Sobre el quehacer del educador

A propósito de la coyuntura colombiana y el sistema educativo estatal

Por: Juan S. Pineda R.
junio 13, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Sobre el quehacer del educador
Foto: El Sol De Honduras

No es algo desconocido que 87 de los "peores" colegios de Colombia en el año 2016 (según la revista Dinero) hayan sido estatales. Esto, ¿a qué se debe? Diversos factores. El tema de la financiación, la distribución de los recursos siguiendo la dinámica centro-periferia, la formación de los docentes, el nivel de cultura de la educación de los familiares de los estudiantes, el ambiente en el que coexisten, etc. Sin embargo, donde quiero parar es, la labor del educador: ¿para qué esta educando?, ¿con qué propósito?

Se habla de la responsabilidad del Gobierno Nacional en tanto su deber de financiar y subvenir una educación que todo individuo de esta sociedad se merece por el hecho de ser colombiano, sin restricciones y de calidad. La responsabilidad de remunerar a los educadores por el servicio que realizan... un buen salario, implica la impartición de una excelente educación...esa es la lógica de los representantes e los profesores, ellos mismos y quienes les apoyan. Argumento nada descabellado y del cual estoy parcialmente de acuerdo. Sin embargo, ¿dónde queda el educador?, ¿dónde se presenta esa calidad que presta el docente?

El labor de la docencia, desde el punto limitado e ignorante desde el que me posiciono, debe guiarse hacia una formación integral del sujeto para que pueda formar una vida en tanto un cuestionamiento hacia su entorno, no solo el político, social y económico, sino de lo que le llame la atención, de lo que le interese, y pararse desde una posición crítico que busque lo mejor par él. Esta labor, que puede denominarse como una construcción de identidad de los niños, no solo implica a los familiares, ni al entorno en que vive y con quienes convive, sino a los docentes. Ellos son una pieza integral de esta formación.

Entonces, se presenta el problema, ¿con qué fin educa el maestro? Con la intención de formar a unos estudiantes integralmente, o con el efectuar de una tarea que le supondrá la remuneración de un dinero. Obviamente, la respuesta está en las dos. Pero, ¿cuál prepondera más?

No busco hablar en generalizaciones, ni nada por el estilo. Parto desde lo que he visto y vivido. Tuve el privilegio o el infortunio de estudiar en un colegio privado. Sin embargo, algunas de las personas con las que he convivido y que están formándose en un colegio público, presentan serias dificultades en entender la realidad en la que viven, en inferir cual será su devenir y con un bajo interés hacia las cosas que les pueda abrir un "buen" futuro. El interés recae hacia la banalidad, y la idea es que esto no sea así. Entonces, se presenta esto: ¿qué clase de personas están educando a los muchachos? (dejando de lado la RESPONSABILIDAD de los familiares, que es la más importante —pero no quiero caer en estos debates—). Lo educadores deben dejar de lado esa individualidad, ese "hacer del trabajo" y concentrarse en buscar el máximo bienestar de los estudiantes. Desde jardín hasta once, debe existir esa formación integral para su futuro y no esa formación mediocre que no debe ser justificada con los salarios.

"Tus verdaderos educadores y formadores te revelan cuál es el auténtico sentido originario y la materia fundamental de tu ser, algo que en modo alguno puede ser educado ni formado y, en cualquier caso, difícilmente accesible, capturable, paralizable; tus educadores no pueden ser otra cosa que tus liberadores. He aquí el secreto de toda formación: no presta miembros artificiales, narices de cera, ojos de cristal; antes bien, lo que tales dones ofrecen sería el envés de la educación. Mientras que aquélla no es sino liberación, limpieza de la mala hierba, de las inmundicias, de los gusanos que quieren alimentarse de los tiernos brotes de las plantas; es torrente de luz y calor, dulce caída de lluvia nocturna; es imitación y adoración de la Naturaleza allí donde ésta muestra sus intenciones maternas y piadosas, también es su retoque cuando procura evitar sus crueles e implacables envites transformándolos en algo beneficioso al cubrir con un velo las manifestaciones de sus propósitos de madrastra y de su triste locura" (Consideraciones Intempestivas 1873-1876 - Friedrich Nietzsche, p. 100-101)

"El maestro es quien se preocupa por la inquietud que el sujeto tiene con respecto a sí mismo y quien encuentra, en el amor que siente por su discípulo, la posibilidad de preocuparse por la preocupación de éste en relación consigo mismo. Al amar de manera desinteresada el joven, se erige, por lo tanto, en el principio y el modelo de la inquietud que éste debe tener por sí mismo en cuanto sujeto" (Hermenéutica del sujeto - Michael Foucault, p. 73)

"¿Qué más es la educación, sino el arte de la transformación ordenada y progresiva de la personalidad; arte que, después de radicar en potestad ajena, pasa al cuidado propio, y que, plenamente concebido, en esta segunda fase de su desenvolvimiento, se extiende, desde el retoque de una línea: desde la modificación de una idea, un sentimiento o un hábito, hasta las reformas más vastas y profundas: hasta las plenas conversiones, que, a modo de las que obró la gracia de los teólogos, imprimen a la vida entera nuevo sentido, nueva orientación, y como que apagan dentro de nosotros el alma que había y encienden otra alma. Arte soberano, en que se resume toda la superioridad de nuestra naturaleza, toda la dignidad de nuestro destino, todo lo que nos levanta sobre la condición de la cosa y del bruto; arte que nos convierte, no en amos de la Fatalidad, porque esto no es de hombres, ni aun fue de los dioses, pero sí en contenedores y rivales de ella, después de lograr que dejemos de ser sus esclavos" (Motivos de Proteo - José Enrique Rodó, p. 202)

Sé que la intención de FECODE y los maestros es buena, y no solo se posiciona en un interés personal, pero, si tu labor es la educación, que es la más bella, difícil e importante de todas las profesiones para muchos, debes interesarte en lo que tus estudiantes hacen y hacia que camino los guías. Y no escudarte en que el problema solamente recae en la estatalidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
677

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los trabajadores requerimos la paz

Los trabajadores requerimos la paz

Cuando ser maestra era un oficio más que sacrificado

Nota Ciudadana
A todas las que estuvieron conmigo en las marchas del paro de maestros

A todas las que estuvieron conmigo en las marchas del paro de maestros

Nota Ciudadana
El ejercicio docente, en una sociedad con un problema educativo de fondo

El ejercicio docente, en una sociedad con un problema educativo de fondo