¿El fin de los tiempos?

"Nunca en la historia contemporánea habíamos sentido tanto pánico y miedo a morir a causa de un virus, de los mismos que matan en innumerables películas de Hollywood"

Por: Fernando Botero Valencia
marzo 25, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿El fin de los tiempos?
Foto: Pantallazo YouTube T13

Para empezar, quiero dejar claro que no se trata de un texto de fanatismo religioso, pero sí una reflexión sobre a dónde hemos llegado como especie.

Nuestro planeta, de cuando en cuando, aunque esa linea de tiempo se mida por millones de milenios, ha vivido transformaciones naturales drásticas y definitivas que han cambiado todo el escenario existente en cada momento. Y en esos “cambios”, prácticamente el ser humano nunca ha existido, mejor dicho, nunca existió; los seres vivientes en la Tierra siempre fueron plantas, animales, micro organismos, además del agua y el aire (oxígeno).

De hecho, recordemos la extinción de unos enormes animales, los dinosaurios, hace sesenta millones de años, por causa de un asteroide que cayó justo donde hoy queda la península de Yucatán en México, allí donde queda también Cancún. Pero volviendo al tema; el planeta, que es nuestro único hogar, ha vivido varias glaciaciones (eras de hielo) “de cuando en cuando” también, causadas por erupciones de volcanes, cambios geológicos y rotación de la Tierra entre otros.

La última gran glaciación ocurrió hace dos mil quinientos y tantos millones de años, igualmente, los seres humanos no existieron para esas épocas.

Una vez todo volvía a la “normalidad” después de estas hecatombes naturales, la vida terrestre condensada en la flora, la fauna y micro organismos, retomaban sus procesos y proseguían sus ciclos evolutivos. Pero hoy y ya es diferente. Los seres humanos estamos aquí y ahora, y esto cambia dramáticamente las perspectivas y expectativas.

A nuestro planeta, la civilización humana lo viene maltratando desde hace aproximadamente cien años con el inició de la industria en todos los ámbitos y el desarrollo en todas sus dimensiones, nunca antes la sevicia de los hombres había azotado de tan vil manera su hogar.

Un avance industrial y ahora tecnológico que se ha ido contra toda racionalidad y consideraciones de preservación, conservación y protección de los recursos del planeta; al punto de haber provocado por su propia mano un calentamiento global que está entre nosotros provocado por la mega contaminación que producimos, y con el agravante que los países más desarrollados se resisten a detenerla. Nuestro planeta nos está hablando desde hace muchos años pero no lo hemos querido escuchar. Los recursos se agotan, la población aumenta de forma irracional sin control y planificación de los gobiernos.

Los negocios multimillonarios prevalecen por encima de los ecosistemas arrasando, desapareciendo y envenenando ríos para la minería legal e ilegal, talando bosques y selvas tropicales, estos y los mares, únicos escudos contra el monóxido de carbono, las altas temperaturas y las pestes; la caza de fauna por deporte y placer provocando extinciones, al punto que en cien años se han extinguido mil especies de animales; la contaminación y explotación descontrolada de los mares provocando la muerte del 25% de la vida marina y el 50% para el año 2050.

A pesar de la modernidad, los asombrosos avances tecnológicos y descubrimientos médicos actuales, el ser humano se ha convertido en su principal verdugo, y quien a la postre cavará su propia tumba. No de otra manera podemos entender por qué su inteligencia lo ha convertido en el más torpe del universo. Cuando tenemos un hogar que solo nos ha dado vida en abundancia, ahora se gasta miles de millones de dólares para colonizar otros planetas, en lugar de gastar esas fortunas en optimizar la vida en el nuestro.

Y llegamos al día de hoy, ahora.

Nunca en la historia de la humanidad que se tenga razón, habíamos sentido tanto pánico y miedo a morir a causa de un virus, sí, de esos que matan en las innumerables películas de Hollywood.

Nunca antes un virus se había salido de las pantallas de un cine o un televisor para tocar a nuestras mismísimas puertas. Nunca antes, que se sepa, los habitantes de la Tierra, poderosos y simples ciudadanos, se habían sentido tan pequeños y frágiles. Con esta pandemia que acorrala nuestro mundo conocido, nuestro hogar, nuestro planeta, los seres humanos estamos empezando a entender y esa es mi esperanza; que en un solo parpadeo todo se nos puede acabar, incluyendo nuestra propia vida.

Los días apocalípticos que vivimos, sí, de eso también hay innumerables películas de Hollywood, están corriendo demasiado rápido sin querer al parecer, darnos más tiempo de corregir. Porque son tantos los errores que como especie estamos cometiendo, que lo más seguro es que hoy y ahora, estamos viviendo el peor de los mundos.

Y justo por estos días afloran todo tipo de profecías, y sea que seas creyente o no, los seres humanos estamos viviendo una prueba de fuego que nos tendrá que replantear como civilización hasta dónde queremos llegar. Y si como especie no vamos por fin a entender que nuestro planeta no aguanta más nuestros desmanes y torpeza, definitivamente llegaremos al fin de nuestro tiempo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1500

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
“Ser mujer trans, pobre, y activista: tres razones pa’ que te pelen a machete en el Caquetá”: VIDEO

“Ser mujer trans, pobre, y activista: tres razones pa’ que te pelen a machete en el Caquetá”: VIDEO

Nota Ciudadana
Apague y vámonos

Apague y vámonos

Nota Ciudadana
Caricatura: Enchicharronado por presidencia comprada

Caricatura: Enchicharronado por presidencia comprada

Nota Ciudadana
Entre flores, chocolates y discriminación

Entre flores, chocolates y discriminación