Es sin lugar a duda, la forma de ser relajada, libre, sencilla y alegre con la que se define a la población costeña; uno de los más importantes atributos con los que en mi sesgada opinión, alguien puede contar. Es esa actitud "bacana" la que precisamente nos ha llevado a alcanzar muchos logros, a ser epicentro de grandes acontecimientos, a que nuestras tierras sean consideradas como muy buen vividero, a auspiciar festividades como en ningún otro lugar, y a vivir la vida felices pese a los retos a los cuales este mundo tan impredecible nos enfrenta. Sin embargo, ante la crisis actual, ante esta muestra de cómo cambia la vida en un instante; esta actitud en lugar de favorecernos y de ayudarnos a hacerle frente a la pandemia de la mejor manera, ha sido utilizada de manera contraria; y de esto seguir así, nos costará mucho.

Como todo en la vida, estos atributos son "un arma de doble filo", que encaminados de una buena manera nos ayudarían a pasar estos momentos difíciles haciéndoles buena cara, que nos brindarían la calma tan anhelada por todos, que causarían la unión del pueblo para sobrellevar los efectos del virus, y que, en lugar de hacer oídos sordos a la realidad, promulgarían la responsabilidad ciudadana de permanecer en casa para cuidarnos entre todos. Pero si en lugar de utilizarlos de esta manera, transformamos la calma sobre las medidas adoptadas en indiferencia ante las políticas del gobierno, si cumplimos con el distanciamiento espiritual hacia el otro en lugar del distanciamiento social obligatorio, y si difundimos información no confiable en lugar de promulgar los informes oficiales, nos arrepentiremos más temprano que tarde.

Si bien, gran parte del cuidado del virus depende de las decisiones de los gobernantes, debido a que ciertos temas concernientes a los factores económicos y la vida productiva requieren dictámenes de fuerza mayor, el aislamiento social (que contribuye mucho a que el virus sea menos lesivo) es algo que recae, como su nombre lo indica, en manos del pueblo.  Es muy fácil para todos, siempre culpar al otro, decir que es culpa del gobierno, apelar a teorías conspirativas que muchas veces no tienen ningún fondo, y por qué no hasta mencionar la corrupción; pero son estos los momentos en los que tenemos que demostrar que no somos lo que tanto repudiamos, y en los que debemos entender que seguir las medidas es algo que nos beneficia como sociedad, no a la clase política, no a quien da la orden.

Por lo anterior, escapa el propósito de este escrito, mencionar si el manejo de los distintos funcionarios ha sido el adecuado; pues este es más bien, un llamado a despertar como región debido a que la realidad nos obliga. Pese al atlántico ser uno de los departamentos más pequeños demográficamente, es el segundo lugar del país con más contagiados (solo superado por Bogotá), y si las medidas son iguales que en otros lugares, donde incluso hay muchas más personas, ¿qué está pasando?, la respuesta es incumplimiento. Solo en Barranquilla, su capital, se han impuesto más de 15,000 sanciones por violación al aislamiento, y en las noticias es raro el día, en el que no se denuncian a las distintas reuniones que se hacen a través de toda la ciudad. Bolívar por otro lado, es también uno de los departamentos con mayor número de contagios, y Cartagena su capital, una de las ciudades con mayor número de fallecimientos. Esto por mencionar los dos departamentos de la región caribe, con más número de casos, y sin mencionar los numerosos incumplimientos también reportados en los demás. Definitivamente, no podemos seguir así.

Es que, no hay razón para no seguir las medidas, pues estas previamente han sido aplicadas rigurosamente en otros lugares que ya se empiezan a acercar un poco a la normalidad, y estas en últimas lo que buscan es que cada uno de salga de esta situación de la manera más ventajosa. Acerquémonos a los otros, pero inmaterialmente para así ayudar a quienes más lo necesitan; guardemos la calma desde nuestra casa y multipliquémosla a quien le falte; no busquemos romper la ley, más bien cumplamos con nuestra parte, no vaya a ser que por querer "hacernos los vivos" la pandemia termine en más ciudadanos muertos; por último, saquemos ese carácter resiliente que nos caracteriza y que tanto se necesita en estos momentos. Solo mediante la unión, es posible quitarle la corona al virus y ponérsela lo más pronto posible, a la vida social que hoy tanto extrañamos.

-.
0
202
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Abrazar para vencer

Abrazar para vencer

Nota Ciudadana
Una reflexión desde el mundial de fútbol de Estados Unidos en 1994

Una reflexión desde el mundial de fútbol de Estados Unidos en 1994

Nota Ciudadana
Cuestión de ego

Cuestión de ego

En redes
80 personas aisladas por sospechas de Coronavirus en Medellín

80 personas aisladas por sospechas de Coronavirus en Medellín