"Que Uribe no hable tanto porque tiene rabo de paja"

El senador Uribe insiste en desprestigiar gobiernos pasados como el de Santos, aún cuando a él lo han relacionado con varias inconsistencias

Por: Jamal Said
marzo 12, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Foto: Facebook @AlvaroUribeVel

Poco a poco se viene cayendo la imagen casi sagrada que los colombianos tienen de su eterno presidente Álvaro Uribe Vélez, la representación más fiel del gamonal de antaño que se ha podido apreciar últimamente en esta república bananera. A este político antioqueño se lo está acusando de tener vínculos con estructuras de la mafia, de comprar votos a granel y de cuanta artimaña se le ocurra a un conspirador para salirse con la suya. Sin embargo, nadie le comprueba nada, ni mucho menos se atreve a desafiarlo con firmeza, porque cuenta con un aparato político que desde hace décadas lo viene protegiendo.

Desde su tribuna, la del semidiós del voto popular, se hace el mártir y condena las acusaciones que se le hacen. Sus partidarios hablan de un complot de la izquierda radical para acabarlo y tumbar a quien llevó a la presidencia, aun cuando aparecen pruebas y se cree que desde hace meses las ha tratado de ocultar. Lo paradójico de todo esto, es que él sí puede afirmar que la campaña de Santos fue financiada con las coimas de Odebrecht, hablar con voz en pecho de pulcritud en el quehacer político, siendo realmente su proceder, el del hipócrita que esconde su pecado ante los ojos de los que lo han visto pecar.

Ese es Uribe, el que tira piedra y esconde la mano. Samper no ha contado con la misma suerte suya, por más que hace poco confesó, sin que muchos le crean, que no conocía en su momento la procedencia de los dineros que entraron a su campaña. Su nombre fue pisoteado por Pastrana –muy ofendido por perder la presidencia–, se lo expuso a un proceso llamado ocho mil, y hasta la fecha se considera su mandato el epítome de la corrupción en Colombia. Le fue tan mal porque no contaba con los compinches de Uribe, que lo blindan ante cualquier ataque.

Pase lo que pase con el eterno presidente, ya muchos se atreven a creer que está untado de prácticas antidemocráticas hasta el cuello, así sus amigos hagan hasta lo imposible por limpiarlas. Sería bueno que se retirara ya del ruedo político y que no hablara tanto, porque se dice en esta tierra que el que tiene rabo de paja que no se arrime a la candela.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Dios es Uribe. Es Dios”

“Dios es Uribe. Es Dios”

Nota Ciudadana
El domador de caballos, a indagatoria en la Corte Suprema

El domador de caballos, a indagatoria en la Corte Suprema

Uribe le insiste a Duque: cuarentena total ya

Uribe le insiste a Duque: cuarentena total ya

La patraseada de Uribe con la consulta anticorrupción

La patraseada de Uribe con la consulta anticorrupción