Quíndio llora

La muerte de una de sus hijas, la delincuencia y la corrupción son algunas de las razones

Por: Wilfer Ulises García Pinzón
Julio 17, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Quíndio llora
Foto: Wikicommons

Terminó una semana y con ella las manifestaciones de rechazo, repudio, indignación y pesar tras el asesinato de esta joven quindiana.

La conmovedora tragedia que hoy viven los quindianos, hoy dolidos ante el descabellado asesinato de quien fuera víctima: Laura Julia, una joven de tan solo 21 años de edad, quien fue degollada y cercenada en su humanidad por un indolente criminal, por un desadaptado social, que recorre las calles de esta ciudad sin que se produzca su captura por parte de las autoridades.

El hecho se registró el pasado 9 de julio, en pleno centro de la ciudad de Armenia, a plena luz del día, cuando la joven se disponía a iniciar sus labores diarias en una tienda de ropa.

Las indignación entre los quindianos es generalizada y pasará mucho tiempo para que se repongan de este amargo dolor, que hoy siente cada uno de los pobladores de esta región.

El suceso generó un dolor insuperable, que arruga los corazones de sus gentes, quienes hasta la fecha no se han repuesto o superado del terremoto sucedido en el año 1999, el cual dejó más de mil muertes y seguido de estas, se implantó en esta región la “cultura de la ilegalidad”, en las administraciones públicas que han llegado al poder en el departamento del Quindío.

Mientras tanto, las autoridades administrativas, de policía, de inteligencia y todos los organismos del Estado se mantienen inermes, cumpliendo reuniones o consejos de seguridad, que a la larga resultan ser literalmente contubernios o saludos a la bandera que se realizan solo para apagar incendios, como bien lo saben hacer, cuando se trata de afrontar una crisis, la cual requiere de sus consabidos protocolos y disciplinas.

Pero con gran rareza, esta crisis en Armenia no es de momento, no es un “caso aislado”, como así suelen decir las autoridades administrativas, todo con el fin de bajarle perfil, minimizar el gran problema que se afronta en el momento, hacer que esta crisis no haga eco en el Ejecutivo o en los mismos organismos de control allá en Bogotá D.C.

Allí viene la tarea de los medios de comunicación, de los veedores de lo público: decir y afirmar que la real situación que vienen afrontando los quindianos viene desde mucho tiempo pasado, desde que los caciques, los patriarcas o terratenientes se apoderaron de esta región para llenar sus arcas. Mientras tanto, “Juan Pueblo” se mantiene en la desesperanza, en la inseguridad jurídica y social, mejor dicho, en la “inmunda”. Parecemos destinados a ver cómo el monstruo de la corrupción corroe esta región, al mando de unas autoridades de una clase dirigente inepta.

Esta clase dirigente, que tiene tres de sus alcaldes (David Barros Vélez, Luz Piedad Valencia y Carlos Mario) tras las rejas, se ha apropiado de los erarios públicos asignados a la región quindiana, según pruebas que reposan en la Fiscalía General de la Nación. Al mejor estilo de los patriarcas o caciques muchos se han dedicado, como es visible, a inundar las calles de Armenia, los principales centros comerciales y todo el comercio en general de casinos, o como es conocido “bazuco electrónico”. Inexplicablemente, para estos asuntos de los juegos de azar, los planes de ordenamiento territorial (POT) sí están a la orden del día, con una respuesta inmediata. Todo porque se mantiene en el Quindío en el poder un “componente mafioso”.

Esta crisis ya tiene al borde del desespero y en quiebra económica a los armenios y en general a todos los quindianos, quienes no ven la luz al final del túnel y están a la espera de que se produzcan resultados para sacar a la ciudad Milagro de la corrupción, del abandono, de la indigencia callejera, de la inseguridad, de ser considerada refugio de narcotraficantes. Hay que salvar la ciudad de esa “cultura mafiosa” y del deterioro total en el que ha entrado, donde es común escuchar ” En Armenia se vive bueno, pero con plata”; típico discurso de una cultura donde el dinero lo quieren fácil, sin el más mínimo esfuerzo.

Ahora bien, Armenia y todo el Quindío ha estado en las últimas décadas en manos de los corruptos, de la cultura de la ilegalidad en que se han mantenido las administraciones que poco o nada se han especializado en temas tan importantes como la administración pública, para hacer del Quindío siempre un fortín político que ha llevado a esta tierra a figurar en el ránking de la ciudades en primer y segundo lugar en materia de desempleo con las cifras más elevadas en todo el país.

Hemos tenido administraciones que en nada se han preocupado por allegar a la región oportunidades de empleo, inversión extranjera e inversión social, planes de recuperación social, que finalmente vinculen a todos los sectores, a toda una sociedad, sin distingo de clases sociales. Sin embargo, sí reinan en esta región las cuotas politiqueras, los contratos amarrados, la palanca politiquera y en el peor de la realidad, se visualiza y se escucha la mordaza en que han caído presionados algunos medios de comunicación, donde la pauta y el contrato con la gobernación y la alcaldía es una especie de acuerdo entre algunos periodistas y directores de los mass media.

Pus bien, el resultado final es una ciudad y un departamento desencuadernado, con una capital permeada de delincuencia común y organizada rampante, un microtráfico proliferado y contaminado de todas aquellas expresiones en que se transforma el delito, acompañado de una prostitución o cultura del libertinaje que llama la atención negativa de los turistas y propios de la región.

Mientras todo esto sucede en la comarca quindiana, el nivel central en materia de seguridad, para este caso puntual, la administración del general Jorge Hernando Nieto Rojas, director de la Policía Nacional, se mantiene simplemente estructural, en un juego continuo de cambio de comandantes del Departamento de Policía, sin que se apropie de sus funciones como servidores públicos. Recordemos que en meses pasados el saliente coronel Ricardo Suárez Laguna debió ser trasladado de inmediato y relevado de su cargo como comandante y posteriormente retirado de la institución policial, por resultar, al parecer, comprometido en temas de acoso sexual.

Hoy Armenia llora a la joven Laura Juliana Jojoa Murillo (q.e.p.d), mientras tanto los armenios se mantienen expectantes en conocer quién será el nuevo alcalde de la ciudad. Recordemos que el señor Carlos Mario Álvarez, saliente burgomaestre, hoy se encuentra tras las rejas, vinculado en los hechos de corrupción, con hallazgos por la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación; institucionalidad que tiene igualmente en prisión a la señora Luz Piedad Valencia, dueña de la mayor casa chancera de esta antigua comarca quindiana.

Ante estos hechos en los que se encuentra sumida la región quindiana, en especial, su capital, los armenios ven cómo su gobernador, Carlos Eduardo Osorio Buritica, se mantiene permisivo y dependiente de recibir una terna política de candidatos direccionados a tomar el poder. Hasta hoy no se sabe cuál será el nuevo alcalde de Armenia, pero seguramente habrá una terna en la que primará el continuismo.

Dios, “salve usted esta tierra de pioneros y de casta de los abuelos”.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
11011

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En cuatro años nos van a volver a tramar…

En cuatro años nos van a volver a tramar…

Nota Ciudadana
Legislatura 2018, más penas que glorias

Legislatura 2018, más penas que glorias

Nota Ciudadana
Siete tips para organizarte esta Navidad

Siete tips para organizarte esta Navidad

Nota Ciudadana
Habitantes del Puente Madre Laura en Medellín dicen haber sido timados

Habitantes del Puente Madre Laura en Medellín dicen haber sido timados