¡Qué robadera!

Respetar lo ajeno, tarea inaplazable. Con tramposos el país no progresa

Por: Omar Flórez Vélez
Septiembre 25, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Qué robadera!

La corrupción (pública y privada) es señalada en las encuestas de opinión como la principal preocupación de los ciudadanos. Los resultados de la consulta anticorrupción son contundentes y dejan un mensaje claro al gobierno como a la sociedad, la familia e instituciones educativas. La actividad comercial no es ajena a esta situación, es víctima de la indelicadeza de algunos de sus trabajadores.

En el reciente Congreso Nacional de Comerciantes organizado por Fenalco, efectuado en Pereira, se presentó el resultado del XVI Censo Nacional de Mermas ( disminución de inventarios) y Prevención de Pérdidas, realizado por la firma consultora We Team, con el apoyo de Sensormatic, con base en los resultados registrados durante el 2017 por los principales almacenes de cadena. 

Según el informe, el robo ascendió a $ 220.000 mil millones. Una de las cifras más preocupantes y desconcertantes es el robo por parte de los empleados de estos establecimientos, el cual ascendió $ 95.000 millones (43% del total), el restante 57% es externo. Alerta comerciantes: algunos de sus trabajadores se roban $ 260 millones cada día (2 turnos), es decir $ 16 millones cada hora.

Para dimensionar la magnitud de este problema, puede afirmarse que con el valor de estos robos equivaldría a cubrir 183.000 puestos de trabajo (salario mínimo) durante un año con todas las prestaciones sociales de ley o la construcción de 5.000 viviendas de interés social.

El citado informe también señala que el fenómeno del robo tanto interno como externo sigue teniendo un fuerte componente de bandas delictivas organizadas, muchas de ellas dedicadas a la extorsión.

Productos más robados

En el año 2017 los artículos más afectados fueron: atún/enlatados; golosinas en mini góndolas; gaseosas; artículos de aseo personal; productos cárnicos; cuchillas de afeitar, ropa en general, pequeños electrodomésticos y celulares; licores; maquillaje, tintura y cremas.

Por región, el centro del país, seguido de la Costa Atlántica y el Occidente concentran el 85% del fenómeno. 

Frente a este penoso caso, sin duda, se sugieren acciones preventivas y de reacción por parte de las autoridades, los administradores de los supermercados, implementar mecanismos de vigilancia con apoyo de instrumentos tecnológicos, obviamente revisar los procesos de selección de personal y muy importante la tarea educadora desde el seno de la familia hasta las escuelas, colegios y universidades. La sociedad necesita mano de obra calificada tanto en lo técnico como en lo ético. Una empresa con trabajadores ladrones no crece.

Igualmente, la sociedad rechaza actuaciones inescrupulosas de algunos fabricantes y comerciantes que engañan a sus clientes/consumidores con la calidad de sus productos, pesos, medidas y precio. Con tramposos el país no progresa.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
517

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Colombia: no más “me acabo de enterar”

Colombia: no más “me acabo de enterar”

Nota Ciudadana
El costo del terremoto en Ecuador Vs. el costo de la corrupción en Colombia

El costo del terremoto en Ecuador Vs. el costo de la corrupción en Colombia

Nota Ciudadana
El alcalde de Cúcuta andaba en un carro robado

El alcalde de Cúcuta andaba en un carro robado

Nota Ciudadana
Corrupción, paramilitarismo y posconflicto

Corrupción, paramilitarismo y posconflicto